32.46°C

Cielo Claro

Chihuahua, Chihuahua



Miércoles 23 de enero de 2008

Los hechos dicen más

Auguran mejoras y un México de ensueño, contemplemos la realidad


El 2008 ha arrancado y el primer mes está por concluir. Predicciones y pronósticos se han realizado para este año que parece ir aún más rápido que el anterior. Pero la verdad de las cosas es que el desenlace que el futuro nos depare nadie lo conoce con certeza.

El «presidente de la patria» (sic) nos asegura que México va camino a la prosperidad, “un México más seguro, un México próspero, con una economía sólida y en crecimiento, un México con igualdad de oportunidades” (El Ágora 7 de enero del 2008). Nosotros al encender el televisor cada día, leer una nota en el periódico nos preguntamos si es el mismo México el que vemos y el que ven los altos mandos. Y es que cualquiera se percata de la realidad en donde la seguridad es sin duda algo que aún no tenemos y estamos lejos de alcanzar, la fuerza militar y las armas han tomado parte pero una solución efectiva no se ha encontrado en las estrategias gubernamentales.

Dejando de lado la seguridad que evidentemente no la hay teniendo en cuenta que hubo más de 1300 asesinatos para mediados del 2007 la mayor parte de ellos ligados al narcotráfico (perfil.com). Nos hablan también de un México con una economía sólida y en crecimiento con igualdad de oportunidades, el presidente nacional de la IMEF, nos propone un panorama con un PIB per cápita de 20 mil dólares, una clase media amplia, mexicanos cuidando escrupulosamente del medio ambiente y erradicando la pobreza extrema; y afirma que hay posibilidad para que esto suceda en 15 años, (Finanzas enero 2008). Y bueno si parte de esto fuera cierto y no un tanto absurdo, como es que indicadores reales muestran que al menos 8 millones de campesinos han emigrado a E.U. (La Jornada, 11de enero del 2008) en busca de trabajo. Sólo por mencionar un ejemplo de la cruda realidad en donde no todo es color de rosa.

Lo cierto es que la igualdad de oportunidades no existe, podemos advertirlo sin ningún problema, ya que personas sin ninguna preparación se encuentran en puestos del gobierno con excelentes salarios y prestaciones. Lo cierto es que oportunidades faltan, y muchas. El desempleo se encuentra hoy por hoy en el estado más crítico que jamás hayamos tenido. Y si vamos mas allá no es solo el trabajo el que está haciendo falta, también la educación. Esté si que es un grave problema, ya que no es el pueblo quien es indiferente y falto de ganas de superarse, son las herramientas las que faltan. Cientos de egresados de preparatoria se ven en la triste necesidad de dejar la escuela ya que el número de butacas en las Universidades Autónomas es una burla, siendo estos puestos peleados para recibir una clase a un precio accesible.

Siendo el padre de todos los males creo yo una sola razón que nos ha venido acabando con el paso de los años. La corrupción, y es que con este mal se desatan todos los anteriores, resulta ser como un una cadena y comenzando con el más mínimo indicio de corrupción se vienen todas estas consecuencias que hoy parecen no tener una salida, una solución o un fin. Si pudiésemos erradicar la corrupción del país, todo lo demás tomaría su curso y entonces si un panorama próspero sería posible de percibir.