Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 21 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

Participó la DEA en captura de ‘El Diego’

1449

Participó la DEA en captura de ‘El Diego’

Ordenó ‘El Diego’ masacres y coche-bomba: Policía Federal

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) participó en la captura de José Antonio Acosta Hernández, alias “El Diego”, a través de un intercambio de información con las autoridades mexicanas, dio a conocer ayer la Policía Federal (PF) durante la presentación del presunto integrante de “La Línea”.

“Esta detención fue resultado del intercambio de información entre la Policía Federal y agencias estadounidenses, en particular con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), lo que ha fortalecido la ubicación de blancos en ambos países para el combate de las diferentes estructuras del narcotráfico entre México y Estados Unidos”, informó Ramón Eduardo Pequeño, jefe de la División Antidrogas de la PF.

De acuerdo con la dependencia, la captura del ex policía estatal –presunto integrante del cártel de los Carrillo Fuentes– se realizó el viernes pasado y en su declaración Acosta Hernández “refirió que ordenó el homicidio de aproximadamente mil 500 personas”, principalmente en esta frontera.

“El Diego”, también conocido como “El Diez” o “El Blablazo”, fue presentado ayer por la Policía Federal ante los medios de comunicación de la Ciudad de México, a donde fue trasladado luego de dos días en los que en esta entidad circuló sin confirmar la versión de su detención en la ciudad de Chihuahua.

En conferencia de prensa, Pequeño García, informó que las líneas de investigación indican que “El Diego” fue el autor intelectual de los crímenes de mayor impacto en esta frontera, como la masacre de Villas de Salvárcar, los de las tres personas vinculadas al Consulado de Estados Unidos y de la detonación del carro-bomba en la Avenida 16 de Septiembre, entre otros.

De acuerdo con el gobierno estatal, la detención de quien fuera agente del grupo antisecuestros hasta 2007 y que ahora las autoridades federales califican como uno de los “sujetos más buscados de México” significa un “parteaguas” para la seguridad pública, sobre todo en Ciudad Juárez, donde se espera que en un mediano plazo disminuya la violencia.

“Esto marca totalmente un parteaguas (...) Nos va a traer en el mediano y largo plazo mejores tiempos para Juárez; esto no quiere decir que desaparezca todo o que automáticamente se acabe, porque esto es una organización. Sin embargo, en gran medida se sabe que esta persona era el artífice de esta nueva forma de actuar de los delincuentes”, dijo Jorge González Nicolás, titular de la Fiscalía General del Estado zona norte.

De acuerdo con información de la PF “Acosta Hernández ordenó colocar pintas y mantas el pasado 27 de junio, donde amenazaba a autoridades antidrogas de los Estados Unidos y de Chihuahua. Posteriormente, el 20 de julio mandó colocar otras mantas con amenazas a las autoridades estadounidenses. Tras su detención, señaló que los mensajes contra la Agencia Antidrogas de Estados Unidos fueron colocados para que supieran que los tenían ubicados”, agregó el funcionario federal.

La detención del presunto líder de “La Línea” -brazo armado del Cártel de los Carrillo Fuentes- empezó a circular en la entidad desde el viernes pasado, cuando en Chihuahua se registró una balacera en el fraccionamiento Arboledas, al norte de la capital del estado.

El arresto, sin embargo, no fue confirmado sino hasta ayer por la mañana, cuando Pequeño encabezó la conferencia de prensa en la que Acosta Hernández fue presentando ante los medios de comunicación portando un chaleco antibalas, resguardado por elementos policiacos y delante de las armas que se les habrían asegurado durante la detención.

En la conferencia, Pequeño García informó que fueron las detenciones de otros integrantes de La Línea -como Jesús Ernesto Chávez Castillo, alias “El Camello”; Jesús Armando Acosta Guerrero, alias “El 35”, entre otros- las que permitieron identificar el modo de operar de la organización, así como la posición del ahora detenido dentro de la estructura.

“Tras su detención, José Antonio Acosta Hernández señaló ser el autor intelectual de la preparación y colocación de un vehículo con explosivos, el cual indicó fue detonado contra policías federales debido a la detención, el 15 de julio del 2010, de uno de sus colaboradores más cercanos Jesús Armando Acosta Guerrero, alias ‘El 35”, informó Pequeño.

