Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 21 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Pueden prevenirse embarazos en adolescentes

1276

Pueden prevenirse embarazos en adolescentes

“Falta de orientación sexual entre los jóvenes chihuahuenses” Dr. Gustavo Rivera

El embarazo en jóvenes menores de 20 años es una situación que prevalece en Chihuahua; de acuerdo a las cifras estadísticas en el año 2007 se registraron dos mil 700 embarazos en adolescentes, cifra que representa el 17% del total de embarazos en los diferentes grupos de edad en esta entidad.

De acuerdo a la información del doctor Gustavo Rivera Vázquez, coordinador de Salud Reproductiva del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en esta entidad, las cifras se han ido incrementando año con año.

El médico explicó que los factores causantes de que las jovencitas asuman la maternidad a tan corta edad son diversos; sin embargo la falta de orientación sexual por parte de los padres y las influencias del medio ambiente juegan un papel determinante de riesgo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la edad ideal para embarazo es de 25 a 35 años, periodo en que se alcanza la madurez orgánica, por lo que en una menor de 20 años se considera de alto riesgo, con complicaciones severas tanto para ellas como para sus bebés.

Las principales consecuencias de un embarazo de alto riesgo es la preeclampsia-eclampsia (autointoxicación de la mujer embarazada) mayor frecuencia de cesárea, trabajos de parto prolongado, partos prematuros, bajo peso y sufrimiento fetal (falta de oxígeno), e incluso, el aborto.

La incidencia de embarazos en adolescentes tiene su origen en que comienzan su actividad sexual a edad temprana, pues de acuerdo a diversos registros médicos, el inicio de la actividad sexual en los jóvenes es en promedio a los 16 años.

En consecuencia, la mayoría de las jóvenes embarazadas abandonan la escuela, ya sea por su situación económica, social, o ideas erróneas sobre el cambio en su vida a consecuencia del bebé, además de que son pocas las que reciben apoyo de su pareja o de sus padres ya que por lo general son madres solteras.

Finalmente, Rivera Vázquez señaló que una buena orientación respecto a la sexualidad por parte de los padres de familia hacia sus hijos, reduce la incidencia de embarazos en adolescentes, de allí deriva la cultura del uso de anticonceptivos y ejercer una sexualidad responsable, concluyó.