Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 18 de febrero de 2019

Cargando...
Cargando...

México trampolín de la droga Colombiana

418

México trampolín de la droga Colombiana

Estadísticas de la Armada de Colombia demuestran la preferencia que tienen los narcotraficantes por la ruta marítima

La droga colombiana que sale por el Pacífico, vía lanchas rápidas y semisumergibles, tiene como “trampolín” a México y Centroamérica, desde donde es enviada a mercados como el de Estados Unidos, afirmó aquí una fuente militar.

El comandante de la Brigada Fluvial de Infantería de Marina, coronel Héctor Manuel Aguas, dijo a Notimex que “la droga que sale de esta zona del Pacífico llega a Centroamérica y México y de ahí dan el salto a otras partes, principalmente hacia Estados Unidos”.

El oficial de la Armada colombiana sostuvo que también salen cargamentos de estupefacientes por las costas del Pacífico colombiano hacia países de Sudamérica y Asia.

La razón para que las bandas de traficantes de droga utilicen la ruta del Pacífico, de acuerdo con el coronel Agua, es la extensión de mil 300 kilómetros que tiene esta costa colombiana desde sus límites de Ecuador y Panamá.

También se suma la gran cantidad de ríos y riachuelos que salen al Pacífico por cualquier punto de los mil 300 kilómetros de costa, así como los centenares de esteros que forma el propio mar, lo cual facilita las operaciones de tráfico de drogas, abundó.

Aguas explicó que los traficantes tienen “la facilidad de poder salir por cualquiera de los esteros y el flujo de mareas que es el más grande que ocurre en todo el mundo.

Aquí la marea varía de tres a cuatro metros en cada subida y en cada bajada”. Mientras en el Océano Atlántico las mareas ascienden a un máximo de 1.4 metros de altura, en el Pacífico el promedio llega a cuatro metros, porque la amplitud de las mareas depende de la profundidad y anchura de los fondos oceánicos, subrayó el oficial colombiano.

Explicó además que el Mar Caribe es mucho menos profundo que el Pacífico en las cercanías de las costas colombianas, en donde se presentan mareas altas y bajas.

Estas condiciones naturales y geográficas “permite a los delincuentes, desde cualquier parte, establecer una ruta para una lancha rápida o cualquier semisumergible”, aseveró Aguas.

“La búsqueda por el Pacífico es por la diversidad de rutas que pueden obtener para salir con la droga”, explicó el oficial en la base naval Bahía Málaga.

Las propias estadísticas de la Armada de Colombia demuestran la preferencia que tienen los narcotraficantes por la ruta marítima del Pacífico para sacar sus cargamentos de sustancias ilícitas.

Entre 2007 y lo que va de 2008, las autoridades locales detuvieron a 12 semisumergibles en las costas del Pacífico y uno en la costa Caribe, lo cual permitió la neutralización de más de 54 toneladas de cocaína.

Para cerrar aún más la salida de droga por el Pacífico, se activó este fin de semana en la base naval Bahía Málaga el Batallón de Asalto Fluvial, con 350 hombres, que operan en los municipios costeros del departamento de Chocó, fronterizo con Panamá.

“Este batallón fue diseñado para que pudiéramos entrar más en el departamento del Choco, que es muy grande, es la mitad de nuestra jurisdicción”, explicó el coronel Aguas.

El jefe castrense afirmó que con esta nueva unidad militar se ganará más capacidad operacional y se podrá entrar a todas las poblaciones ribereñas en la franja del Pacífico en el Chocó.

El Chocó es una zona estratégica tanto para los grupos guerrilleros como para el narcotráfico, ya que es uno de sus principales corredores de movilidad hacia el océano Pacífico.

La Armada de Colombia también ha incrementado las acciones de inteligencia en todo el Pacífico, que es vital para controlar y detener el tráfico de drogas.

En este trabajo de inteligencia participan de forma activa las autoridades mexicanas, subrayó el coronel Aguas, para conocer con exactitud los movimientos de la droga que sale de Colombia, como la que llega a México.

“La parte de inteligencia entre México y Colombia se está moviendo muy bien para determinar con exactitud qué está sucediendo, tanto con la droga que sale de Colombia y llega México”, apuntó Aguas.

Otra de las medidas que han tomado las autoridades colombianas es controlar al máximo los insumos químicos que adquieren los narcotraficantes para procesar droga en sus laboratorios, con operativos sobre todo en los puertos de Buenaventura y Tumaco.