Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 25 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

México, al borde del abismo por violencia: Sabina

113

México, al borde del abismo por violencia: Sabina

La fórmula contra la violencia es que EU prohíba las armas y México legalice las drogas, dijo el cantautor español

Distrito Federal — En un encuentro distendido, pero breve con la prensa en la ciudad de México, el cantautor español Joaquín sabina dijo que estaba dispuesto a hablar de todo menos del presidente Felipe Calderón.

«La otra vez me metisteis en un lío y no voy a meterme otra vez», bromeó el cantante, que en su anterior visita a México tuvo un conflicto con el mandatario mexicano.

En aquella ocasión declaró a los medios que Calderón había sido «muy ingenuo» por plantarle la batalla al narcotráfico y el gobernante -admirador confeso de su música- le escribió una carta y lo invitó a comer a la residencia presidencial de Los Pinos.

«Soy una persona bien nacida y educada y si me invitan a comer voy, pero lo que no hago es cambiar de opinión. Después de la comida seguía teniendo la misma opinión, aunque nos dieron muy bien de comer y hubo un mariachi excelente» , apuntó.

Su periplo incluirá ciudades conflictivas como Monterrey, un lugar que «antes era divertido, nos íbamos hasta las mil de reventón y ahora eso no se puede hacer, lo cual quiere decir que la calidad de la vida de la gente está en un momento muy bajo».

«México es un país que está al borde del abismo, si no pisándolo ya, en cuanto a la infiltración del narco en todos los sistemas y por la insoportable violencia. No creo que se pueda seguir así mucho tiempo», expresó. Así, en su opinión, la fórmula para solucionarlo es «que se legalicen absolutamente las drogas aquí y que se prohíban absolutamente las armas» en Estados Unidos.

El cantautor español Joaquín Sabina dijo hoy en México que si bien el anuncio de ETA del cese definitivo de la violencia «es una gran noticia», la paz verdadera no llegará a España hasta que los terroristas pidan perdón a las víctimas y entreguen las armas.

«La paz no llegará mientras no entreguen las armas, mientras no pidan perdón a las víctimas y mientras uno no pueda tranquilamente, sin escoltas, ir a tomarse un chupito a la parte vieja de San Sebastián», señaló el artista en una rueda de prensa en la capital mexicana.En su opinión, esa paz, esa convivencia, «va a tardar años» y no se dará mientras «existan los escoltas y ese clima de cainismo en los pequeños pueblos» .

ETA anunció el 20 de octubre pasado el cese definitivo de su lucha armada cinco décadas después de su creación, en las que ha asesinado a más de 800 personas en su busca de la independencia del País Vasco.

Sabina vuelve a México, un país que siente su casa, para presentar su gira «El penúltimo tren» , que incluye diez conciertos en diferentes ciudades, luego de haberla suspendido a comienzos de año por una enfermedad de la que ya está recuperado.

Llega de Estados Unidos, de actuar por primera vez en Nueva York, Miami y Los Ángeles, ciudades en las que no se había presentado porque «al parecer los gringos no tenían el menor interés en llevarme a cantar», bromeó.

«Creíamos que a estas alturas no nos iba a pasar nada nuevo, pero estamos disfrutando mucho de esta gira y quién me iba a decir a mí que con 62 años iba a debutar en Nueva York, era algo que no estaba ni en mis sueños más lejanos» , manifestó.

Actualmente, el cantautor de Úbeda (Jaén) prepara un disco con Joan Manuel Serrat de canciones inéditas que están componiendo «a cuatro manos» y que interpretarán «a dos voces» previsiblemente en marzo del año próximo.

«Él se está metiendo en mi mundo y yo en el suyo y entre los dos se produce una especie de península muy interesante porque hay mucho que aprender de un maestro como él» , dijo de Serrat, con quien ya realizó la gira de conciertos «Dos pájaros de un tiro» .

Aunque lleva pensando en su retiro desde el primer día que salió a cantar porque considera que no es «un cantante, sino un estafador profesional» , confesó que todavía falta mucho para que deje de subirse a un escenario.

«Lo pienso todos los días, lo que pasa es que luego subir a un escenario te da una energía para seguir fantástica» , apuntó.