Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 2 de julio de 2020

Cargando...
Cargando...

Llaman Teto y Leyzaola a agentes dejar corrupción

91

Llaman Teto y Leyzaola a agentes dejar corrupción

Héctor Murguía y Julián Leyzaola Pérez alentaron a los agentes viales y preventivos a conducirse con la verdad

Juárez.- Hasta las instalaciones de Estación Babícora se trasladaron familiares, compañeros y conocidos de los dos agentes de Tránsito Municipal para ofrecerles un sentido homenaje de despedida, ambos asesinados a balazos cuando infraccionaban a un guiador; el alcalde encabezó la ceremonia y reprochó estas acciones.

Héctor Murguía y Julián Leyzaola Pérez, presidente municipal y titular de la Policía y Tránsito Municipal alentaron a los agentes viales y preventivos a conducirse con la verdad y dejar a un lado la corrupción, no por unos cuantos la corporación se va a dañar, indicó el edil.

Ambos funcionarios recriminaron el actuar de los individuos que privaron de la vida a Pablo Ontiveros Rodríguez y Franklin Martínez Uribe, a quienes mataron a balazos en el estacionamiento de centro comercial de la avenida Ejército Nacional cuando infraccionaban un guiador, éste también resultó herido.

En lugar de realizar la ceremonia de despedida en el estacionamiento de Tránsito Municipal, sobre la avenida Teófilo Borunda, como sería lo correcto, esta ocasión por probables cuestiones de seguridad se llevó a cabo en Babícora, a donde acudieron familiares, compañeros y conocidos de los caídos.

Con las características ofrendas a los agentes muertos como son los disparos al aire, la entrega de camisolas a los parientes y la lista de presentes, se llevaron a cabo los honores correspondientes a los elementos viales, al escuchar los nombres de los fallecidos, los familiares rompieron en llanto.

Con sentidas palabras de aliento a los deudos y de reproche a quienes cometieron tan salvaje crimen, catalogando a los sujetos como «cobardes que tratan de demostrar su poderío asesinando a los buenos agentes», Leyzaola Pérez exhortó a los presentes a no darse por vencidos y seguir trabajando en bien de la comunidad.

Dos enormes carpas fueron colocadas al centro del estacionamiento de la dependencia policiaca.

En medio del infernal calor que llegaba al mediodía del lunes hasta los 41 grados o más, la ceremonia se llevó a cabo sin mayores preámbulos, los agentes de Tránsito y Policía mostraron estoicismo y fortaleza soportando tan fuertes temperaturas, parados a mitad de la explanada preparada para tal efecto.

Los agentes fallecidos fueron trasladados a su última morada en el Panteón San Rafael, donde uno a uno, los presentes les ofrecieron como tributo, un puño de tierra y un caudal de lágrimas.