Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 22 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

Para Ti... ¡Lumbre!

por José Cruz Pérez Rucobo 484

Para Ti... ¡Lumbre!

Me comenta un tanto preocupado mi amigo, ten cuidado porque atacas tanto al PRI, que parece que el PAN te está pagando.

Paso a relatarles una breve aunque verídica historia chihuahuense, data de la guerra-exterminio contra los apaches. «Corría el año 1880 -aprox.- cuando al Capitán Juan Mata Ortiz -mercenario militar a las órdenes de Joaquín Terrazas-, se le ocurre tenderle una trampa-traición al temible jefe apache llamado Jú, quien pretendía una paz honorable. Para ello lo cita en las márgenes del Río Casas Grandes a sostener pláticas para establecer la paz. Jú acepta la propuesta y tarde se da cuenta que era una celada, alcanza a huir, no así muchos de los suyos, siendo estos arteramente asesinados. Rabioso Jú exclama las siguientes y proféticas palabras ’Gordo Mata Ortiz como traidor que eres, no balazos, no cuchillos, no lanza, no flechas; para ti… ¡lumbre!’ Y así fue efectivamente como murió Juan Mata Ortiz, quemado al ser capturado, en justa venganza». Ojo traidores, ¡ahí les hablan!

Simbólicamente, es lo que deseo le pase al PRI-gobierno que nos traiciona arteramente. Quiero ser muy preciso dije simbólicamente -la electoral es una forma- no de forma literal. Si se da el caso, que compurguen su condena en la cárcel, no en la hoguera -procedimiento medieval del gusto del inquisidor Torquemada-. Han pasado todos los límites posibles, de tal manera que se torna intolerable y ofensiva para los mexicanos su ejercicio hamponezco del poder.

Todos los años son años de Hidalgo. Antes, sólo el último año del sexenio se le denominaba de esa manera. En esta administración federal «Todos» los años son de ese talante, el que consiste para que rime en: «CH.S.M el que deje algo» es decir, a robar se ha dicho. Y efectivamente no dejan títere con cabeza, trás 12 años alejados de la ubre presidencial vienen hambrientos, dispuestos a depredar y no dejar piedra sobre piedra.

Me comenta un tanto preocupado mi amigo Salvador Abundis, ten cuidado porque atacas tanto al PRI, que parece que el PAN te está pagando. Le pregunto a mi vez, ¿y tu que piensas? Yo te conozco y se que no es así -mi pobreza económica no deja lugar a dudas, además Acción Nacional no tiene cerebro para hacer una cosa así-. Le respondo, «No te preocupes, sólo la opinión de mis amigos y lectores me interesa, ellos -PRI- pueden decir misa, sus chirinolas e intrigas me hacen lo que el aire a Juárez», se preguntarán, ¿qué le hizo? Nada.

Si mis críticas fundadas hacia el PRI, le sirven al PAN ¡que les aproveche! Cuando ellos estuvieron en el poder, tuvieron en mí a un furibundo crítico. Quiero dejar muy en claro que aquí no hay uno bueno y uno malo -PRI, PAN- ambos son pésimos, persiguen lo mismo, desvalijar las finanzas públicas y acabar con la soberanía de México -por ello actuaron en conjunto en las retrógradas Reformas-. Hay una diferencia de fondo en su estilo de gobernar, el PAN nos quiere ver muertos, el PRI lo mismo; pero antes... torturarnos. Viene luego la pregunta clásica, ¿quieren morir con dolor o sin dolor?

Un Congreso muy botana. La conformación de la próxima e inminente legislatura de San Lázaro -Cámara de Diputados- será todo lo ineficiente que elucubremos, pero admitamos que va a estar muy divertida con personajes de caricatura. Imaginen nada más una ponencia de la refinada, exquisita y culta Carmen Salinas, quien empezaría su alocución con su tradicional y ñero, ¡cállense bombos! Política de primer mundo.

¡Que bajo hemos caído! Cuando como país, cínicamente aceptamos ese tipo de pantomimas. El ridículo más oprobioso nos cubrirá a todos los mexicanos, porque Carmen Salinas no es la única ni la peor. En una abierta provocación nos seguirá «Lloviendo sobre mojado», se ceban con nosotros porque nos sienten blanditos, cobardones, mediocres, ¿lo somos?

