23.18°C

Muy Nuboso

Chihuahua, Chihuahua



Viernes 27 de marzo de 2009

Operación Conjunta debe cambiar rumbo

Operación Conjunta debe cambiar rumbo de Juárez: Reyes Ferriz


Operación Conjunta debe cambiar rumbo de Juárez: Reyes Ferriz

Considerada por el gobierno local como el cambio de mayor fondo en la historia de la seguridad pública de Ciudad Juárez, la Operación Conjunta Chihuahua cumple hoy un año de haber entrado en vigor en esta frontera.

“La Operación necesariamente va a cambiar el rumbo de Ciudad Juárez; la seguridad en la ciudad fue decreciendo, paulatina y a lo mejor imperceptiblemente, pero hoy estamos haciendo cambios de fondo que van a modificar la orientación de la ciudad en materia de seguridad, y esperemos que ese trabajo persista en las administraciones subsecuentes. Es un cambio importantísimo en el rumbo de la seguridad de esta ciudad”, dijo ayer el alcalde José Reyes Ferriz en entrevista.

De acuerdo con líderes del sector empresarial y de la sociedad civil, e incluso con el Gobierno del Estado, los resultados de esta estrategia encabezada por el Ejército Mexicano fueron “pobres” hasta el pasado 25 de febrero, cuando –luego de que en 2008 hubo más de mil 600 homicidios dolosos y Juárez se convirtió en la ciudad más violenta de México– la Operación se “rediseñó” con la multiplicación del patrullaje militar y, finalmente, empezaron a descender los índices de violencia.

Para Reyes Ferriz, sin embargo, la explicación de que las estadísticas delictivas no se hubieran reducido en los primeros once meses y que, por el contrario, se hubieran disparado, obedece a que la policía local estaba debilitada por la corrupción en medio de una guerra de cárteles que, al ver mermadas sus operaciones de narcotráfico por el Ejército, recurrieron a nuevos delitos para mantener sus ingresos.

Pero un año después, dijo el alcalde, con la policía en proceso de saneamiento, la expectativa es que la reducción de más de un 80 por ciento en el índice de homicidios dolosos que se ha registrado este marzo se mantenga indefinidamente hasta que el Gobierno municipal pueda retomar el control de la Policía Municipal y se retiren los militares.