Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 18 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

Llama Iglesia a solidarizarse por la paz

88

Llama Iglesia a solidarizarse por la paz

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) convoca a los mexicanos a solidarizarse con la marcha por la paz

México.- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) convoca a los mexicanos a solidarizarse con la marcha por la paz, encabezada por el poeta Javier Sicilia, que llegará a la Ciudad de México el próximo domingo.

La organización católica, en voz de su secretario general, Víctor René Rodríguez Gómez, pidió que ese clamor de paz, no sólo se dirija a los responsables de nuestra protección y seguridad, sino también a nosotros mismos.

«Debemos hacer una seria reflexión de los momentos en que nosotros mismos generamos violencia, cuando somos intolerantes; cuando negamos el perdón, propiciando resentimiento; cuando excluimos por condiciones de raza, lengua o religión; cuando nos mostramos insolidarios e inmisericordes.»

En esta nueva convocatoria, indicó, los mexicanos debemos exclamar con fuerza y determinación un rotundo ¡basta! a la violencia en México; a las muertes sin freno y sin esclarecer, atribuidas al narcotráfico y al crimen organizado.

El mismo rechazo, agregó, debe ser contra la corrupción de los servidores públicos y de las figuras de autoridad y representantes de las leyes en nuestro país; ¡basta! de secuestros, extorsiones, ejecuciones y venganzas. ¡Basta! de lastimar a miles de familias, mujeres, niños, jóvenes, trabajadores. ¡Basta! de sentir miedo, inseguridad, violencia y muerte. ¡Basta de mentir! ¡México aún tiene esperanza!

Expresó su confianza de que las autoridades y de los Poderes de la Unión, que tengan voluntad verdadera para alcanzar la paz, hacer valer el Estado de Derecho y propiciar una justicia expedita y eficaz para todos los mexicanos.

Confió en que las propuestas de la sociedad civil y su participación en esta búsqueda de la paz, darán frutos abundantes. Pidió asumir nuestra responsabilidad porque la paz es tarea de todos, y todos somos responsables de procurarla y testimoniarla.

«Orar a Dios y actuando decididamente por la instauración de una cultura de la no violencia, es la propuesta que se abre para que la paz, tan anhelada en México, se haga realidad; una paz rebosante de justicia, elemento indispensable para la reconciliación progresiva de un pueblo.»

Impulsar el desarrollo humano de las personas, en las familias y en las comunidades, que propicie la reconciliación de la propia afectividad, para que afloren sentimientos de paz que encaucen positivamente el potencial de agresividad que existe en todas las personas.

Por su parte, la Iglesia Católica ha insistido en manifestarse contra la violencia. «No podemos acostumbrarnos a la violencia ni asumirla como estilo de vida. Esta nos debe sorprender y nos tiene que llevar a la indignación que nos mueve a evitarla.»