Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 12 de abril de 2021

Cargando...
Cargando...

La verdadera familia felíz

por Antonio Tiscareño 667

Hasta el más despistado de los mexicanos conocemos la costumbre de los gobiernos del viejo sistema corrupto

En el estricto sentido, la revisión de las cuentas públicas por parte del Congreso del Estado debe ser una diligente exigencia de rendición de cuentas a los niveles de administración pública tanto a gobierno del Estado como a los municipios de nuestra entidad. En teoría, en este ejercicio, los Diputados deben de asumir la severa función de fiscales y en representación de la ciudadanía, revisar exaustivamente el manejo que se ha hecho de los recursos que se les han confiado para ser administrados, no solamente para vigilar la verdadera aplicación de los mismos, sino también verificar el destino y los beneficiarios a los que les son asignados.
Y ADEMÁS… Por ser como somos los mexicanos, también hay que vigilarles LA INTENCIÓN con la que se asignan esos recursos, porque no es excepción que se ignore el verdadero y justificable sentido del reparto de beneficios, que debe ser únicamente con el sentido de redistribución de la riqueza que genera en conjunto TODA la sociedad y que en la teoría política que nos sustenta está concebida como una forma de justicia social que solidariza a los más favorecidos con los menos beneficiados del sistema para lograr un equilibrio de clases.

Hasta el más despistado de los mexicanos conocemos la costumbre de los gobiernos del viejo sistema corrupto, costumbre que no por recurrente es menos perniciosa, antes al contrario, el manejo discrecional de esa riqueza - que es de toda la sociedad – pero que los políticos de la vieja escuela utilizan para compra directa o indirecta de votos, vicio que es uno de los grandes males de nuestra sociedad por el paternalismo que engendra, mismo que no sería tan grave si en consecuencia no generara el “hijismo” en el que tienen sumida a la sociedad mexicana, es decir; en esta inconveniente inmadurez con la que nos arrastramos (porque no podemos decir que “avanzamos” o que nos “desarrollamos”) y que nos impide entender que UN GOBIERNO SANO NO ESTÁ PARA DARNOS, SINO PARA PEDIRNOS. Pedirnos si, que contribuyamos responsablemente, cada uno en la medida de sus posibilidades, pero que cada mexicano aporte para el crecimiento de nuestra Patria, que cambiemos nuestra mentalidad lo suficiente como para ser responsables de nuestro propio bienestar y dejemos de ser eternos dependientes de la solidaridad de los esforzados.

A doscientos años de la Independencia y a cien de la Revolución, estas viejas y negativas costumbres no le han pemitido al pueblo de México madurar todavía lo suficiente como para romper este inconveniente esquema de dependencia. Y si diariamente tenemos tantas críticas que lanzarle al sistema que nos impide crecer, deberíamos empezar por preguntarnos: ¿De verdad somos independientes?, ¿O será que solamente cambiamos de tiranos?. Todo indica que en alguna forma hemos sido traicionados, A nuestras generaciones antepasadas se les pidió que dieran todo en la lucha por su libertad y por la nuestra que somos sus descendientes, Pero si en alguna medida dejamos de depender de extranjeros, ahora estamos dependiendo de los que se dicen compatriotas pero se portan como dueños de negocio y con esa misma actitud se niegan a rendir cuentas como si la política fuera solo asunto de familia, olvidando que las administraciones son administraciones de lo que es nuestro o en el menos peor de los casos pretenden engañarnos haciendo una pantomima de revisión de cuenta pública para poder decirnos que todo está bien cuando ante nuestros propios ojos todo se ve tan mal.

¿O qué acaso está muy bien que el presupuesto de la Secretaría de Fomento Social de gobierno del Estado haya sido utilizado descaradamente para promover la imagen política del Lic. Oscar Villalobos Chávez, primo del actual gobernador y hoy aspirante a la gobernatura del estado, digo como para que todo quede en familia. Total si ya el tío Fernando fue gober, si Reyes uno de los sobrinos ahora es gober; ¿Qué más dá que ahora el otro sobrino, Oscarito también quiera ser gober para dar continuidad a los negocios de la familia?.

