Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 16 de enero de 2017

Cargando...
Cargando...

NUEVOS TIEMPOS, NUEVAS FORMAS…

por Antonio Tiscareño 220

De todos los preparativos para enmarcar los festejos del tricentenario de nuestra amada capital, resalta la importante obra pública realizada por la actual administración, buen gestor y mejor administrador, Carlos Borruel, presidente municipal de esta ciudad, aún en medio de las dificultades económicas imperantes y de la feróz y hasta artera oposición de quienes sin importarles el beneficio de la ciudadanía se empeñan en estorbar y desvirtuar los logros de una administración municipal emanada de un partido diferente al que por décadas controló (o mejor dicho “descontroló”) el desarrollo de nuestra ciudad; Ellos, que aún suspiran por el regreso al festín de reparto de prebendas y privilegios característico de otras épocas en las que la ciudadanía observamos indignados como se manejaron los bienes públicos con criterios patrimonialistas y sin el menor pudor pero en cambio con el mayor cinísmo, los funcionarios de todos los niveles de aquellas malhadadas administraciones se apropiaron de todo lo disponible y aún de salida, cuando el voto popular no los favoreció, se apresuraron a vender al mejor postor y a comprometer con ello el buen uso de los espacios públicos, heredando a la actual administración y a su antecesora un enorme cúmulo de problemas de uso de suelo y de defraudación de particulares, equivalente a dejar un campo minado para entorpecer el avance de estas sucesivas administraciones procurando su fracaso sin importar que con ello se dañara el interés público y el legítimo derecho de nuestra ciudad a progresar mediante el uso inteligente y honesto de los recursos obtenidos mediante el pago de nuestros impuestos.

Pués a pesar de todos los obstáculos naturales y los mañosamente creados a propósito esta administración a cargo del Lic. Carlos Borruel, ha logrado distribuir armónicamente los recursos obtenidos a fin de dotarla de importantes obras de vialidad, remozamiento e incremento de la infraestructura urbana. Más todo esto – debe resaltarse - ha sido realizado ahora con un enfoque realmente social, como indefectiblemente debe serlo, para verdadero beneficio y comodidad del ciudadano común y además, debe hacerse notar, que los esfuérzos promotores del desarrollo no se han utilizado en la forma tradicional como en épocas anteriores cuando solo se invertía en zonas privilegiadas dónde la inversión pública se usaba para beneficiar a poderosos particulares al aumentarles la plusvalía de extensos bienes inmuebles que previamente acapararon.

También esta administración está haciendo que hoy el desarrollo de la ciudad se realice con criterios responsables y democráticos, porque para evitar el uso discrecional y corrupto de los recursos públicos, se ha logrado el diseño y aprobación de un Reglamento de Desarrollo Urbano que impide y sanciona que lleguen a cometerse abusos como los cometidos en el pasado y ello ha permitido que el presupuesto se vaya repartiendo más equitativamente a todo lo largo y ancho de la mancha urbana, alcanzando con importantes beneficios incluso la zona rural de este municipio otrora, a-b-s-o-l-u-t-a-m-e-t-e abandonada.

Un beneficio de la pluralidad democrática, no calculado (al menos no por los detractores de la actual administración, entre los cuales se cuenta la sindicatura que bajo el pretexto de “cumplir con su función”, no desaprovecha la ocasión y hasta las fabrica, para desacreditar no como cumplimiento sino como estrategia), y es que por necesidad de argumentación, la sindicatura vigente, se ha visto obligada a cumplir a fondo con su función inquisidora, en un ánimo evidente de pescar asuntos con los que atacar la gestión del actual Presidente Municipal; Durante todo su desempeño y a pesar de aparentar un auténtico interés de cumplir la función asumida, a la sindicatura se le han observado los desesperados esfuerzos por encontrarle tres pies al gato, no porque le interese el buen manejo de erario, ni el beneficio de la ciudadanía, sino para responder a su consigna partidista de golpear tanto como se pueda a los políticamente opuestos. Lo bueno es que a estas alturas los ciudadanos ya no creemos en las lágrimas del cocodrilo, que no llora porque se hayan podido comer al borreguito, sino porque no ha sido él, el que se lo comió.

A ese partido que hoy se muestra tan celoso de fiscalizar los desempeños de sus contrarios, cabría preguntarles ¿porqué el odio?, ¿dónde tenían escondido todo ese afán puritano cuando los funcionarios emanados de sus filas hicieron (y siguen haciendo) de las suyas en todos los niveles en los que siguen detentando poder público?, LOS CIUDADANOS RECORDAMOS que, quedan pendientes aún, muchas cuentas públicas que no han sido debidamente aclaradas y justificadas por ellos en este y en prácticamente todos los municipios del estado. En nuestra ciudad, este encarnizamiento fiscalizador ha sido muy inteligentemente aprovechado por el Lic. Borruel para que mediante esa transparencia “obligada”, a la sindicatura no le quede más remedio que dar a regañadientes la aprobación y aval de los asuntos que ellos mismos primero señalan como irrregulares y que al ser revisados minuciosamente han resultado ser, no una mancha, como ellos quisieran que fuera, sino un verdadero mérito que “a pesar de” y “no gracias a” la intervención de la sindicatura, la ciudadanía termina por reconocerle al Sr. Alcalde.

