Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 23 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Pelvis fuerte disminuye incontinencia urinaria

280

Pelvis fuerte disminuye incontinencia urinaria

Este es el problema más frecuente en la mujer causa dermatitis, mal olor, infecciones y daña la autoestima

Es posible fortalecer los músculos de la pelvis, principal estructura encargada de impedir la salida de la orina- para evitar o controlar la incontinencia urinaria, problema que sufre sobre todo la mujer debido a su anatomía, al embarazo, al parto o la obesidad; para ello, es necesario realizar ciertos ejercicios durante cinco minutos, tres veces al día, de preferencia intercalando tres posiciones: acostada en el piso, sentada y de pie.

Primero hay que identificar los músculos a fortalecer: A voluntad trate de parar o de disminuir el flujo de la orina sin usar los del abdomen, piernas o de otra parte del cuerpo; cuando lo logre los habrá localizado. Posteriormente, contráigalos hasta contar diez, sin aguantar la respiración. Relájelos por el mismo período, y repita esto de 10 a 15 veces por cada sesión. Se empezará a notar una mejoría después de tres a seis semanas.

Tal indicó Gustavo Rivera Vázquez, coordinador de Salud Reproductiva del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) , quien agregó que la incontinencia urinaria es causa frecuente de dermatitis, mal olor e infecciones. Además, daña la autoestima, porque la mujer se vuelve insegura y aislada, con incapacidad para realizar ciertas actividades, por ejemplo, algún deporte o bailar.

La incontinencia involuntaria, que padece entre el cinco y diez por ciento de las mujeres en general, consiste en la salida de unas gotas debido a un esfuerzo mínimo como toser, estornudar, brincar o pujar al cargar un objeto; hasta la pérdida de cantidades suficientes para humedecer la tela y hacer necesario un cambio de ropa interior.

Explicó que el sostén de la vejiga (depósito de la orina) y la uretra (conducto que la transporta al exterior), depende de la fortaleza de los esfínteres los que hacen que la uretra se abra o se cierre, y de los músculos de la pelvis, ya que dentro de ella se encuentra la mayor parte de la estructura de control de la vejiga.

Aclaró que otro factor por el que puede presentarse la incontinencia urinaria, catalogada como de urgencia, es una infección en la vejiga (cistitis), pero ésta condiciona síntomas: molestia leve, sensación de presión, sensibilidad o dolor intenso que irradia hasta la pelvis, y su curación depende de la atención del problema que la está originando.

En el caso de la incontinencia urinaria por debilitamiento de los músculos que conforman esta estructura, la cual es la más frecuente, es posible modificarla. Para ello, subrayó el doctor Rivera Vázquez, es necesario que la mujer conozca su cuerpo, que aprenda a controlarlo, y sobre todo identifique los cambios que va presentando a lo largo del tiempo, a fin de tener la información necesaria para buscar una atención oportuna, lo que redundará en una mejor calidad de vida.