Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 18 de febrero de 2019

Cargando...
Cargando...

Pasa el peligro en Rivera del Río Bravo

236

Pasa el peligro en Rivera del Río Bravo

Ya bajo el nivel del agua, los pobladores de las colonias en peligro se muestran tranquilos

Juárez.- Tras supervisar el área poniente de la ciudad en donde residentes de colonias como Ladrillera de Juárez y Felipe Angeles mostraron preocupación por el crecimiento en los niveles del río Bravo, autoridades municipales y estatales reportaron que no se registraron daños a personas o propiedades.

Desde este viernes, de manera coordinada, cuadrillas de Servicios Públicos Municipales junto con otras de Protección Civil Estatal y Municipal se dedicaron a notificar a los residentes de colonias aledañas al río Bravo al poniente de la ciudad que el incremento en los niveles de agua del río este viernes se debió a descargas que lanzaron las autoridades norteamericanas provenientes de la Presa del Elefante en Nuevo México.

Juan García López, director de Servicios Públicos Municipales, indicó que a pesar de que alrededor de las 7 de la tarde el agua en el Bravo alcanzó los 200 metros cúbicos por segundo, no se dieron daños a personas o propiedades, y solo se registró un encharcamiento del 30 por ciento del conocido como Parque de las Tortugas.

Después de la hora mencionada, poco a poco y durante las siguientes horas el cauce del río volvió a la normalidad, comentó.

“Estuvimos avisando a la gente lo que estaba ocurriendo, y hubo personas que se molestaron por el desbordamiento que se registró en Las Tortugas y ante la posibilidad de que también ocurriera en las compuertas, lo que afortunadamente no sucedió”, manifestó el funcionario.

Explicó que elementos de Protección Civil Estatal estuvieron monitoreando la situación principalmente en colonias como la Felipe Ángeles y la Ladrillera de Juárez, y se reportó finalmente que no hubo personas ni propiedades perjudicadas, a excepción del 30 por ciento de encharcamiento que se dio en el Parque Las Tortugas.

“Por órdenes del alcalde José Reyes Ferriz seis unidades de Servicios Públicos Municipales estuvieron notificando para avisar a la gente lo que estaba ocurriendo, y se dio un monitoreo permanente hasta este sábado a las 8 de la mañana, afortunadamente sin nada importante que reportar”, manifestó García López.

Dijo que no fue necesario evacuar a nadie ni se dieron situaciones de emergencia, pero que aún así se vigiló la zona durante toda la noche.
Al hacer un recorrido por el sector ayer sábado por la mañana, fue detectada maquinaria que sacaba tierra seca del bordo del río para depositarla en camiones que la retiraban del área, todo ello con la intención probable de ampliar la capacidad del río.

Sobre la calle Nadadores que corre directamente a un lado y paralela al río se encontró inspeccionando la zona a Guerrero García Acosta, quien dijo vivir en la casa que estaba sobre un pequeño cerro cercano al bordo del río.

“Anoche se veía muy arriba el agua y sí, sí nos dio algo de miedo, porque siempre estamos con el temor de que vaya aumentar y salirse el agua del río. Está uno dormido y no se da cuenta de lo que pasa, y por eso nos preocupamos”, comentó el hombre, a cuyo lado estaban su esposa e hijo.