Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 22 de agosto de 2019

Cargando...
Cargando...

Negocian PRI Y PAN impuesto del 2%

86

Negocian PRI Y PAN impuesto del 2%

En una primera reunión con Hacienda, priistas plantean prever un precio mayor del barril de crudo

El equipo legislativo económico del PRI arrancó ayer la negociación con la Secretaría de Hacienda para el paquete económico de 2010, con los lineamientos generales consensuados por la dirigencia nacional con los gobernadores, a partir de atenuar el aumento a productos afectados por el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS), como la cerveza, a la cual buscarán proteger con un impuesto menor.

Los priistas acordaron ir por la disminución del impuesto a los celulares, para proteger a la clase popular, que concentra la mayoría de los aparatos móviles.

Los priistas se reunieron ayer con el subsecretario de Ingresos de Hacienda, José Antonio Meade, quien entre otros puntos explicó que el precio por barril de petróleo está calculado con la fórmula de ley que el Congreso estipuló; sin embargo, sus interlocutores insistieron en la necesidad de aumentar de 53.9 dólares por barril, como establece la propuesta federal, a 59.9, con el propósito de tener mayores ingresos.

Según información proporcionada ayer por legisladores federales involucrados en esta negociación, plantearon al subsecretario que buscarán ajustar a la baja la carga tributaria en los productos afectados por el IEPS, salvo en bebidas alcohólicas y cigarros.

Durante el encuentro del lunes en la noche, donde gobernadores, dirigentes nacionales y legisladores del PRI afinaron sus lineamientos a presentar como contrapropuesta al gobierno federal, coincidieron en que aplicar el aumento de 3% del IEPS a la cerveza condenará a esa industria a una grave crisis.

Actualmente, la cerveza paga 25% de IEPS y 15% de IVA; el gobierno federal quiere aumentar a 28% el IEPS, lo cual implicará, desde la perspectiva de los priistas, que 50 centavos de cada peso obtenido por la venta de cerveza irán directo a Hacienda, esto sin contar el aumento de 28% a 30% de impuesto sobre la renta que la Federación pretende que paguen las empresas.

Otro impuesto que los priistas acordaron y que ayer plantearon a Meade es el referente al 4% a la telefonía celular. Los integrantes del partido tricolor creen necesario no aplicarlo o reducirlo, porque mantenerlo como lo propone la Federación desalentará a la industria y, sobre todo, golpeará a la mayoría de los mexicanos.

Los datos del PRI establecen que hay cerca de 80 millones de celulares en todo el país y existe un promedio mensual de 350 mil nuevos aparatos en funcionamiento y 80% de quienes los usan son de clases media y baja.

Los priistas acordaron, y así lo hicieron saber al subsecretario de Ingresos, que los recursos para subsanar el déficit calculado para el próximo año deben salir de un recorte considerable del gasto público, con disminución de al menos 10% de los salarios de élite y de otorgar prioridad a la inversión productiva, para lo cual no puede acosarse a las empresas; el objetivo, aseguraron los priistas, es ir por el crecimiento y la generación del empleo.