Al llegar la hora de la rendición de cuentas, es evidente la satisfacción y la alegría del Edil Chihuahuense, ya que a pesar de la campaña mediática desatada en su contra para enturbiar el ambiente festivo en el que se presentarán a la ciudadanía los extraordinarios logros de la administración vigente, Carlos Borruel ha de llegar a ese momento con un enorme y bien fundamentado expediente de logros que marcará la historia de la administración públkica en esta ciudad pués no solo está cumpliendo con su promesa de implementar la mejor administración municipal jamás vista por esta capital, sino que duplica su mérito al rebasar las metas comprometidas y estar logrando hacerlo en tiempos tan difíciles en tantos aspectos además del económico.

Por otro lado, es una verdadera pena, para los que conocimos los difíciles momentos de la lucha de los auténticos comunicadores, auténticos idealistas que empeñaron sangre sudor y lágrimas, que fueron objeto de persecuciones y en algunos casos pagaron hasta con su vida el ejercer el derecho de la libertad de prensa, duele deveras ver como hoy esa libertad conquistada con tanto sufrimiento es vendida cual mercancía (no tan barata), al mejor postor por algunos (tristemente demasiados) “profesionales” de los medios.

Amarga reflexión que surge ante la observación de cómo el aparato mediático, burdamente comprado - y todos sabemos por quien - , para ocultar , minimizar y desvirtuar los logros de toda administración que se niegue a la vieja y perversa práctica de pagar a comunicadores sin ética para cargar de tendencias, tergiversar datos y así desinformar a la opinión pública, Estos, que como verdaderos sicarios de la información, por consigna orquestan campañas de ataque mediático cuidadosamente dirigidas no solo a minimizar sino a ocultar los logros de quienes no los patrocinan, pero también a generar cortinas de humo para desviar la atención de las evidentes debilidades en el desempeño de sus mecenas, ocultando los yerros y corruptelas de quienes si les llegan al precio.

En el caso de esta capital y algunos otros municipios, el buen desempeño y los logros obtenidos por los niveles municipales de gobierno, le brindan a “otros” la magnífica oportunidad de colgarse de esos méritos a fin de presumirlos como propios, para tener al menos algo que presumir, tratando de hacer olvidar que en cambio, han fallado no solo grave, Sino, ¡alarmantemente! en sus principales funciones. Ya quisieramos ver aparecer tan alegre y optimistamente como lo hace en los spots de radio y televisión donde habla de obra pública a nivel estatal, al funcionario de primer nivel que en cambio evita mencionar su estridente fracaso en cuanto a seguridad pública se refiere y que desesperadamente se empeña en rebotar el asunto y responsabilizar de sus ineficiencias al gobierno federal.ante el clamor popular que se lo demanda y del cuál los medios comprados no se ocupan en precisar las responsabilidades. El y no su camisa es quien debiera ponerse “colorado”

No se diga del asunto del tan cacareado “Nuevo Sistema de Justicia Penal “ que a fin de cuentas está demostrando ser solo un filtro para maquillar las escandalosas cifras de delincuencia organizada y desorganizada en este estado.

Porque a los que por desgracia hemos tenido necesidad de tener contacto con ese engendro, nos ha quedado bien claro que ahí de lo que se trata es de que los “impertinentes” ciudadanos no les demos lata a los que lo administran ni los saquemos de su delirio onírico de tener un “Sistema Legal Ejemplar” tanto que hasta nos piden para exportación, ya que ahora todo lo adecúan a modo de que los problemas legales se solucionan por decreto de un “juzgador” (que no “Juéz”) que para todo aduce, que esto o aquello ya no es considerado como delito y por lo tanto no hay necesidad de generar ni un expediente ni una investigación que vengan a aumentar la inmensa cantidad de asuntos sin resolver y a dejar constancia monitoreable de los niveles de problema que aquejan a la ciudadanía, esto equivale a decir “Estamos muy bien, porque aquí en ninguna parte dice lo contrario”

Las cifras hablarán por si mismas, los verdaderos logros están a la vista y al alcance de todos gracias a la transparencia y a los instrumentos ahora existentes para ello y que constituyen otro impresionante logro de esta administración, aquí no hay lugar para la subjetividad, Los hechos son más elocuentes que las palabrasa favor o en contra. Carlos Borruel, puede llenar su amplia sonrisa con la enorme satisfacción que nadie le puede arrebatar al hombre que tiene la íntima conciencia del deber cumplido. Lo interesante será ver como “los malosos” (sus detractores) se las ingenian para retorcer, desvirtuar, enlodar, esconder y nulificar este hito de resultados positivos.

Dá miedo pensar en ello, porque si al antecesor lo persiguieron en forma tan feróz y despiadada, a este que rompe más paradigmas ¿Qué estrategia maquiavélica le irán a enderezar?, Ojalá y el interesado tome experiencia en cabeza ajena y antes que el aparato legal del estado le diseñe una ley ad hoc para castigar a quien , por contraste, con un honesto desempeño, se atreva a evidenciarlos y a hacerlos quedar en vergüenza, más vale que se prevenga encomendándose al amparo, pero no de ninguna instancia legal, sino a la del amparo del mismísimo Todopoderoso, porque los otros amparos, - ya hemos visto - como se los pasan por el arco del triunfo. Estos… los muy… auto nombrados “Baluartes de la Legalidad y el Derecho”, ¡Ahá!.