Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 7 de diciembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Lesiona turbulencia a pasajeros de avión

296

Lesiona turbulencia a pasajeros de avión

Un avión sufre turbulencia y llegan varios pasajeros lesionados a Juárez desde Tijuana

Momentos de pánico vivieron 32 pasajeros de un vuelo comercial de Tijuana a la ciudad de Chihuahua que sobrevivieron a una fuerte turbulencia una hora después que despegaron y que tras aterrizar en esta frontera, cuatro de ellos fueron trasladados a un hospital.

El avión de la línea aérea Alma de México, proveniente de Tijuana y con destino la ciudad de Chihuahua, aterrizó poco antes de las 4:00 de la tarde en esta ciudad.

Al respecto, personal del aeropuerto ni de la línea aérea accedió a informar sobre lo sucedido.

Al aeropuerto internacional de Ciudad Juárez se trasladaron cuatro ambulancias de Cruz Roja para trasladar a los lesionados, identificados como Amilé Cortez Chagoya, de 24 años; Bertha Tello Luévano, de 43; Guadalupe Quintana Samano, de 56 y Romelia Prado González, de 61.

Adrián Ramírez, capitán de Rescate, informó que los heridos fueron trasladados a la Poliplaza Médica, con golpes en diferentes partes del cuerpo los cuales no ponen en peligro la vida de ninguno de ellos.

Agregó que el llamado a la central de radio de Cruz Roja se registró a las 4:06 de la tarde, con un tiempo de respuesta de 10 minutos.

Carmen Rosa González, hermana de Romelia Prado y una de las pasajeras del avión, explicó que la aeronave salió de la ciudad de Tijuana, Baja California a la 1:30 de la tarde y alrededor de una hora después comenzó a sentirse la turbulencia.

Explicó que primero el avión comenzó a moverse poco a poco, hasta que de repente parecía que el avión se iba a desplomar.

“Empezó como siempre a moverse poquito, pero después fue más fuerte y más fuerte, se iba de lado y luego hacia otro lado, después empezó de abajo hacia arriba a moverse muy fuerte y al rato se controló un poquito y luego empezó otra vez, fue algo muy fuerte”, expresó González.

Agregó que después el capitán del avión les explicó que fue una turbulencia muy fuerte, que había sido un aire limpio que el radar no pudo detectar y por eso no pudieron estar alertas.

González dijo que en ese momento pensó que hasta ahí habían llegado, que ya no volvería a pisar tierra.

“Yo venía en la parte del pasillo y me alcancé a abrazar del asiento de enfrente, pero el cinturón de mi hermana se soltó y por eso ella botó hacia arriba”, expresó.

Agregó que tanto su hermana como un señor que viajaba enfrente hundieron la parte de del aire al golpearse con la cabeza.

“Acababan de servir refresco, todos se fueron al techo y unas señoras quedaron todas mojadas, se abrieron los compartimentos de arriba y todo el equipaje cayó”, explicó.
Dijo que también se desprendió la agarradera de la puerta de emergencia y todo el equipaje les cayó encima.

“Una señora que venía con sus niñas lloraba mucho, sentí algo que no puedo explicar en este momento”, expresó.

Agregó que en un buen tiempo no piensa volver a volar y menos en un avión chico.