Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 24 de julio de 2017

Cargando...
Cargando...

Maurilio y el sentido común

por Luis Rubén Maldonado 234

Maurilio y el sentido común

Muchos no durmieron reflexionando sobre cómo votar el paquete fiscal 2010 de Calderón.

Aunque Maurilio diga que no es un rebelde, lo es. La rebeldía no es connotación negativa, por el contrario, ésta ha forjado las grandes causas de muchos líderes y puedo decir que la actitud de Maurilio no me sorprende, lo que me sorprendió fue que sostuvo la palabra dada ante las muchas presiones que tuvo para votar a favor de un incremento a los impuestos.

Maurilio Ochoa no ha dejado de sorprendernos. Primero nos sorprendió su candidatura, misma que tuvo muchos enemigos internos que vaticinaban su derrota. Como candidato se manejó fiel a su personalidad y no subestimó ninguna colonia de su distrito. Estuvo presente en sectores donde al PRI tradicional le daba miedo entrar. Maurilio arriesgó, entró a casas de priístas olvidados, de panistas radicales, de panistas decepcionados, de gente apática con la política e intentó convencerlos.

Después nos sorprendió su triunfo. Mismo que se basó en un solo mensaje basado en el sentido común de la vida diaria. El dinero cada vez alcanza menos, todo sube menos el salario, cada sexenio hay más impuestos y es muy complicado pagarlos además de que los pagan siempre los mismos: la clase trabajadora, mientras el gran empresario los evade. Maurilio no prometió la gran cosa. Solo se comprometió a no lastimar más el bolsillo de todos los mexicanos.

Una vez en el Palacio Legislativo de San Lázaro, en su estreno como diputado se le presentó un gran reto. El PAN, partido en el gobierno proponía crear un impuesto “de apoyo a la pobreza” que pretendía gravar el consumo general. En contraste, analizando el boquete económico del gobierno federal y las amenazas de Calderón de dejar sin recursos a los estados, el PRI analizó la propuesta de la Secretaría de Hacienda de subir a 16 por ciento de IVA, 30 por ciento de ISR, el tres por ciento a los depósitos en efectivo.

Y los priístas en la Cámara de Diputados se hicieron bolas en el análisis. Estaban entre la espada y la pared. No sabían si faltar a la promesa hecha en campaña de no avalar ningún nuevo impuesto o incrementos a los mismos o votar a favor de lastimar el bolsillo de los mexicanos, obedeciendo la línea de su gobernador y líder parlamentario para poder seguir cultivando medallas para su próxima postulación.

Muchos no durmieron reflexionando sobre cómo votar.

Pero el día llegó y solo 24 diputados votaron en contra. Seis del PRI, ocho del PRD, siete del PT y 3 de Convergencia. Y ahí destaca el nombre Maurilio Ochoa Millán, el diputado que muchos no apostaban llegaría a San Lázaro y muchos no creíamos que sostendría sus palabra antes las presiones de Calderón a los gobernadores, diputados y senadores.

Maurilio se sostuvo y en su primera prueba de fuego, cumplió su palabra: no lastimar más el bolsillo de los mexicanos. Aunque hay quienes opinan que lo hizo por el aplauso fácil, el voto de Maurilio fue orientado por el sentido común y la congruencia. No podía fallarle a la gente que le dio un triunfo histórico, no podía traicionar su discurso de campaña, no podía quedar mal con los chihuahuenses para quienes la vida ya es cara y no podíamos encarecerla más ante la falta de empleo y dinero que alcance.

Maurilio demostró independencia y quizás esto le cause la ira de Paco Rojas y sea vetado en la labor legislativa. Para su fortuna son solo tres años en San Lázaro pero su imagen y reputación son para toda la vida y el día de hoy, Maurilio fue congruente y les dio una lección a los otros diputados. El diputado chihuahuense que no es político les dio una lección de congruencia a los que si son políticos.


ULTIMALETRA

Mi más sentido pésame para la familia Etzel González por la irreparable pérdida de su padre y esposo, Miguel Etzel Maldonado a quien de manera cobarde le fue arrebatada la vida. Exigimos un alto a la impunidad y a la violencia, ¡ya basta!