Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 4 de diciembre de 2020

Cargando...
Cargando...

No a la automedicación

55

Ya que los virus se vuelven inmunes a los antibióticos empleados normalmente

La automedicación con antibióticos para tratar gripes en niños puede complicarlas o agravarlas, , informó el doctor Eduardo Rico Escobar, Coordinador Delegacional de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

En la mayoría de los casos en enfermedades provocadas por virus que se curan con medidas generales como reposo – por lo menos tres días-, evitar exponerse a cambios bruscos de temperatura e ingerir abundantes líquidos y alimentos ricos en vitamina C.

, dijo que intentar curar con antibióticos un cuadro gripal causado por virus sólo provoca que se maten los microorganismos (flora bacteriana normal), los cuales tenemos en el cuerpo y que ayudan a protegernos de las enfermedades, lo cual crea condiciones para que otras bacterias produzcan infecciones y, en casos más graves, una neumonía o hasta una septicemia (infección generalizada en todo el organismo).

Se aconseja a los padres de familia que cuiden el catarro o gripa de sus hijos, pero si no mejoran con las medidas generales antes mencionadas en un lapso de cinco días, acudan con su médico familiar quien determinará con precisión el tipo de antibiótico, la dósis correcta y el tiempo necesario que deben tomar el medicamento para solucionar el problema de salud y evitar complicaciones.

Desafortunadamente son muchas personas las que recurren al uso de antibióticos sin que se los receten, por lo que los administran en dosis y/o tiempos inadecuados, o bien el medicamento no es el indicado para tratar la infección respiratoria que se pretende atacar.

También hay aquellos pacientes que no llevan al pie de la letra el tratamiento o abandonan el que el médico prescribe. En todos estos casos, la enfermedad no se cura definitivamente, sino sólo temporalmente, porque no se acaba con la cepa y las que quedan se vuelven resistentes y resurge la infección.

Otras complicaciones que se presentan por el uso irracional de antibióticos son intoxicaciones, intolerancia gástrica, diarrea, y si es un fármaco inyectado pueden causarse quistes o abscesos en la zona.