Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 22 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

Más de 154 jóvenes infectados por VPH

por El Ágora 620

 Más de 154 jóvenes infectados por VPH

De 20 a 44 años de edad, son las personas más afectadas por enfermedades de transmisión sexual: IMSS.

En Chihuahua se tiene un registro de 154 casos del Virus del Papiloma Humano (VPH). IMSS

Siendo los jóvenes adultos de 25 a 44 años los más afectados, con 88 casos, seguidos por los jóvenes de 20 a 24 años, con 26 casos.

La falta de atención, supervisión y confianza por parte de los padres de familia hacia la juventud, así como la constante interacción que los jóvenes tienen con el internet y la televisión, donde se muestran escenas de alto contenido sexual, motivan a los jóvenes a ejercer su sexualidad sin información ni medidas de prevención para evitar contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Con el objeto de educar a la población en general, con más énfasis en la población juvenil, sobre como evitar contagiarse de las ETS, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pone a la disposición el área de Educación en Salud, mismo que da a conocer los riesgos que se tienen al tener relaciones sexuales sin protección.

Una de las infecciones genitales más frecuentes que se transmite por vía sexual, es el Virus del Papiloma Humano (VPH), causante del cáncer cervicouterino o del cuello de la matriz, el cual se ha convertido en uno de los problemas de salud más importantes para la mujer mexicana, tal dio a conocer el Seguro Social.

Lamentablemente aproximadamente el 50 por ciento de las mujeres que padecen de cáncer cervicouterino, no se dan cuenta de ello, debido a que no presenta síntomas en sus inicios, y cuando es detectado puede ser demasiado tarde.

El VPH es un virus que se presenta generalmente en la zona genital, causando lesiones, inclusive tumores benignos y malignos como verrugas y condilomas. En la actualidad, según investigaciones, se han identificado más de cien genotipos de VPH, algunos afectan la piel y otros las mucosas del tracto anogenital, la boca, garganta y aparato respiratorio.

Especialistas en ginecología del Instituto, comentan que el VPH, también se transmite por contacto directo con las lesiones o con objetos contaminados.

Los síntomas que se presentan son: la aparición de verrugas cutáneas, mismas que pueden no solo aparecer en los genitales, sino en cualquier área de la piel, por su forma se clasifican en pediculadas, sésiles, planas o vertidas.

Las pediculares semejan un árbol con tronco delgado y copa ancha, las sésiles tienen base ancha con forma de media esfera, mientras que las planas se elevan de uno a dos milímetros sobre la piel y las verrugas vertidas no tienen forma característica, salvo que crecen dentro de la piel.

Otra manifestación clínica a consecuencia del VPH, se localiza en las vías respiratorias altas y de cavidad oral.

La detección del VPH se basa principalmente en un diagnóstico clínico, el cual permite identificar las lesiones visibles que son características, mientras que un estudio histopatológico, detecta los cambios en las células afectadas con el virus, una vez realizado éste estudio, se procede a una prueba de PCR que identifica el tipo de VPH que fue contraído, para así darle al paciente el tratamiento de adecuado.

Las causas que contribuyen a la aparición de este virus es la multiparidad -tener más de dos parejas sexuales-, haber iniciado una vida sexual a temprana edad, tener relaciones sexuales, compartir prendas u objetos íntimos con personas infectadas por el virus, mientras que el tabaquismo es un factor que provoca cáncer cervicouterino.

El IMSS, aconseja a la población que la mejor prevención contra el VPH es abstenerse de tener relaciones sexuales con parejas casuales, o en su defecto, practicarlas con protección y sobre todo con responsabilidad, puesto que todos estamos expuestos a contraer este tipo de enfermedades.

Por último, el Instituto, reitera que una vez que se haya decidido comenzar con una vida sexual, acudan a su Unidad de Medicina Familia (UMF) con su médico especialista en Salud Reproductiva, para una correcta asesoría, orientación, y un mayor conocimiento de los riesgos de contagio de las ETS, así como de los diversos métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados y la importancia del uso del condón.

Los jóvenes que comiencen su vida sexual, pueden acudir a su Unidad de Medicina Familia (UMF) para una correcta asesoría y evitarlas