Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 8 de julio de 2020

Cargando...
Cargando...

Narcobalaceras el mayor temor en Chihuahua

681

Narcobalaceras el mayor temor en Chihuahua

Juarenses temen caer en un curse de fuego en la vía publica

El mayor temor de los juarenses es caer víctimas de una balacera en la vía pública, como las numerosas que se han registrado en los últimos años en la ciudad, de acuerdo con una encuesta de la empresa Confirme contratada por El Diario.

Además, para dos de cada tres juarenses es una tarea “muy fácil” conseguir en la ciudad un cigarro de mariguana, una dosis de cocaína o una de éxtasis.

Dentro del Operativo Conjunto Chihuahua se han puesto a disposición de la ciudadanía local números telefónicos para denuncias anónimas atendidas por el Ejército; al respecto, tres de cada cuatro juarenses aseguraron que si tuvieran algo que delatar lo harían, indicando que les da más confianza saber que son atendidos por personal militar.

El sondeo fue aplicado a 600 personas mayores de edad con al menos un año de radicar en Ciudad Juárez, a quienes se les mostró una tarjeta con diversas situaciones en las que podrían ser víctimas potenciales, preguntándoseles qué tanto miedo le tienen a cada una de ellas.

El resultado fue el siguiente:

–Ser víctima de una balacera en la vía pública: el 83.4 por ciento de los entrevistados manifestó tener “mucho miedo” de ello; el 5 por ciento dijo que algo; el 5.4 por ciento contestó que poco; el 5.5 por ciento agregó que nada; el 0.7 por ciento no contestó.
–Ser víctima de un atentado terrorista fue la segunda situación que captó más el miedo de los encuestados, al responder el 79 por ciento que sentía mucho temor de la misma.

–En orden decreciente, las situaciones que generan “mucho miedo” entre los juarenses fueron las siguientes: ser víctima de un secuestro (77.9 por ciento); ser víctima de un robo a mano armada (66.4 por ciento); ser víctima de abusos de los soldados (65.8 por ciento); ser víctima de un policía corrupto (44.2 por ciento); ser víctima de un asalto (39.4 por ciento).

Para el 70.8 por ciento de los juarenses entrevistados, conseguir un cigarro de mariguana es “muy fácil”; mientras que el 8.3 por ciento opinó que es “algo fácil”.
Asimismo, para el 69.1 por ciento es “muy fácil” conseguir una dosis de cocaína, mientras que el 9.7 por ciento señaló que es “algo fácil”.

El 62.8 por ciento mencionó que es “muy fácil” hacerse de una dosis de éxtasis o de las conocidas como tachas, en tanto que el 8.7 por ciento indicó que es “algo fácil”.

Denuncia anónima— Se les preguntó a los entrevistados si alguna vez han presentado alguna denuncia al 060 por cualquier anomalía detectada: el 25 por ciento mencionó que sí lo ha hecho; el 66.1 por ciento indicó que no; el 8.8 por ciento no contestó.

A quienes no han presentado ninguna delación, se les preguntó por qué no lo han hecho: el 62.4 por ciento dijo que no han tenido nada qué denunciar; el 25.77 por ciento especificó que por desconfianza y temor a represalias; el 4 por ciento dijo que no sabía que podían presentarse anomalías a ese número telefónico; el 7.77 por ciento consideró que no guardan confidencialidad.

Al presentárseles la opción de marcar a los números establecidos por el Ejército dentro del Operativo Conjunto Chihuahua, el 75.1 por ciento dijo que sí llamaría a alguna de estas líneas para hacer alguna denuncia anónima; el 13.9 por ciento comentó que probablemente; el 9.7 por ciento señaló que no lo haría; el 1.4 por ciento no contestó.

Si tuviera algo qué denunciar, se les preguntó, ¿qué tanta confianza les da el saber que estos números son atendidos por el Ejército? El 67.8 por ciento contestó que sí le da más confianza; el 11.9 por ciento mencionó que le da desconfianza hacerlo; el 16.9 por ciento advirtió que no hay diferencia, de todos modos temerían por su seguridad; el 3.5 por ciento no contestó.

Ahora bien, se les cuestionó, en caso de que fueran víctimas de un delito, ¿qué tan probable es que se presentaran a realizar una denuncia ante el Ministerio Público? El 66.8 por ciento aseguró que sería muy probable que lo hicieran; el 16.2 por ciento indicó que algo probable; el 15.9 por ciento dijo que nada probable; el 1.1 por ciento no contestó.

Por otro lado, se les inquirió a los entrevistados si fueran testigos de un delito y la víctima les pidiera que los acompañara como testigo, ¿qué tan dispuesto estaría a participar? El 50.3 por ciento respondió que muy dispuesto; el 19.2 por ciento contestó que algo dispuesto; el 28.2 por ciento dijo que nada dispuesto; el 2.4 por ciento no contestó.