Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 6 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

PRI, Dowell y Cesar Duarte, asustan con el petate del muerto

por Ambrosio 1183

PRI, Dowell y Cesar Duarte, asustan con el petate del muerto

La impugnación no procede, utilizan medios afines para provocar incertidumbre; Duarte siente temor por su abandono; Sabrá el líder del PRI que Liz Aguilera fue Contralora de Duarte?

A tal grado a llegado el coraje del PRI, Guillermo Dowell y del propio Gobernador Cesar Duarte, después de haber perdido la elección de Gobernador y este último estando a punto de ser expulsado por su partido, de acuerdo a sus propios partidarios, que ahora aprovecha el superficial rechazo del Tribunal Federal Electoral para asustar a la raza.

Sin embargo en el fondo no existe nada que, en apariencia, vaya a revertir el proceso electoral; El Tribunal Federal simplemente regresó el caso al Tribunal Estatal para que le diera entrada a la demanda de impugnación presentada por el PRI en Chihuahua.

La razón es muy sencilla, el Tribunal Estatal, se había hecho a un lado por su presentación a destiempo, sin embargo el federal dice que eso no es real ya que el conteo de votos culminó después del plazo establecido, por lo tanto les pide que se pongan a trabajar, así de sencillo.

En términos reales la situación esta igual que al principio, debido a que el Tribunal Estatal debe emitir un veredicto, el cuál sería impugnado nuevamente por el PRI o el PAN, de acuerdo al resultado y los argumentos, para que ahora sí, sea el Tribunal Federal quien determine quien tiene la razón, todo esto deberá ser antes de concluir el plazo para la toma de poder por parte de los alcaldes y del Gobernador Electo, Javier Corral.

Sin embargo los medios afines al actual Gobierno, aún con el pendiente de cobro de los últimos meses, empezaron a desatar la rumorología como si el PRI hubiera obtenido la victoria del caso.

Esto muestra como increíblemente muchos medios de comunicación siguen leales al actual régimen, a pesar de que se estén viviendo sus últimos momento; la pregunta sería, lo hacen conscientes o ¿De donde, de quien están agarrados para asumir esa postura con tantas ganas?

La realidad de las cosas es que el PRI busca llevar las cosas hasta sus últimos tiempos, o sea, extender la impugnación para hacerle la vida difícil a Javier Corral y a los alcaldes electos, concretamente a Armando Cabada en Ciudad Juárez.

Sabedores que de que la van a perder, los priistas buscan aprovechar para hacer relaciones públicas con el dirigente nacional, Enrique Ochoa, quien ayer recibió a Dowell y a Liz Aguilera, la ex contralora del Gobierno de Cesar Duarte, en su oficina para hablar sobre el caso de Chihuahua.

Lo que todo Chihuahua se pregunta es si ¿Sabrá Enrique Ochoa que Liz Aguilera fue Contralora del actual Gobierno del Estado?, le habrán informado bien o simplemente fue sorprendido por la visita y no pudo hacerse a un lado.

Vovliendo al caso de la impugnación, de pasadita le meten presión al Tribunal Estatal, con la intención de que falle a su favor y acalambrar un rato más a los chihuahuenses, aunque esto signifique mantener al estado en la intranquilidad política.

Finalmente lo que si es definitivo es que para Cesar Duarte este es el último jalón en su intentona de salvar su casi segura salida del PRI, ante el proceso nacional que va a enfrentar al lado de los gobernadores de Veracruz y Quintana Roo, hoy calificados como los más corruptos del país.