Le pido una definición al PRD. Aunque quizá no sea necesario, absurdamente se alió al PRI para aprobar algunas Reformas y eso lo define como un partido «Esquirol», que finge -cada vez menos- ser de izquierda, para luego hacer desvergonzadamente equipo con el PRI. Le exijo no seguir nadando en dos aguas, como dice la canción «O se mar o río o nada». Que cambie su filiación de izquierda y no siga engañando a su feligresía, que mute a un partido de derecha con la segura complacencia de sus dirigentes de porquería «Los Chuchos» ¿por perros? No, por ladrones.

Siguiendo la tónica de Julio César «Divide y vencerás». También se le atribuye la frase a Nicolás Maquiavelo. El PRD está realizando -tiene tiempo haciéndolo- esa labor disuasiva dentro de la izquierda mexicana con la frase inicial. Mucha gente ingenuamente -algunos no tanto- suponen que votar por el PRD es votar por la izquierda, se equivocan de cabo a rabo. Ese partido, ¡sólo simula serlo!

Ahora caigo. Por fin entiendo el porqué el PRI no sólo no expulsa al repulsivo Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre de sus filas, sino que lo protege y lo cubre con su manto alcahuete. Las razones son evidentes: a) se identifican con él, b) comparten su mapa genético, c) están hechos del mismo barro, d) son ramas del mismo árbol, e) son una sola nota de la misma melodía.

Filosofía a Ras de Suelo emitió su séptimo programa.- teniendo como invitado al Profr. Rafael Torres.

Aviso-amenazo que el próximo lunes 06 de abril, estará el historiador local -y posiblemente un historiador de la Cd. de Chihuahua- Miguel Méndez, hablando nada menos que del Gral. Francisco Villa. Están todos cordialmente invitados en punto de las 8:00 p.m -tiempo de Chihuahua- a través de http://www.lanuevarepublica.org «La democratización de la palabra».

Libro recomendado.- hoy mi invitación es a leer, «La Conjura de Xinom» del autor mexicano Ermilo Abreu Gómez. Es la historia de un alzamiento indígena en Yucatán «Hace muchos años» -no lo precisa, debe ser a finales del siglo XIX-, debido a las crueles condiciones a que eran sometidos por los dueños -blancos- de las haciendas. La lectura es dolorosa por su crudeza, pero a la vez aleccionadora por la dignidad y el valor del pueblo indígena.

«Mira a las estrellas, pero no te olvides de encender la lumbre en el hogar»
Proverbio Alemán

«Por la ignorancia nos equivocamos, y por las equivocaciones aprendemos»
Proverbio Romano

«La primera vez que me engañes, será culpa tuya. La segunda será culpa mía»
Proverbio Árabe

Twitter @JoseCruz777

Mensajes

  1. SamBigotes

    Ave, amici José. Una vez más, aunque cierto,no siempre, de acuerdo con usted.
    La política en este país nuestro es como el vaquero de medianoche de la canción: adornado con lentejuelas. Avalado por la complacencia-muchas veces criminal- de los que como borregos siguen la campana que los llevará con el esquilador. Triste, muy triste que como individuos no seamos capaces de discernir el juego al que nos ha llevado este infernal sistema de partidos. Los que tienen la voluntad comprada solo se limitan a hacerse la vista gorda ó a proferir insultos a los que nos atrevemos a señalarlos,pero nunca de los nuncas darán una explicación que ampare su proceder.Simplemente no la tienen porque no la hay.
    Y aprovechando el espacio que me concede El Ágora,quiero poner a disposición de estos individuos la tarjeta de «descuentos» que llegó a mi domicilio y a mi nombre cortesía del partido Verde-hijo pródigo del PRI en cuanto a corrupción se refiere-. Mi dignidad es lo único que me queda y esa no está en subasta.

  2. José Cruz

    SamBigotes, sus interesantes comentarios son casi imprescindibles para todo comunicador chihuahuense. Por cierto, que bueno que no siempre coincidamos, sería muy aburrido pensar igual. ¿Así es que le llegó la tarjeta de descuentos del PVEM? Como se puede apreciar son hasta tontos al enviársela a usted, quien se caracteriza por su independencia de pensamiento y un simple plástico -tarjeta-, me atrevo a pensar que lo ofende. Le sugiero al PVEM que se guarde sus porquerías para sus adeptos o simpatizantes, regularmente gente descerebrada.

José Cruz Pérez Rucobo

Originario de Cd. Juárez, cursé la carrera de Economía en la UACJ, me dedico al comercio como medio de subsistencia y al Periodismo como pasión.