Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 17 de noviembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Negocian liberación del jefe Diego

1220

Negocian liberación del jefe Diego

Plagiarios contactaron otra vez a la familia de Fernández de Cevallos: fuentes oficiales

El pasado domingo, los secuestradores de Diego Fernández de Cevallos entraron en contacto, por segunda ocasión, con la familia del ex candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), una semana después de que la Procuraduría General de la República (PGR) suspendió la investigación para dar con su paradero, revelaron ayer a La Jornada fuentes gubernamentales cercanas al caso.

A decir de los informantes, los captores ya fijaron un rescate de millones de dólares. Mediante la red social Twitter, algunos comunicadores divulgaron cifras estratosféricas que supuestamente se han pedido a cambio de la libertad del Jefe Diego y, citando fuentes cercanas a la familia del panista, aseguraron que el plagio lo realizaron “profesionales”.

Los Fernández de Cevallos poseen información de que el ex senador se encuentra con vida y afirman confiar en que pronto sea liberado, añadieron las fuentes consultadas por este diario.

Agregaron que la familia habría recibido el pasado fin de semana una “prueba de vida”, que supuestamente les ha hecho creer que el ex senador goza de buena salud.

Sin embargo, las mismas fuentes se negaron a revelar si esa prueba fue una llamada de voz del propio abogado o alguna fotografía o video reciente.

Destacaron que los familiares ya están convencidos de que la “desaparición” de Fernández de Cevallos no se hizo con finalidad de dejar algún mensaje político o como parte de una venganza personal; “más bien consideran que el plagio se realizó con una pretensión meramente económica”.
El encargado de las negociaciones es el primogénito del político panista, quien las realiza en el Distrito Federal.

Las fuentes consultadas no precisaron si los parientes consideran como primera prueba de vida la fotografía difundida por Internet el jueves 20 de mayo, seis días después de su desaparición en la finca La Cabaña, ubicada en el municipio de Pedro Escobedo, en Querétaro.

“No sé si para ellos esa fotografía (que se difundió en varios medios de comunicación, donde supuestamente se ve al Jefe Diego sin camisa y con los ojos vendados) la hayan considerado como prueba de vida, pero sí puedo informar que este fin de semana (pasado) los captores volvieron a entrar en contacto con la familia para negociar su liberación”, reveló una de las fuentes consultadas.

Los informantes agregaron que antes del secuestro, el ex legislador panista tenía como prioridad el reparto de su patrimonio entre sus hijos, por lo que se había enfocado en la redacción de su testamento.

Diecisiete días después de que se hizo público el secuestro, lo que ha predominado es la falta de información oficial sobre el caso.