Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 16 de junio de 2019

Cargando...
Cargando...

Pugna con Televisa detrás del Bar-Bar

515

Pugna con Televisa detrás del Bar-Bar

El propietario del club denunció que una juez lo obliga a no divulgar información de la televisora

Simón Charaf, propietario del Bar Bar y socio de Televisa, denunció que la juez segundo de lo civil en el Distrito Federal, María Magdalena Malpica Cervantes, lo obliga a que no divulgue información que conoce de la empresa, y amenazó con ingresarlo a prisión en caso de que siga hablando ante cualquier medio de comunicación sobre el tema.

PUBLICIDAD

«Ahora resulta que decir la verdad es motivo de arresto», expresó Simón Charaf en un comunicado de prensa, quien aseguró que este es uno más de los atropellos de presión y coacción sobre él que ejerce Televisa con la complacencia de las autoridades.

Manifestó que esta situación se encuentra mencionada en la carta que hizo llegar al presidente Felipe Calderón, en la que pidió su intervención para terminar con todos los atropellos que la televisora y las autoridades han venido cometiendo.

Recordó que entre los atropellos en su contra están el incumplimientos de los acuerdos en la empresa en la que Televisa y Charaf son socios, realizando en directo proyectos millonarios con los gobiernos de Estados y Partidos Políticos.

Comentó que Televisa amenazó a Charaf de no poder vender su paquete accionario a un tercero y, en caso de hacerlo, destruirían la empresa y lo meterían en problemas legales muy graves.

Asimismo, que usando el caso Cabañas, Televisa editó los videos del caso y armó la «Versión Oficial» llena de calumnias y falsedades, realizando una campaña de linchamiento y ataques sin precedentes.

De igual forma, Televisa ha negado a Charaf el derecho de réplica que tienen los mexicanos, para presentar los videos sin editar, con los cuales se hubiera aclarado la verdad.

Charaf, al solicitar a Televisa aclarar la verdad, recibió la amenaza que para frenar los ataques tenía que vender su paquete accionario en una cantidad ridícula y en caso de no hacerlo, estos continuarían, debiéndole quedar claro que ellos son quienes mandan sobre las Autoridades y hasta sobre el propio Presidente.

En ese sentido, Charaf presentó una demanda en contra de Televisa por los incumplimientos de los acuerdos en la empresa en la que son socios, y de manera extraña, Televisa no pudo ser emplazada durante seis meses, argumentando no existir en el domicilio que estableció en el contrato de accionistas, ni en ninguno de los domicilios en donde todos sabemos se encuentra Televisa, y ya que se logró emplazar, la misma Juez María Magdalena Malpica Cervantes, extrañamente echó abajo dicho emplazamiento.

Denunció que la misma juez procede de manera distinta cuando Televisa solicita algo en contra de Charaf, lo cual hace de inmediato, violando también las garantías individuales de cualquier ciudadano: el Libre Tránsito y la Libertad de Expresión.

El comunicado agrega que la violación del libre tránsito se dio cuando notificaron a Charaf en un domicilio que ellos sabían no era el suyo, por lo que argumentaron que tal vez quisiera huir del país; o engañaron a la juez, o la impartidora de justicia se prestó para esto.

En el caso de la violación de la libertad de expresión, ésta se dio cuando Charaf hizo público lo que había atrás de los ataques de Televisa en contra de él y su establecimiento, y la Juez le prohibió divulgar información que conoce de la empresa.

Añade que la violación de estas garantías lleva más de 5 meses, aún y cuando se han cumplido todos los requisitos para que se levanten dichas medidas excesivas.

Simón Charaf también expresa en un comunicado: «La amenaza que recibí de uno de los ejecutivos de Televisa, al decirme que me tenía que quedar claro que los que mandan sobre las Autoridades y sobre el Presidente eran ellos, se está cumpliendo.»Sin embargo, pienso seguir el camino de una de las peticiones más contundentes que el Presidente Calderón ha hecho a los mexicanos: que participemos activamente en la denuncia de cualquier hecho que atente contra la legalidad, fomente la impunidad o contravenga el Estado de Derecho", afirma Simón Charaf.