Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 22 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Piden Obispos a narcos convertirse

248

Piden Obispos a narcos convertirse

Los obispos del País urgieron en sus mensajes de Navidad a quienes forman parte del crimen organizado

Los obispos del País urgieron en sus mensajes de Navidad a quienes forman parte del crimen organizado a dejar las armas, la droga y buscar convertirse para construir una mejor sociedad.

Los religiosos Carlos Garfias de Acapulco, Guerrero; Constancio Miranda de Chihuahua y Raúl Vera de Saltillo señalaron la urgencia de que rectifiquen el camino de sombras, porque el narcotráfico envenena a la sociedad.

El líder religioso de Acapulco les pidió no temer a un cambio de vida y decir no a las armas, al dinero mal habido, la venganza y el poder efímero.

«Por eso les digo desde mi corazón de pastor a los que generan violencia en contra de la Paz de Cristo ¡Depongan las armas, abracen a Cristo, no tengan miedo, Cristo es el único que les cambia la vida, no a las armas, no a la droga, no al dinero mal habido, no a la venganza, ni al poder efímero», destacó en su mensaje con motivo de la Navidad.

En tanto el Arzobispo de Chihuahua, Constancio Miranda Weckmann, destacó que hoy más que nunca se necesita que por todos los medios se busque la reconciliación y el perdón como alternativa a la inseguridad.

«La Navidad nos llama a la concordia. Es un tiempo que nos invita a despojar de su carga bélica las formas ordinarias de expresión. Necesitamos hablar en un lenguaje pacífico y pacificador», apuntó.

Raúl Vera, Obispo de Saltillo se refirió a la muerte de Marisela Escobedo y destacó que ella sólo pedía que se le hiciera justicia igual que miles de mujeres en México.

«Hoy nuestro pueblo mexicano es victimado, está herido, lesionado por la guerra, por la injusticia, la corrupción, la negligencia, la violencia y la impunidad», señaló.

Por otra parte, en su mensaje navideño, el Obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón urgió valorar lo que queda de paz en el País.

En la sede de la Diócesis de Tlaxcala, dijo que este 2010 termina marcado por la inseguridad y violencia en distintas regiones, circunstancias que han afectado seriamente al pueblo mexicano.

«Por lo mismo, hemos de valorar y cuidar el ambiente de paz que se respira en Tlaxcala y a nivel nacional es más urgente porque fue marcada la violencia y la inseguridad, sobre todo en algunas parte que ya todos conocemos», apuntó.

Tlaxcala, indicó, es uno de los estados donde aún prevalece la tranquilidad y ese ambiente es el que debe cuidar cada ciudadano al asumir la responsabilidad que le corresponde dentro de una familia, un grupo y de la sociedad en su conjunto.

«Porque con frecuencia se espera que otros construyan la paz, que sean otros los que se encarguen de luchar por ella y con frecuencia nos hacemos a un lado, queremos vivir en paz pero no estamos dispuestos a pagar el precio que significa construirla», asentó.

Moreno Barrón explicó que para alcanzar la tranquilidad total, cada persona tiene que empezar por renunciar a su egoísmo y aceptar que es parte de un grupo social.

Con informaciòn de Agencia Reforma