Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 20 de agosto de 2019

Cargando...
Cargando...

Pide Sedena aumentar su fuerza aérea

355

Pide Sedena aumentar su fuerza aérea

La dependencia solicita la compra de cinco aviones Hércules versión H usados

La dependencia solicita la compra de cinco aviones Hércules versión H usados, mientras que la Secretaría de Marina pretende adquirir seis aviones para transporte militar y de carga y seis helicópteros para transportar personal

Las Fuerzas Armadas de México buscan movilizar, vía aérea, un mayor número de efectivos para combatir el hampa en los próximos dos años.

Por ello, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) solicita la compra de cinco aviones Hércules versión H usados, mientras que la Secretaría de Marina (Semar) pretende adquirir seis aviones versión transporte militar y carga y seis helicópteros versión transporte de personal. En total, el costo conjunto de la inversión sería de 9 mil 888 millones de pesos.

De acuerdo con información de Semar, la demanda de transporte de efectivos aumentaría de 19 mil en 2009 hasta casi 51 mil en 2012, y la compra de las aeronaves permitiría hacerle frente. La Secretaría de la Defensa no desglosa este tipo de información.

Ambas dependencias reconocen que en los últimos años, debido al aumento de actividades ilícitas en el país, se han incrementado las operaciones de transporte militar y carga aérea que realizan, lo cual demanda un gran número de aeronaves de ala móvil, recursos materiales y humanos, aunque el parque actual de aeronaves resulta insuficiente para cubrir todo el territorio nacional, y en especial las áreas más conflictivas como el Estado de México.

Sostienen que la falta de presupuesto para las Fuerzas Armadas en nuestro país ha dado como resultado que la flota de aeronaves de la Fuerza Aérea y de la Marina se encuentre bastante disminuida, restringiendo su capacidad para reaccionar ante cualquier eventualidad y para garantizar la seguridad de sus intereses e instalaciones estratégicas.

En este caso, las solicitudes de compra dependerán de los recursos presupuestales y de la autorización de la Secretaría de Hacienda, confirmaron fuentes militares consultadas por EL UNIVERSAL.

“Estamos a nivel de proyecto y necesitamos la autorización”, aseguraron las fuentes.

En la solicitud de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), las autoridades castrenses dicen que “no se debe permitir que el territorio nacional sea utilizado para consumar acciones que atentan contra la vida, la salud, la integridad física y el patrimonio de los mexicanos... Por lo que debemos contar con una fuerza aérea de primera línea, capaz de reaccionar en forma inmediata ante situaciones imprevistas provocadas por el hombre o por la naturaleza, y que en forma permanente coadyuve al mantenimiento de la política y estabilidad nacional, a través de una flota aérea cuya sola existencia garantice su reacción inmediata ante cualquier eventualidad e incluso represente un elemento de disuasión que descarte una agresión contra los anhelos nacionales. En suma, debemos contar con una fuerza aérea suficiente, moderna y preparada”.

Indica que el sostenimiento de la capacidad de transporte aéreo es de vital importancia para la Secretaría de la Defensa ya que la transportación aérea desempeña un papel importante en la efectividad de las misiones de cada una de las fuerzas que se encuentran desplegadas en cumplimiento de sus misiones, y es el medio principal disponible para el movimiento de unidades cuando el tiempo es el factor más importante o cuando las características del terreno restringen el transporte por los medios de superficie.

La aviación de transporte pesado de la fuerza aérea está compuesta por cuatro aviones Boeing 727, y siete Hércules C-130. La Sedena adquirió los primeros aviones Hércules C-130 en 1988.

La dependencia llegó a disponer hasta de 12 Hércules C-130, pero ocho han causado baja, principalmente por haber cumplido su tiempo de vida operacional, quedando reducida la flota actual de transporte pesado a siete aviones Hércules C-130 de los cuales cinco están fuera de servicio por diversas causas y sólo dos están operativos, limitando su capacidad de transporte aéreo.

Por esa razón solicita la compra de cinco aviones Hércules versión H usados, con una capacidad mínima de 30 mil kilogramos, 90 combatientes o 60 paracaidistas completamente equipados, y en la modalidad de ambulancia aérea con 70 literas para pacientes y dos especialistas médicos.

Tendrán que ser unidades cuya velocidad sean de 300 nudos, capaces de reaccionar ante cualquier eventualidad con mayor rapidez y con más opciones que cualquier otra fuerza. Este tipo de aeronaves son fabricadas en Estados Unidos por la compañía Lockheed Martin, desde 1950.

El costo estimado de los cinco aviones es de mil 818.2 millones de pesos, a los cuales se agregan 953.1 millones de pesos para gastos totales de mantenimiento y operación de durante un periodo de 12 años.

En el caso de Marina, la solicitud argumenta que “no se identifican amenazas potenciales extranjeras que pongan en riesgo nuestra soberanía; existen otra clase de ilícitos que se realizan en su área de responsabilidad que afectan la seguridad nacional y para contrarrestar estos ilícitos, es necesario eficientar el medio de transporte aéreo, para coadyuvar con la seguridad del país, por lo que se requiere contar con aviones de gran autonomía y con la versatilidad de ser utilizados tanto para el transporte de personal como de carga”.

Reconoce que actualmente y para atender la creciente demanda de transporte de carga y militar sólo dispone de seis aeronaves de tipo Antonov, las cuales continuamente se ven rebasadas por el número de operaciones que tienen que desarrollar, provocando que efectivos militares se trasladen a través vuelos comerciales, lo que trae un incremento en gastos por pasajes, se producen pérdidas de tiempo y se incrementa la vulnerabilidad del personal.

Para 2011 pretende adquirir seis aviones versión transporte militar y carga con un valor de 3 mil 262 millones de pesos, que puedan ser equipados con características que proporcionen la seguridad necesaria para operar sobre espacios aéreos; con autonomía de vuelo para efectuar traslados a grandes distancias; y, que pueda maniobrar sin infraestructuras de apoyo en tierra.

Con estas unidades, Semar podría aumentar el número de efectivos a desplazar por esta vía a 12 mil 918 en 2011 y 19 mil 252 en 2012.

También está solicitando la compra de seis helicópteros versión transporte de personal y carga con un costo estimado en 3 mil 855 millones de pesos, toda vez que para atender la demanda cuenta con 23 unidades, de las cuales sólo operan nueve. Las restantes han presentado problemas por la adquisición de refacciones y la reparación de componentes mayores, las cuales únicamente se realizan en la República de Ucrania, con costos muy elevados.