Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 23 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Males crónicos absorben 75% del fondo para la salud: Issste

50

Males crónicos absorben 75% del fondo para la salud: Issste

La presión económica de las pensiones y jubilados, junto a la erogación de vales por desabasto con un valor de 2 mil 900 mdp resultan males menores para el ISSSTE

México.- La presión económica de las pensiones y jubilados, junto a la erogación de vales por desabasto con un valor de 2 mil 900 mdp resultan males menores para el ISSSTE si se comparan con el gasto que representan las enfermedades crónicas y degenerativas como el envejecimiento, algunas adicciones de los burócratas, maestros, policías y servidores públicos, pues éstas absorben 75% de los recursos del Fondo de Salud a nivel nacional, reconoció su director general, Jesús Villalobos López.

“Eso sí es preocupante porque la población en el Issste es ya un reflejo de lo que le va a pasar a México en 10 años. Nosotros tenemos una prevalencia más acentuada de las enfermedades crónico-degenerativas, mientras en el país 70% de la población tiene algún grado de sobrepeso y de obesidad, en el Issste 74% la padece. Son 4 puntos porcentuales muy importantes que si no atendemos a tiempo, no va haber recurso financiero que alcance para toda esta población”, dijo.

Durante la presentación de un diagnóstico sobre la situación del Issste, Irán Suárez, director médico interino informó al director general que del 30.8% de los hipertensos adultos que hay en México, 10% se atiende en el instituto, además de que existe mayor prevalencia afecciones cardiacas, diabetes y cáncer que esta por encima de 10% de la media nacional.

En la reunión de Actualización y Retos en el Issste, también dijo que de los 12 millones de afiliados al Issste, 14% de los trabajadores padecen problemas de alcoholismo, cuando la media nacional oscila en 17%.

Además, hay un aumento de tabaquismo, pues 18% de los fumadores es derechohabiente, mientras que entre la población general la cifra es de 17% y en el caso de consumo de drogas ilegales es de 1.6% entre los burócratas cuando la media nacional se encuentra en 2.2%.

En entrevista, Villalobos López refirió que en el Issste existe otro factor de alerta. “Tenemos derechohabientes de 60 años o más, que rebasan el promedio nacional, es decir, con nosotros hay población mucho más grande que en cualquier otra institución”.

El funcionario explicó que en la actualidad el Issste se ha convertido en “un modelo en el cual se puede pronosticar lo que nos va a pasar como país en los próximos años”.

“Los costos sí son elevados. Si lo separamos por problemas por sobrepeso, obesidad y una falta de cuidado personal, estamos invirtiendo 75% de los recursos del Issste del fondo de salud a nivel nacional”, subrayó.

Además recordó que el presupuesto 2011 del Issste va cerrar con 170 mil mdp, de los cuales, 100 mil mdp son para el pago de pensiones, y los 70 mil mdp restantes corresponden al fondo de salud, de esos, 48 mil millones se invierten en la atención de enfermedades crónico y degenerativas.

Luego de referir que en el Issste se trata de migrar de un modelo de curación a uno de prevención, y de descentralizar los servicios para que los pacientes del Distrito Federal, Yucatán y Tabasco tengan opción de atenderse en Tultitlán y en Morelos, el funcionario federal rechazó que hayan cerrado el sistema de vales canjeables por medicinas en farmacias privadas.

“En la etapa de contingencia y a lo largo del año sumaron poco más de 5 millones de vales, con una erogación de 2 mil 900 millones de pesos. Estamos en proceso de pagar todo el monto, ya que el vale se emite en el instituto, sale a una entidad privada, la cual tiene que regresar a su vez el vale para pagarles y nosotros verificar que corresponda al folio y no haya sido mal manejado, que se prescribió el medicamento y no se dio otro, o que lo hayan cambiado por mercancía de adquisición de otro producto”.

Por el momento, aclaró, sólo falta por cubrir 700 millones de pesos al sector privado que se pagará la última semana de noviembre para hacer una planeación y una distribución mejor hacia el próximo de año.

“El programa de vale esta evolucionando. No es lo mismo dar vales para atender una contingencia como la que hubo en los primeros meses del año, a un programa más controlado, y acotado, apegado a una realidad más actual, considerando que conseguimos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público adelantara los procesos de adquirir medicamentos para un adecuado abasto.

“Si el abasto en el Issste oscila en 90%, el resto se sigue emitiendo y dispensando con vales de medicamentos genéricos, ya no de patente, porque hicimos una compra institucional a mediados de años, que se complementó con una adicional, por lo tanto estamos impulsando una política responsable de administración de medicamentos de prescripción razonada, en el argot médico, y dando vales de medicamentos para adquirir tratamientos alternativos en materia de sucedáneos (genéricos)”.