“Acosta Hernández manifestó que para realizar esta acción privaron de la vida a una persona que pertenecía al Cártel del Pacífico (Sinaloa), al cual uniformaron con ropa de policía municipal y dejaron cerca del vehículo con explosivos; posteriormente dio instrucciones para que fuera activado el artefacto a través de un teléfono celular”, agregó el funcionario.

Otros crímenes que se le atribuyen a “El Diego” es la masacre de 13 adolescentes en el fraccionamiento Horizontes del Sur, en octubre de 2010; el de la subprocuradora de Asuntos Internos del gobierno de Chihuahua, Sandra Salas -en junio de 2010- y el del atentado contra el centro de rehabilitación Fe y Vida, de la ciudad de Chihuahua y donde murieron 19 personas.

También, informó la PF, se le vincula con los homicidios de los policías municipales y ministeriales registrados desde el inicio del conflicto entre el Cártel de Juárez y el de Sinaloa, en 2008, “por negarse a colaborar con su agrupación y a quienes acusaban de trabajar para la organización de Joaquín Guzmán Loera, alias ‘El Chapo”.

Sobre el homicidio de 15 personas en el fraccionamiento Villas de Salvárcar, en enero de 2010, la PF indicó que “Acosta Hernández manifestó que él dio instrucciones para que privaran de la vida a presuntos integrantes del grupo delictivo conocidos como ‘Los Doble A’ (o Artistas Asesinos), vinculados con el Cártel del Pacífico, quienes se encontraban en una fiesta”.

En general, informó Pequeño, el detenido admitió haber ordenado unos mil 500 homicidios de personas que consideraba integrantes del Cártel de Sinaloa, incluyendo a miembros del Cártel de Juárez a los que les perdía confianza.

“José Antonio Acosta Hernández, alias ‘El Diego’, refirió que ordenó el homicidio de aproximadamente mil 500 personas, principalmente en Ciudad Juárez y Chihuahua capital, entre las que se encuentran policías de los tres niveles de gobierno, funcionarios, integrantes de grupos rivales, integrantes de su misma organización a quienes les perdía la confianza y otras más no vinculados a grupos criminales, a quienes privaron de la vida por equivocación al pensar que se trataban de integrantes del Cártel del Pacífico”, informó Pequeño.

Junto con “El Diego” fue detenido Jesús Antonio Mancinas, de 33 años y presentado también en la ciudad de México; él como “responsable de la seguridad personal” de Acosta Hernández.

A los detenidos, agregó la PF, se les encontró en posesión de dos armas cortas con cargador, un fusil MP-5 con cargador, equipos de comunicación, de radiocomunicación y de cómputo.

“Las personas aseguradas serán puestas a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), quien determinará su situación jurídica y continuará con las investigaciones correspondientes”, agregó Pequeño García.

En la rueda de prensa, al funcionario también se le cuestionó por la configuración en la que quedaría el Cartel de Juárez y, específicamente, por el papel del “JL”, otro individuo identificado al menos hasta 2009 como líder de “La Línea”.

“Hay líneas de investigación abiertas, indudablemente la detención de ‘El Diego’ es un logro importante para el gobierno de México; era una de las gentes que, por sus acciones, había impreso más violencia y radicalidad a la disputa que en este caso tienen por el estado de Chihuahua y por Ciudad Juárez, en este caso entre la gente del Cártel de Juárez y la gente del Pacífico. Lo demás son líneas que están abiertas, lo del ‘JL’, y también ahí la actuación que se tiene de los demás”, dijo Pequeño.

“Estamos esperando que se reconfiguren los grupos; el líder operativo del Cártel de Juárez a través de ‘La Línea’ era ‘El Diego’; entonces, estamos viendo a ver cómo se reconfiguran las cosas”, agregó el funcionario.

Al final, y también ante pregunta expresa, Pequeño mencionó que “El Diego” tiene orden de presentación derivada de una investigación iniciada por la SIEDO desde 2009, y que se prevé que, por su relación con los homicidios del Consulado norteamericano, sea requerido en extradición por Estados Unidos.