Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 6 de diciembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Negocian liberación de Diego

909

Negocian liberación de Diego

La negociación para liberar a Diego Fernández de Cevallos se desarrolla en templos de Guanajuato

La negociación para liberar a Diego Fernández de Cevallos se desarrolla en templos de Guanajuato, asegura el periodista Antonio Navalón.

En su columna Cuenta atrás (página 3) Navalón afirma que el ex candidato presidencial fue secuestrado por un grupo de profesionales que pide por su liberación 50 millones de dólares.

Según el columnista, un Secretario del Gobierno de Felipe Calderón, cuyo nombre no cita, investigó los hechos a pesar de la instrucción del Presidente de no hacerlo.

El funcionario tenía intervenidos los teléfonos de la familia de Diego y descubrió que la primera llamada para negociar se hizo desde una cabina telefónica, por lo que mandó agentes a obtener huellas, según Navalón.

“Dos días después se recibían las fotos de la Policía tomando las huellas desde el teléfono público junto con un mensaje: una sola vulneración más del acuerdo y verán la ejecución de Diego en vivo y directo”, señala el periodista.

A partir de ese momento, añade, la relación entre la familia y los secuestradores ha sido a través de mensajes que se recogen en iglesias de Guanajuato.

En otra columna, Raymundo Riva Palacio coincide en que los secuestradores de Fernández de Cevallos son profesionales que quieren dinero, pero sostiene que se trata de guerrilleros.

Según el autor de Estrictamente Personal, el “grupo poderoso” que describió Fauzi Hamdan es una guerrilla que opera en la zona de las huastecas y que ha realizado secuestros de alto impacto y larga duración.

Se trataría de una facción identificada por las autoridades como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), miembros de una escisión muy poco conocida del Ejército Popular Revolucionario (EPR), que se dio entre 1998 y 2000.

De acuerdo con el autor, el último secuestro de alto impacto que realizó el ELN fue el de Nelly Esper Sulaimán, hija de un político priísta en Ciudad Valles, San Luis Potosí, y sobrina de José Sulaimán, dirigente del boxeo mundial. Estuvo en cautiverio un año, ocho meses y 12 días.

El periodista destaca que hay grandes semejanzas entre secuestros atribuidos al ELN y los realizados por el propio EPR: el método para reducir a sus víctimas, el lapso transcurrido hasta el primer contacto y hasta el monto exigido para respetar la vida de los plagiados.

“Desde un principio se notó la huella de la guerrilla, pero el deslinde del EPR provocó desconcierto. La manera como se fueron presentando las pruebas de vida y el análisis de las zonas de acción y procedimientos en casos anteriores llevaron a identificar como probable responsable del secuestro al ELN, que ha estado activo en esa región”, sostiene Riva Palacio.

El autor termina su columna con el pronóstico de que el secuestro será largo, pero que esto es lo mejor para garantizar un feliz desenlace.

“Es lo mejor que puede pasar para llegar a buen puerto, lo que no excluye ningún imprevisto que lleve todo al lado opuesto de lo deseado”, finaliza.