21.9°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Viernes 10 de julio de 2009

PAN enfrenta deuda de $300 millones

Usó parte del dinero aunado a los más de mil 59 millones de pesos que le entregó el IFE


Usó parte del dinero aunado a los más de mil 59 millones de pesos que le entregó el IFE

Además de la derrota electoral y de la renuncia de su presidente nacional, el PAN enfrentará también una deuda financiera de 300 millones de pesos.

En febrero pasado, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y el Consejo Nacional —máximo órgano— del PAN aprobaron solicitar una línea de crédito de hasta 400 millones de pesos a una institución bancaria privada, para el financiamiento de la reciente elección y la de 2010.

El pasado 30 de junio, Germán Martínez, en su carácter de presidente nacional del PAN, confirmó a EL UNIVERSAL que se habían solicitado sólo 300 millones de pesos a Banorte para el financiamiento de dichas elecciones.

“Sí, se solicitaron 300 millones autorizado por el Consejo Nacional, y los tenemos que pagar”, dijo Germán Martínez.

La dirigencia panista saliente ejerció —además de los recursos que el Instituto Federal Electoral (IFE) le aportó para el pasado proceso electoral— una parte de esos 300 millones de pesos para la disputa de seis gubernaturas y la renovación completa de la Cámara de Diputados.

El blanquiazul enfrentó éstas elecciones federales con todos los recursos que el IFE le aportó y que ascienden a mil 59 millones 573 mil pesos.

Ahora, quien sea electo nuevo presidente blanquiazul podrá ejercer lo que resta de ese préstamo para las siguientes contiendas, además de pagar la deuda que contrajo la dirigencia saliente.

En la elección del próximo año estarán en disputa 10 gubernaturas: Chihuahua (PRI), Sinaloa (PRI), Durango (PRI), Tamaulipas (PRI), Puebla (PRI), Oaxaca (PRI), Veracruz (PRI), Tlaxacala (PAN), Aguascalientes (PAN), y Zacatecas (PRD).

Martínez Cázares señaló que ésta deuda la trataría de pagar en el plazo máximo que permitiera la institución bancaria, en “tres o cuatro años”.

El PAN contendió en estas elecciones con “finanzas sanas”. En 2006, cuando el presidente nacional del blanquiazul era Manuel Espino también solicitó un crédito con Banorte por 200 millones de pesos para la elección presidencial que ganó Felipe Calderón, adeudo que ya cubrió el blanquiazul.

En febrero, tras aprobarse la línea de crédito, argumentaba que éste préstamo sería para tener “recursos en el momento, recursos futuros que queremos tener en el presente” y que se pagarían “con las cuotas ordinarias de nuestros militantes, de nuestros funcionarios, de nuestros legisladores... con los recursos ordinarios que legalmente podemos allegarnos”.