Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 24 de noviembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Plantea Calderón delatar a narcos

366

Plantea Calderón delatar a narcos

Felipe Calderón pidió a líderes religiosos información confidencial o secreta de lo que hacen los criminales

México.- El presidente Felipe Calderón pidió a líderes religiosos información confidencial o secreta de lo que hacen los criminales, porque quiere saber dónde se reúnen y quiénes los protegen.

“Tenemos una delincuencia organizada y una sociedad desorganizada. Una sociedad, por ejemplo, de la que requerimos información puntual, si se quiere, incluso, confidencial, secreta, de lo que están haciendo los criminales.

“A mí sí me interesa saber quiénes son los que cobran las cuotas, a mí sí me interesa saber dónde se reúnen, a mí sí me interesa saber cómo actúan, a mí sí me interesa saber quiénes los cobijan y se coluden con ellos: Ministerios Públicos, jueces, policías, alcaldes o gobernadores. Sí me interesa saber. Y la sociedad sé que lo sabe.

“Yo creo que necesitamos una sociedad organizada a través de sus líderes que nos proporcionen esa información. Y esa información sólo puede darse a través de redes articuladas socialmente. Es una información que tratamos nosotros de organizarla por canales institucionales, pero esos canales están deteriorados”.

Admitió que la simple acción de denunciar “genera una condición de vulnerabilidad enorme” porque el ciudadano tiene que dar la cara, su nombre y domicilio, y eso tiene que revisarse en la ley.

Incluso, el mandatario se dijo interesado en “reclutar” en la Policía Federal a los integrantes de dichas comunidades religiosas que quiere defenderse con sus propios medios, porque mientras los gobernadores y los alcaldes le aseguran que nadie quiere entrar a la policía, hay gente con los valores trascendentales que predican las iglesias que “tienen un lugar en nuestras fuerzas”.

En la reunión participaron líderes católicos, judíos, de la Iglesia del Nazareno, de las Asambleas de Dios, Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Iglesia de Dios en México del Evangelio Completo, Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, Iglesia Nacional Presbiteriana e Iglesia Adventista del Séptimo Día. Ante ellos, el Presidente pidió su colaboración con como parte de una estrategia de Estado.

“Debemos cumplir con nuestro deber ciudadano y hacer del conocimiento de las autoridades la existencia de ilícitos y de sus participantes. Los invito a hacer uso de los mecanismos de denuncia que el gobierno federal y los gobiernos locales han puesto a disposición de la ciudadanía para tales efectos”, dijo el mandatario.

Al explicar la lógica con la que se mueve el hampa en México, Calderón recordó que la propia sociedad aprendió a ver la actuación criminal como un asunto “normal”, debido a la carencia del sentido de la legalidad. “Esta relatividad con la que se toman muchas veces las leyes se tomó como algo usual, normal y, en algunos casos hasta de lo debido”, dijo.

Consideró que la labor de las organizaciones religiosas es contribuir a la construcción de una sociedad responsable y solidaria, basada en principios de orden y respeto, la defensa de la familia y la difusión de los valores que deben unir a la nación para asegurar un clima de paz y seguridad.

Asimismo, recordó que en el Acuerdo por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad (agosto de 2008) se comprometieron a promover una cultura de la legalidad, la denuncia y la participación ciudadana.

Cuando habló del supuesto trato implícito o explícito de la autoridad con los delincuentes, recordó que ahora los criminales están agrediendo a los medios de comunicación y “no dudo que lo estén hacienda con las iglesias, no dudo que estén extorsionando a sacerdotes y pastores”.

Claves

Iglesia y poder

• En abril de 2009 el arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, aseguró que el narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán vivía en Guanaceví “y todos lo saben, menos la autoridad”.

• En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, el nuncio apostólico Girolamo Prigione recibió a Benjamín Arellano Félix, pero su conversación fue calificada como un secreto de confesión.

Raúl Soto, canónigo de la Basílica de Guadalupe, dijo en 1997 que más mexicanos deberían seguir el ejemplo de Rafael Caro Quintero y Amado Carrillo Fuentes, quienes entregaron diversas donaciones a la Iglesia.

“Nos matan y extorsionan”

••• José Raúl Murillo Guerra, secretario de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, denunció que los religiosos no están exentos de extorsiones, amenazas y ejecuciones del crimen organizado.

Ante el Presidente, señaló: “Tenemos centros de rehabilitación y nos extorsionan. El hombre (pastor que atiende el establecimiento) batalla para atender a niños y a jóvenes (adictos), pero eso no les importa (a los criminales), ellos matan; les tuvimos que dar (dinero). Por más que predicamos el Evangelio, les tuvimos que dar.

El religoso sostuvo que sus pastores son amenazados por presuntos integrantes de La Familia o Los Zetas y “si no tenemos dinero, pues juntamos; otros (pastores) se han ido a Estados Unidos y otros están escondidos”, dijo.

Durante la tercera jornada del foro Diálogo por la Seguridad, los líderes religiosos convocados coincidieron en la exigencia de consolidar un estado con valores éticos. Sin embargo, alertaron que en la actualidad están “sintiendo el flagelo” por la pérdida de confianza en las instituciones y las autoridades.

En tanto, el cardenal Juan Sandoval Iñiguez pidió una administración más honrada y políticos que no atiendan intereses particulaes y jueces imparciales. (México • Leticia Fernández)