Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 29 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

Matanza, asunto de pandillas: Calderón

680

Matanza, asunto de pandillas: Calderón

En gira lejos del país, alude mandatario al caso de Juárez; tachan aquí de ofensivas e irresponsables sus palabras

El presidente Felipe Calderón adjudicó ayer, desde Japón donde se halla en gira, la matanza de estudiantes y algunos adultos en esta frontera a una disputa entre pandillas.

Aunque deploró el asesinato de los jóvenes que fueron abatidos a balazos en Ciudad Juárez la noche del sábado, sugirió que ese ataque fue cometido “probablemente por otro grupo con el que, es una de las hipótesis, tenía cierta rivalidad”.

Las declaraciones del mandatario fueron consideradas por ciudadanos juarenses como irresponsables y ofensivas para las familias de las víctimas, al considerar como muy cómodo acusar a todos de ser delincuentes para evadir la responsabilidad de investigar y encontrar a los culpables.

El padre de una de las víctimas, quien pidió que no se le identificara, calificó las declaraciones de Calderón como una irresponsabilidad “porque ni siquiera ha estado en la ciudad para verificar lo que ocurre aquí”.

Dijo que antes de emitir cualquier declaración, el mandatario debe investigar con los equipos de inteligencia que tiene a su cargo para determinar a ciencia cierta lo que pasó y entonces sí hablar al respecto.

El presidente se refirió al “grave problema de seguridad” que vive Ciudad Juárez, como una derivación del deterioro institucional y la presencia del crimen organizado “que ha ampliado sus sistemas de negocios al amparo durante muchos años de la impunidad y la corrupción”.

Anunció que replanteará la estrategia de seguridad en esta ciudad porque la problemática rebasa con mucho la mera acción policiaca o incluso la del crimen organizado.

“Es una problemática compleja de carácter no sólo criminal, sino social, y reclama por lo mismo una estrategia mucho más amplia e integral. En los próximos días mi gobierno fortalecerá y detallará con amplitud el contenido de esa estrategia integral que, considero, debe aplicarse para apoyar a las autoridades”.

El primer mandatario expresó sus condolencias a las familias de las víctimas e hizo votos por la pronta recuperación de quienes resultaron heridos, además de reiterar la disposición de su gobierno para apoyar a las autoridades estatales y municipales en la investigación y esclarecimiento de los sucesos.

No obstante, las condolencias no fueron bien recibidas aquí por haber sido pronunciadas al tiempo que declaró que la matanza respondía a una disputa entre bandas rivales.

“¿Cómo es posible que diga que se trata de un pleito entre bandas cuando su gobierno no ha podido detener y meter a la cárcel a los que fueron a masacrar a nuestros jóvenes?”, señaló el padre de uno de los jóvenes victimados.

La responsabilidad de lo que está pasando aquí es la política de Calderón por su lucha contra el narcotráfico, porque no se registran enfrentamientos, sino ejecuciones, y en muchos de los casos -como éste en el que perdió la vida su hijo- mueren inocentes, estableció.

“Él le declaró la guerra al narcotráfico desde el Distrito Federal, pero siempre está rodeado por decenas de guaruras, lo que no sucede con nosotros los ciudadanos comunes”, expuso.

Reclamó que no es posible que el gobierno Federal haya militarizado la ciudad y, sin embargo, los integrantes de grupos de asesinos como los que atacaron a los adolescentes pudieron moverse con toda tranquilidad por las calles, armados y en caravanas, sin toparse con los retenes de policías o de soldados. Por el contrario, a los ciudadanos comunes los revisan de forma frecuente.

“Todo lo que ha pasado lo hemos visto los ciudadanos, los ataques a los centros de rehabilitación, cuando se balacean de un automóvil a otro, cuando lesionan a mujeres embarazadas. Si Calderón tuviera vergüenza no declararía a la ligera”, expuso.

“Sus declaraciones son una ofensa para las familias que están viviendo la tragedia de tener hijos muertos y para la comunidad juarense. Mejor que venga y que encabece las investigaciones, que mande al procurador general de la República y que investigue qué ocurrió”, dijo.

Ernesto Chávez Nápoles, dirigente de la Organización Estatal Chihuahuense (OECH), consideró que las declaraciones que hizo Calderón Hinojosa en Japón demuestran que lo que haga o diga pasa los límites de la tolerancia.

“¿Cómo es posible que nuestros hijos estén pagando los efectos de gobernantes tan ineptos como Calderón? Sabemos que los que hicieron esto son delincuentes, pero lo más triste y vil son las declaraciones de los políticos y funcionarios acerca del tema”, enfatizó.

Consideró que manifestaciones como las que hizo el mandatario mexicano condenan a muchos ciudadanos a una muerte inminente.

“No es posible que estando en Japón haga declaraciones tan peligrosas, como decir que es una confrontación entre grupos de criminales, creemos que eso es una vil calumnia y mentira del mandatario federal”, señaló.

A su vez, el presidente del Frente de Organizaciones y Consumidores (FOCO), Armando González Bailón, consideró que las declaraciones de Calderón Hinojosa son desafortunadas.

“Hablamos de 16 muertos, y si se establece la implicación de alguna persona y se califica y se tacha a todos los caídos y heridos como miembros de bandas criminales, me parece que es aplicar una tabla rasa e injusta para aquellos que sin tener implicación alguna resultaron afectados”, consideró.

Señaló que resulta cómodo decir que todos son delincuentes y parte de una organización criminal para evadir responsabilidades.

El calificativo que establece el presidente, reiteró, es incorrecto por provenir de un funcionario de ese nivel y aplicar esos juicios de una manera tan frívola.