Y como el presupuesto que les fué autorizado no fue suficiente para repartir a todos los que quisieron impresionar para después pedirles el voto; En un auténtico abuso de autoridad, se auto-concedieron el permiso de incrementar al triple el presupuesto de ese rubro a fin de asegurarse de que no quedara un solo rincón del estado donde no aventaran las migajas del negocio aprovechando así para aparecer como sensibles benefactores de la gente hoy más necesitada que nunca.
Mencionar este asunto quizá sólo nos sirva para ejemplificar lo que venimos diciendo, de como se maneja la política en nuestra patria dondequiera que ellos como partido gobiernan y en nuestro estado, aunque bien debiera servir como para levantar una ola de indignación en la población votante a la que nuevamente se quiere sorprender ocultándole información - que para eso tienen comprados a todos los medios corruptos de comunicación, que siempre están aprovechando situaciones como estas para alegremente esperar un ingreso extra como premio a su compl…aciente silencio -

Ahora que si se hubieran desempeñado a conveniencia de la población, si los resultados de sus gobernaturas hubieran representado un beneficio para la ciudadanía. ¡vaya, pues que le siguieran de frente todas las generaciones de esa bonita familia, incluyendo cuñados, hijos, nietos e hijos de los nietos!, ¡Pero con los resultados que vemos!, digo con los que nuestros ojitos ven, los tangibles, no los que nos platican… ¡Por favor,! ¿de qué presumen?. Vayan a contarles sus cuentos a gente que no viva el cotidiano desorden que padecemos los que vivimos aquí.

Al más puro estilo gandalla, los diputados de la fracción mayoritaria en el congreso (léase PRI), aplican una vez más el grosero, abusivo, burdo, pandillero, mafioso, mara-salvatrucho recurso de la aplanadora legislativa para aplicarnos a los Chihuahuenses - una vez más - un golpe bajo contundente, aprobando sin chistar la cuenta pública del gobierno del estado.

Deveras que lo único que nos falta a los ciudadanos es ir a encerrarnos solitos al hospital neuro-psiquiátrico, cerrar la puerta y tirar la llave, porque en verdad que hemos de estar locos o porque les creamos ; Ya sea porque estemos totalmente desconectados de la realidad y seamos incapaces de ver las maravillas que nos platican que ha realizado el gobierno del estado y valéndoles un soberano cacahuate los efectos especiales de las superproducciones gringas, logran crearnos una vez más la realidad virtual en la que, como el la película del Mago de Oz, todo es un mundo ideal y fantástico, mundo en el que los locos somos nosotros, porque por más que abrimos los ojos, no alcanzamos a ver esas bellezas de las que nos platican. Aquí hasta los más grandes matemáticos se dan de topes desconcertados porque por más que suman y restan no les dan las cuentas, para ello necesitarían ser mayoría Priísta de nuestro Congreso para entender esta paradoja contable. Pero como las mayorías mandan… decretaron que no hay delito que perseguir.

Por todas estas cosas debiera existir una Contraloría Ciudadana que asumiera la revisión de las cuentas independientemente de cualquier mayoría partidista en el Congreso y prohibirle a las administraciones que hicieran por su cuenta la difusión de sus supuestos logros. Que esa misma contraloría fuera la que; después de la aprobación ciudadana de la gestión del gobierno en turno, hiciera pública la lista de los logros y así fuera un auténtico reconocimiento de méritos y no esta impúdica auto-alabanza a la que se dedican actualmente, sin que la ciudadanía tenga elementos para distinguir la realidad de las fantasías que nos venden ¡y tan caras! a la hora de cumplir ese mandato de rendición de cuentas al que han encontrado la forma de pasárselo por el arco del triunfo con todas las simulaciones de legalidad que se han ingeniado.

Para los que encontramos apasionante el devenir de los acontecimientos de nuestra patria, va a resultar muy interesante el resultado que nos den los próximos comicios, ¿será posible que el pueblo chihuahuense sea tan generoso y perdonador que a pesar de todo lo que estamos viviendo se salga con la suya la Familia PRIluche y nos enjareten por seis largos años a otro de sus distinguidos miembros?. ¿O para premiar la esperanza de muchos, el voto chihuauense abra la posibilidad de estropearles el maquiavélico plan dándole la oportunidad a otro partido de enderezar un poco el rumbo de nuestros destinos?.... Será lo que tenga que ser.