Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 22 de junio de 2017

Cargando...
Cargando...

¡Mami! ¿qué es guerra sucia?

por Sara O Durán 915

¡Mami! ¿qué es guerra sucia?

Hoy se armó el merequetengue, con el descubrimiento de 2 millones de ejemplares impresos contra Carlos Borruel

Los choferes que transportaban la mercancía proveniente de Jalisco, son los primeros en declarar que se trataba de propaganda negra o sucia y los dónde, cómo y con quién.

¡Cuánta doble moral! El candidato tricolor se queja todos los días por diferente cosa, pues está ya demasiado incómodo con tantas piedritas en sus zapatos… Sigue exigiendo ser Gobernador, pero al vacío, ante la carencia de resultados propios hacia su partido, de su partido hacia él y de los demás partidos entre si y hacia el tricolor, cuya unión fue la cosa más incongruente e inoperante que se les ocurrió, con tal de avasallar y que ha representado en realidad su destrucción.

Duarte defendió que si fue a la universidad, cuando los azules, lo denuncian porque según ellos no estudió. Muy ofendido convocó a otra rueda de prensa y muestra unos comprobantes, declarando que el PAN ya le tiene preparada la “Guerra Sucia”, pues a su juicio, va en derrumbe y señala que su contrincante está carente de propuestas. Todo esto a coro y en eco, a través de los medios de comunicación que acompasan cualquiera de sus movimientos.

Pero el pueblo no cree, que alguien que ha demostrado ser incapaz de atender varias cosas a la vez, de dirigir y coordinar a su equipo, de levantarse temprano a buscar votos cuerpo a cuerpo, de desarrollar jornadas exhaustivas de trabajo y aguantar un poco las incomodidades de la intemperie, para estar en contacto con la gente; quien dejara inconclusos sus estudios y después de 13 años se desempolve, revalide en la Universidad del Valle de México lo empezado en dos escuelas de Juárez, acredite un año faltante, se titule, obtenga su cédula, atienda todos sus negocios, busque negociaciones ganaderas con los japoneses, como si fuera tan fácil y rápido entenderse con ellos. Sumado, a las obligaciones de su cargo como Presidente en el Congreso, amigo de todas las fiestas y carnes asadas, padre, hijo y marido y vecino de Parral ejemplar, agregando además, las actividades agotadoras, para diagnosticar la problemática global de los chihuahuenses de todas las zonas y niveles, para como candidato, ofrecer la creación de toda una red carretera, desvío de cauces de ríos, decenas de presas, varios aeropuertos, reactivación del agro, del turismo, nueva reforma penal, paz, comprensión y buen trato de los abuelitos y las mujeres, bla, bla, bla.

El PRI con muchos inconformes, le fraguó la guerra sucia desde adentro. El PRI no necesita enemigos externos, tiene a todos los partiditos y a todos los priístas que le han “talachado” duro durante muchos años, con la esperanza de que ahora si les toque y que pudiendo pintar para un hueso más grande, fueron pisoteados en su dignidad, si acaso aún la conocen, después de la imposición del señor Duarte.

Carlos Borruel, sin reflectores, paso a paso, con su afonía ya característica, con su manera a veces arrebatada para comunicarse de manera directa, fluida y eficaz, sin tanta miel sobreactuada, ni cadencia de palabras halagadoras, ni folklorismos, por supuesto, se ha ido posicionando en el centro de las conciencias de todas las familias de chihuahuenses, que conforme avanza, lo van conociendo y más afinidad encuentran entre sus necesidades y la respuesta inmediata del candidato por subsanarlas, quedando como la única opción viable, para el 4 de julio.
Muchos chihuahuenses esta vez, votarán por Borruel, ya no sólo como un acto contra el PRI, como hicieron en elecciones pasadas, sino como abiertos simpatizantes del PAN…

¡Mami! ¿Qué es Guerra Sucia?

Eso le preguntó un niño a su mamá al salir de la escuela.

  • Son todos los pleitos que traen los políticos para que votemos por ellos, contesta malhumorada. ¡Ya no preguntes, porque todos los políticos son la misma porquería!
  • Mmm… Y yo que quería ser gobernador de grande, para acabar con “la guerra sucia”.
  • ¿Con cuál guerra sucia, quieres acabar? ¡Tú tienes que ser un hombre de bien, con una carrera universitaria! Para ser político tienes que ser corrupto, ratero, hipócrita, mentiroso. Yo no te dejaría que fueras político.
  • ¡Yo quiero ser gobernador como Boduel… Para acabar con la guerra sucia! Chilla.
  • A ver mijito… ¿De qué hablas?
  • ¡Qué ya no se maten! ¡Qué ya no se maten Mami! ¡Que se acabe ya la guerra sucia!, gritaba entre berridos, aferrado a la madre, quien al recoger a su hijo, todavía no se había enterado, que afuera de esa primaria acababa de registrarse otro asesinato, ante la vista de los niños, incluyendo a su hijo… que no comprenden ésta guerra sucia.

Vecino de Chihuahua, yo te pregunto a ti ahora: ¿Qué es Guerra Sucia? Señalar las incongruencias y defectos de un candidato y de un partido, de frente, o fraguar desde la oscuridad y el anonimato, con toda hipocresía una campaña impresa, sumamente costosa, para decir que Borruel es un peligro para Chihuahua, cuando ya sintieron que efectivamente es un candidato, como él mismo lo declaró al principio: “seré un candidato muy peligroso para el PRI”. Declaración que después utilizaron los tricolores para tratar de confundir.

Definitivamente, es un candidato muy peligroso, pero para la subsistencia del PRI, que ya no aguanta un remiendo más y que este 4 de julio, marcará el despeñadero, para todo el país a partir de Chihuahua (Y no lo digo por Peña Nieto, ese señor se está despeñando solo también, por lo sabido por todos) sino, de un partido que hace mucho tiempo está agonizando y a base de artimañas como la de hoy en la mañana, se aferran a sostener con el dinero que es nuestro y que tanta falta nos hace, para cubrir medianamente nuestras necesidades básicas, a pesar de que el acta de defunción del PRI, está redactada, desde el momento en que López Portillo lloró por la defensa como un perro del peso, golpeando el atril y toda la cosa, ante todos los mexicanos que respiramos la putrefacción de un partido que nunca debió ser de gobierno, ni tener los colores de nuestra patria. Aunque se disguste Cuauhtémoc, por lo que hizo su papi (¡Jajaja!, cómo si alguien leyera lo que escribo y fuera a decirle)

Piénsale ¿Qué es Guerra Sucia?... Y nos vemos después, que voy por las palomitas, pues por nada me perderé hoy a las 7:00 p.m. por el canal 9, el debate, para ver si aparece el candidato de “muchos pantalones”, ante el novatón de Carlos Borruel.

Sara O Durán