Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 26 de julio de 2017

Cargando...
Cargando...

Nuevos impuestos ‘encogen’ ingresos

218

Nuevos impuestos ‘encogen’ ingresos

El aumento del 28 al 30 por ciento en el ISR implicará descuentos de 19 a 194 pesos adicionales por mes

El aumento del 28 al 30 por ciento en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) que promueve el presidente Felipe Calderón implicará descuentos de 19 a 194 pesos adicionales por mes, para cada uno de los trabajadores que perciben sueldos de entre uno y 13 salarios mínimos.

Tales cantidades se sumarán a la carga fiscal en caso de aplicarse el incremento sólo en la tasa impositiva, pero si abarca también la cuota fija que igualmente es parte de ese gravamen, el aumento será mucho mayor en términos generales.

Además, el nivel de ingreso de los trabajadores se reducirá otro uno por ciento al incrementarse del 10 al 11 por ciento el Impuesto al Valor Agregado (IVA), aparte de que se aplicarán nuevos gravámenes en algunos servicios que impactarán a cada ciudadano de acuerdo con lo que consuma.

Lo anterior se desprende de un análisis sobre las sumas monetarias que se pagan actualmente por concepto de ISR y las que se cubrirán si la Cámara de Senadores –que actualmente la discute– aprueba la iniciativa del presidente Calderón Hinojosa que ya autorizó la Cámara de Diputados.

En opinión de líderes de organizaciones sociales, dicha reforma fiscal no es congruente con el contexto de desempleo, subempleo y crisis económica que padecen cientos de miles de trabajadores en el país, mientras –dicen– los nuevos diputados son un grupo de traidores que decepcionaron a sus representados y el Gobierno sólo busca salvarse a sí mismo.

Un análisis contable muestra que cada persona que gana tres salarios mínimos, o sea 164.40 pesos diarios o 4 mil 997.76 mensuales, paga 333 pesos de ISR por mes, que representan 6.66 por ciento de su ingreso, pero una vez que entre en vigor la reforma cubrirá 349 pesos (6.98 por ciento), lo que implica 16 pesos adicionales.

Los trabajadores que reciben dos salarios mínimos, esto es 109.60 pesos diarios o 3 mil 331.84 por mes, cubren ahora 191 pesos de ISR y ese pago se elevará a 248 pesos, lo que les significará una pérdida de 57 pesos mensuales.

En el caso de los empleados de clase media baja, como los que cobran 7 salarios mínimos, lo que significa 383.60 pesos diarios u 11 mil 661.44 mensuales, están pagando ahora mil 362 pesos de ISR (11.68 por ciento de su ingreso) y van a cubrir mil 390 (11.92 por ciento), o sea 27 pesos más por mes.

Los trabajadores que perciben 10 salarios mínimos, lo que significa 548.00 pesos diarios o 16 mil 659.20 por mes, ahora le pagan a Hacienda 2,359 pesos y esa cantidad va a subir a 2 mil 486, lo que significa 127 pesos más.

Y quienes perciben 15 salarios, lo que representa 822.00 pesos diarios o 24 mil 998.80 por mes, cubren actualmente 4 mil 104 pesos mensuales (16.42 por ciento) por ese concepto y de aprobarse la reforma fiscal van a pagar 4 mil 189 (16.76 por ciento), esto es, 84 pesos más por mes.

A cada empleado que percibe 19 salarios mínimos, o sea mil 041.20 pesos diarios que significan 31 mil 652.48 mensuales, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le quita 5 mil 567 pesos por mes, y en adelante le recogerá 5 mil 785 pesos, es decir, 218 más mensualmente.

‘FASTIDIAN’ A TRABAJADORES

El día 23 de este mes, la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Ingresos de la Federación 2010 con 415 votos a favor, 24 en contra y 10 abstenciones.

Ese documento incluye subir del 28 al 30 por ciento el ISR y elevar el IVA en la frontera de 10 a 11 por ciento; en el resto del país este impuesto subiría del 15 por ciento actual al 16 por ciento.

También modifica el Impuesto a Depósitos en Efectivo (IDE) para que quede en 3 por ciento en depósitos superiores a 15 mil pesos, contra la tasa actual de 2 por ciento para entregas mayores a 25 mil pesos, y crea un impuesto a las telecomunicaciones de 3 por ciento.

Al respecto, algunos empresarios han señalado que ese gravamen va a inhibir el ahorro, además de que como ya no les da intereses, mejor van a sacarlo del país.

Los diputados juarenses del PRI, Héctor Murguía Lardizábal, Jaime Flores Castañeda y Adriana Terrazas Porras, así como la panista María Antonieta Pérez Reyes, votaron en favor del alza aun cuando se comprometieron a que nunca sufragarían para traicionar los intereses de la comunidad fronteriza.

Alcides Flores Martínez, director ejecutivo de la organización Ciudadanos Organizados para Desarrollo Integral de las Comunidades A.C. (CODIC), dice que esta propuesta fiscal “está descontextualizada”, pues “no va acorde con la realidad” que está viviendo el país e inclusive el mundo entero.

Hay recomendaciones a nivel mundial de que en estos momentos de crisis económica no se incrementen los impuestos, sin embargo, en México el gobierno va en contra, agrega.

“Esto viene a afectar los bolsillos de todos los mexicanos, justo en estos tiempos que todo mundo está padeciendo el desempleo, no se acerca a la realidad y de alguna manera viene a desalentar la economía”, expresa.

El autollamado “presidente del empleo” está quedándose muy atrás, considera.

Los diputados y próximamente los senadores no están atendiendo a una necesidad que está viviendo el país, pero la gente no votó por ellos para que sufragaran en contra de ella, dice.

Todo esto se va a ver reflejado en las elecciones del próximo año porque lo sucedido ahora es una gran desilusión para la ciudadanía, quien se cuestiona de qué sirven las elecciones si sus representantes no la defienden y hasta la traicionan, agrega.

Laurencio Barraza Limón, vocero de la Organización Popular Independiente (OPI), dice que esa propuesta “es muy irracional” porque el gobierno con esos ingresos busca ponerse a salvo de la crisis pero va a hundir a los ciudadanos.

La reforma “fastidia a la ciudadanía en general” cuando bien podrían hacer un decreto para reducirle los salarios a miles de burócratas federales o hacer un recorte de personal, agrega.

O bien, podrían quitarle tanto presupuesto y prerrogativas a los partidos políticos, sobre todo ahora que nadie cree en ellos, que la ciudadanía les ha dado la espalda y que no son conscientes de la situación que padecen los mexicanos, informa.

Cualquier trabajador juarense está laborando actualmente tres días a la semana, ya sea en la industria de la construcción o en la maquiladora, y ya se perdieron más de 90 mil empleos, expresa.

Y todavía imponiendo ese tipo de impuestos, pues van a afectar más a la ciudadanía, no van a reactivar la economía y mucho menos el mercado interno, dice.

“Me parece muy ilógica la propuesta del presidente”, agrega. “Muchos impuestos y pocos recursos”.