Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 24 de noviembre de 2020

Cargando...
Cargando...

Ramón Galindo a favor de Carlos Borruel

216

Ramón Galindo a favor de Carlos Borruel

Se pronuncia Ramón Galindo a favor de Carlos Borruel

El senadro Ramón Galindo hizo llegar a los medios de comunicación el siguiente correo electrónico, en el que se pronuncia a favor de la candidatura de Carlos Borruel:

He tomado la determinación de apoyar la precandidatura de Carlos Borruel para la gubernatura de mi Estado.

He conversado largamente con Carlos Borruel. Como Alcalde de Chihuahua emanado de las filas de Acción Nacional, Carlos ha fundamentado su quehacer político en la doctrina humanista, democrática y subsidiaria que desde 1939 diera pie a la formación de nuestra organización política.

Como Alcalde ha entendido cabalmente la necesidad de fortalecimiento de las instituciones locales. Ha sufrido de forma directa el centralismo asfixiante y la dependencia ofensiva que aún prevalecen como norma de las relaciones intergubernamentales, así como de las relaciones entre los ciudadanos y el gobierno.

Carlos Borruel se propone ser un Gobernador que descentralice el poder y la responsabilidad, que promueva la redistribución de funciones públicas con los municipios, que otorgue nuevas facultades fiscales y administrativos a los ayuntamientos y constituirse en un líder que establezca un nuevo trato y relación con todas las comunidades municipales.

Carlos quiere dar forma a un gran equipo estatal, plural, incluyente, respetuoso y subsidiario, que integre a todos los chihuahuenses en una dinámica de compromiso ciudadano, de metas concretas y trabajo intenso.

Estoy convencido de la estrategia de Carlos, de su convicción y determinación. Estoy seguro de que es lo que le conviene a nuestro Estado, y es por ello que brindo todo mi apoyo a su precandidatura, y a su idea de un Nuevo Estado de Chihuahua.

El Nuevo Estado de Chihuahua será la suma del coraje, de la pasión y del esfuerzo, no solo del gobierno o de los partidos, sino de todos los ciudadanos del Estado. Hemos entendido que las respuestas, las soluciones y el progreso, no están en la Ciudad de México, sino aquí, en cada una de nuestra pequeñas y grandes localidades, y es en ellas donde tenemos que iniciar una nueva siembra de esperanza, para cosechar un futuro diferente, mejor y más próspero.

2010 es un buen año para los cambios, y me queda claro que si queremos alcanzar lo que nunca hemos tenido, deberemos hacer lo que nunca hemos hecho.

.