Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 29 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Propone Calderón cateos e indagatorias sin orden judicial

120

Propone Calderón cateos e indagatorias sin orden judicial

Proyecto cambia desde los cimientos la investigación de delitos y juicios penales

Distrito Federal— El presidente Felipe Calderón envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de nuevo Código Federal de Procedimientos Penales, que autoriza detenciones “en caso de urgencia” e incorpora un sistema de “investigación sin autorización judicial”, que incluye el cateo de domicilios por denuncia anónima, revisión de personas y vehículos, reconocimiento de personas, aportación de comunicaciones entre particulares y conformar un cuerpo de “agentes infiltrados”.

También contempla dar facultades a policías para ejercer funciones del Ministerio Público.

La iniciativa incorpora cambios al sistema de justicia penal para que los juicios sean orales, se videograben y sean públicos, excepto en casos de secuestro y que la víctima corra peligro, para que a un detenido acusado de delito se le trate como inocente hasta que se le pruebe lo contrario y en esa etapa se le considerará imputado.

La propuesta que el Ejecutivo envió ayer a la Cámara de Diputados señala disposiciones para el aseguramiento de bienes, incluye la figura de recompensa y actualiza funciones del Ministerio Público, que son componentes de un modelo que, de acuerdo con la justificación, persigue eficacia en la justicia.

Una de las partes más detalladas contiene los derechos de las víctimas, un compendio de más de 40 puntos. Destaca: el ser iguales ante la ley, el respeto a la dignidad de su persona, a su intimidad, a ser escuchadas.

Se reconocen sus derechos a la reparación del daño sufrido, a que se le proporcione atención médica, sicológica, y a identificar al victimario (imputado) sin riesgo para quien fue ofendido, y deberá ser protegido de riesgos de ataques en su contra.

Se define que la prisión preventiva será el último eslabón de la cadena procesal. Sólo se aplicará de oficio en delitos dolosos, violación, secuestro, trata de personas, delitos cometidos con medios violentos, así como “contra la seguridad de la nación”, el libre desarrollo de la personalidad y contra la salud.

El proyecto de Calderón considera que la prisión preventiva podrá admitir excepciones, como el hecho de que el imputado sea mayor de 75 años de edad o mujeres embarazadas o en lactancia, y enfermos graves o en etapa terminal. Salvo, indica, cuando el imputado “pueda sustraerse de la acción de la justicia o manifieste una conducta de alto riesgo social”.

El proyecto que cambia desde los cimientos la investigación de delitos y la forma de llevar los juicios penales llegó a San Lázaro junto con una propuesta de impacto presupuestal, en el que tan sólo la Procuraduría General de la República da cuenta de que requerirá de una ampliación de dos mil 024 millones de pesos y el Poder Judicial de la Federación estima que en los próximos cinco gastos anuales necesitará incrementos de 18 por ciento a 42 por ciento, respecto del gasto programado en 2010.

Hay una actualización tecnológica en los procedimientos, que toman en cuenta las formas digitales de documentación e información, así como los recursos multimedia, para, por ejemplo, registrar escenas en las que se cometieron delitos, y que tengan validez en los juicios.