Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 17 de enero de 2017

Cargando...
Cargando...

«Pasividad exacerbada la de Reyes Baeza»

138

«Pasividad exacerbada la de Reyes Baeza»

Un vacío de poder impera en Chihuahua, propiciado, en primer lugar, por el gobernador José Reyes Baeza: Galindo

Un vacío de poder impera en Chihuahua, propiciado, en primer lugar, por el gobernador José Reyes Baeza, quien ha evadido sus responsabilidades constitucionales al demostrar una pasividad exacerbada ante la gravedad de la ola de violencia que azota al estado, declaró el senador albiceleste Ramón Galindo Noriega.

El legislador por Chihuahua dijo que hasta ahora el gobierno estatal ha permanecido como un testigo mudo, pues ha demostrada escasa voluntad política para atacar frontalmente al crimen organizado.

Añadió que, desde la implantación del Operativo Chihuahua, el ejecutivo estatal ha adoptado una conducta evasiva, “transfiriendo todas las labores de seguridad al gobierno federal y ateniéndose a las estrategias implementadas por el centro”.

Con respecto a los sucesos ocurridos en el municipio de Villa Ahumada, Galindo criticó que durante 10 meses esta localidad haya permanecido sin personal de seguridad, luego de que el incremento de violencia orilló a que, en mayo pasado, los elementos policiacos de la comunidad presentaran masivamente sus renuncias.

“Es inconcebible que en localidades históricamente pacíficas emerjan situaciones tan peculiares como las del martes pasado, pero resulta aún más sorprendente que durante tantos meses el gobierno del Estado no haya implementado medidas de prevención en un sitio estratégico para el cruce de sustancias que atraviesan la frontera con los Estados Unidos”.

Abundó: “es cierto que debemos celebrar la efectividad de los castrenses en el caso Villa Ahumada, pero debe quedar claro que el Ejército no está para cubrir la debilidad de las autoridades, sino para reforzar su trabajo”.

El también ex alcalde de Ciudad Juárez aseguró que lo sucedido muestra la virulencia del enfrentamiento entré criminales y gobierno, por lo que urge asumir un verdadero compromiso de cooperación intergubernamental, pues, subrayó, “ el Ejército es un cuerpo al que sólo se debe recurrir en circunstancias extremas y por lapsos breves”.

En este sentido, Galindo expresó que el despliegue del las Fuerzas Armadas debe traducirse en una estrategia exprés de fortalecimiento a los cuerpos de seguridad federales, estatales y municipales, pues en el mediano plazo ésa es la única garantía de que los castrenses podrán regresar a sus cuarteles.