Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 8 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

Pérez Cuellar y Tachiquin, traidores?; Duarte-Serrano, avanzan

por Ambrosio 692

Pérez Cuellar y Tachiquin, traidores?; Duarte-Serrano, avanzan

La lucha política se recrudece y vive momentos cruciales para la definición del futuro Gobernador del Estado

Mientras el ex dirigente estatal, ex diputado federal, ex diputado local y ex Senador de la República por parte del Partido Acción Nacional, Cruz Pérez Cuellar, sigue avanzando en su trabajo de reclutar panistas por todo el estado, al interior del su ex partido cada vez ven más claro que en realidad nunca compartió la ideología de Gomez Morín, sino solo atendió a sus intereses personale$$$ durante su larga estancia en el partido blanquiazul.

Los panistas de sepa, aquellos que vieron crecer al otrora joven Pérez Cuellar al lado de Javier Corral, al ser los más jóvenes diputados locales de la historia en 1992, apoyados en la figura del ex gobernador, Francisco Barrio Terrazas, hoy no acaban de sorprenderse del odio que manifiesta hacia el PAN, en su campaña política con el partido Movimiento Ciudadano.

Pérez Cuellar es acusado de traicionar a los azules, de vender las cabezas de muchos panistas durante sus etapas de dirigente, pero además de hoy haber vendido su trabajo político al Gobierno del Estado, en particular a Cesar Duarte, para garantizarle que el PAN no va a crecer en esta elección y que el se encargará de eso.

A cambio Pérez Cuellar iniciará su camino para llegar de nuevo a ocupar cargos de representación proporcional, ya sea por Movimiento Ciudadano o por el PRI en un futuro cercano. Al tiempo.

La jugada tiene lógica ya que la estrategia de Cesar Duarte es desgastar al PAN para que no prenda en esta elección y que mejor manera de lograrlo que utilizar la receta de la casa, por medio de ex panistas, tal y como ha sucedido en los últimos años con personajes como Fernando Reyes también de Movimiento Ciudadano, el alcalde de Parral, Miguel Jurado, Jaime Beltrán del Río y mucho otros que han hecho se la parte sucia de la política su modus vivendi, según los panistas.

Lo que Pérez Cuellar esta haciendo en el estado, tendría pues una estrategia interna en el PAN, ya que aún tiene compañeros de equipo dentro de Acción Nacional, los cuáles seguirían dejando el partido en momentos cruciales hasta el día de la elección... Con rueda de prensa por delante pues, para asestarle golpes al blanquiazul y el candidato que resulte de entre Tere Ortuño, Juan Blanco, Carlos Borruel, Javier Corral o Carlos Ángulo.

Otro que se esta convirtiendo en un Judas de esta elecciónes Marcelo González Tachiquin, a quien las monedas se le están volteando.

De vivir grandes momentos de gloria política con Cesar Duarte, pasó a ser un apestado para los priistas, quienes aseguran que Marcelo le va a entrar con el PRD o cualquier otros partido a la candidatura a la Presidencia Municipal.

El objetivo sería sencillo, restarle votos a la candidata tricolor Lucia Chavira para que gane el independiente Enrirque Terrazas o la panista, Marú Campos, de tal manera que el grupo priista que encabeza José Reyes Baeza, en que esta Lucia y su esposo el ex alcalde Marco Quezada, reciba un golpe definitivo y deje el camino libre a quien sería el gobernador del estado, Enrique Serrano, del grupo de Cesar Duarte por supuesto.

Marcelo González pues tendría instrucciones de haber dejado al PRI para hacer ese trabajo en contra, aunque no necesariamente esto represente un rompimiento con el Gobernador, Cesar Duarte, para quien la lucha política se limita a un objetivo muy simple y sencillo, que Enrique Serrano sea el nuevo gobernador, evitando así problemillas con la sucesión.

Por el momento el avance de Cesar Duarte en ese objetivo es indudable, ya que mientras el PAN esta haciéndose bolas para elegir candidato a gobernador y el candidato independiente, José Luis Barraza, se mantiene concentrado en juntar firmas, sin que aproveche para avanzar en la promoción de su imagen, en Gobierno del Estado ya están apretando la estructura (perdón, aceitando) del 1 por 10, o sea un funcionario de gobierno por 10 votos más, o adiós a la chamba.

En fin conforme pase el tiempo el proceso ira quedando claro, por lo pronto las patadas pre-electorales están de a peso en Chihuahua.