Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 29 de septiembre de 2020

Cargando...
Cargando...

Narco política divide al PRI: Excelsior

1520

Narco política divide al PRI: Excelsior

Los casos de Mario Anguiano de Colima y Héctor Murguía de Juárez causan controversia dentro y fuera del tircolor

La presunta infiltración del narcotráfico en las campañas electorales provocó una polémica interna en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Ayer, la designación de Mario Anguiano como aspirante de unidad de ese partido a la gubernatura de Colima ocasionó que uno de los precandidatos, Arnoldo Ochoa González, acusara a la dirigencia nacional de su partido –encabezada por Beatriz Paredes– de no estar cuidando la nominación de sus abanderados para evitar la participación de la delincuencia organizada. Anguiano Moreno, alcalde con licencia de la capital colimense y vinculado políticamente con el gobernador Silverio Cavazos, es hermano de Humberto Anguiano, condenado a diez años de prisión por vender metanfetaminas; su primo, Rafael Anguiano, está preso en Estados Unidos por liderar actividades ilícitas en Los Ángeles.

“De eso hablamos con mucha objetividad al interior del partido y no se atendió. Esa vinculación familiar hace complicada la candidatura, la hace vulnerable y estamos seguros de que los partidos de oposición lo van a aprovechar”, dijo Ochoa en entrevista telefónica con Excélsior.

Aseguró que este tema fue tratado directamente con Beatriz Paredes, sin que hubiera respuesta. El también diputado federal con licencia rechazó la candidatura por una curul de su correligionario Héctor Murguía, ex alcalde de Ciudad Juárez, cuyo principal colaborador policiaco purga condena en EU por nexos con el crimen organizado. El propio Murguía, apodado El Teto, aseguró ayer que Ernesto Anaya, ex presidente de la Coparmex en Ciudad Juárez y con estrechas ligas con el PAN, fue quien le recomendó ampliamente que contratara como jefe de la policía municipal a Saulo Reyes Gamboa, preso desde enero de 2008 en El Paso, Texas, acusado de ser narco.

En entrevista, afirmó que Reyes Gamboa, director de Seguridad Pública en su administración, trabajó durante diez años —desde 1994 y hasta el 2004— para el PAN, que hoy lo acusa de tener vínculos con el crimen organizado. El ex edil Ramón Galindo aceptó que Reyes Gamboa colaboró en gobiernos del PAN, pero señaló que se enriqueció con los priistas. Según un documento de la DEA —que Murguía asegura que es falso—, Reyes Gamboa habría sido el encargado de llevar el dinero del narcotráfico a la campaña de El Teto. En torno a la polémica, el coordinador de los senadores del PRI, Manlio Fabio Beltrones, criticó a quienes aprovechan versiones para descalificar a sus rivales. -Con información de Alejandro Sánchez,

Sin importar que tuviera un hermano y un primo presos, acusados de narcotráfico, y con el voto unánime de mil 167 delegados presentes, Mario Anguiano Moreno fue electo candidato del PRI a la gubernatura de Colima. Anguiano Moreno, alcalde con licencia de la capital del estado, está vinculado políticamente con el gobernador Silverio Cavazos.

Su hermano, Humberto Anguiano, está purgando una pena de diez años, por vender metanfetaminas, y su primo, Rafael Anguiano, tiene una condena de 27 años en Estados Unidos por liderar actividades ilícitas. Mario Anguiano Moreno, después de recibir su constancia de mayoría interna, dijo en su discurso, dirigido a las más de dos mil 500 personas reunidas en el Casino de la Feria de Colima, que el 5 de julio los priistas celebrarán el triunfo “sin excluir a nadie, sin venganzas personales, sin compromisos que no sean aquellos que beneficien a nuestro estado”.

Mario Anguiano dijo entender la posición asumida por los demás precandidatos “debido a la pasión política que conlleva toda competencia interna”, y al mismo tiempo les reiteró su amistad e interés “de que formen parte importante de nuestro proyecto, y mi disponibilidad de construir los acuerdos que sean necesarios”. Comentó que a pesar de ser el mejor posicionado, en aras de lograr la unidad del partido aceptó la incorporación de elementos adicionales en los análisis realizados por el PRI.

Recordó que el CEN del PRI le solicitó analizar su candidatura, después de que públicamente se dio conocer la situación legal que guardan su hermano y su primo, presos por asuntos relacionados con el narcotráfico.

“Considerando por un lado la campaña que con el doloso propósito de desprestigiarme emprendió en mi contra un periódico local y por otro lado, el contexto nacional en donde el gobierno enfrenta abiertamente al narcotráfico, el CEN del PRI nos pidió que analizáramos con cuidado nuestra candidatura.”

En ese sentido, el candidato priista dijo que al no encontrarse elementos que lo vinculen directa o indirectamente con hechos relacionados con el narcotráfico, la dirigente nacional, Beatriz Paredes, decidió avalar su candidatura. El ahora abanderado del tricolor quedó solo en el proceso interno a menos de 24 horas de celebrarse la convención de delegados que formalizaría su candidatura, tras la renuncia de los otros tres aspirantes, Arnoldo Ochoa González, Rogelio Rueda Sánchez y Héctor Michel Camarena.

Según el calendario establecido por el Instituto Electoral del Estado de Colima, Mario Anguiano deberá registrarse como candidato del PRI a la gubernatura del estado antes del día 15 de abril, para iniciar su campaña proselitista un día después.

Lo dejan solo El pasado lunes por la noche el diputado federal con licencia Arnoldo Ochoa González presentó por escrito su renuncia ante la Comisión de Procesos Internos del partido, que preside Miguel Chávez Michel; momentos más tarde lo hizo vía telefónica el senador con licencia Rogelio Rueda Sánchez. El martes por la mañana se les unió el ex secretario general de Gobierno, Héctor Michel Camarena.

El texto de las cartas coincidía, ya que afirmaban anteponer los intereses y la unidad del partido por arriba de sus aspiraciones personales. Sin embargo, sólo Héctor Michel Camarena acudió a la asamblea de delegados en la que aplaudió a Mario Anguiano.

Rogelio Rueda y Arnoldo Ochoa, a pesar de tener el compromiso de votar como delegados y este último de estar presente en calidad de ex gobernador interino del estado, prefirieron estar ausentes, así como también lo hicieron los ex gobernadores Carlos Flores Dueñas y Fernando Moreno Peña, conocido públicamente como uno de los más grandes enemigos políticos de Anguiano Moreno, ya que desde su columna, titulada “A propósito”, publicada de un periódico de circulación local, se ha dedicado a hablar de su falta de madurez política, de su bajo perfil como candidato y de sus vínculos familiares con el narco.

Por su parte, la dirigencia en Colima del PAN presume estar impulsando sólo proyectos que tengan el privilegio de la honestidad y el buen vivir, a diferencia del PRI que está postulando a un candidato vinculado fuertemente con la delincuencia organizada, dijo el líder estatal del partido, Fernando Antero Valle.