Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 22 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Rebasan homicidios a los investigadores

216

Rebasan homicidios a los investigadores

La PGJE ha conformado en Juárez una UEIDCV integrada por sólo once agentes del Ministerio Público y 19 policías ministeriales

Pese a que la zona norte es la que reporta el mayor número de homicidios dolosos en Chihuahua, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ha conformado aquí una Unidad Especializada de Investigación en Delitos Contra la Vida (UEIDCV) integrada por sólo once agentes del Ministerio Público y 19 policías ministeriales.

Este reducido personal tiene a su cargo la indagatoria de al menos 500 carpetas de investigación de homicidios ocurridos en la ciudad, el Valle de Juárez y Villa Ahumada.

Ante este panorama no es difícil advertir que los principales obstáculos para el esclarecimiento de los homicidios dolosos, es el exceso de trabajo y el poco recurso humano que tiene asignado la autoridad estatal a esta unidad.

Considerando que de enero a mayo del 2009 se reportaron 491 casos de homicidio, que dejaron un saldo de 670 víctimas, según las propias estadísticas de la PGJE, cada uno de los agentes del Ministerio Público tendría a su cargo la integración de 41 carpetas de investigación.

Las estadísticas no incluyen los casos de homicidio de junio, ya que será hasta fin de mes cuando la autoridad dé a conocer el total del semestre.

En tanto, a cada uno de los 19 Policías Ministeriales Investigadores les correspondería indagar 25 expedientes según la lógica matemática.

Sin embargo, esto no es así ya que la UEIDCV arrastra un rezago de los casos pendientes ocurridos en el 2008, sin considerar el hecho de que el personal también indaga homicidios imprudenciales, suicidios, abortos, negligencias médicas y otro tipo de decesos.

Las estadísticas oficiales, que mensualmente entrega la Subprocuraduría, establecen que el año pasado fueron abiertas mil 89 carpetas de investigación, de las cuales únicamente 10 fueron judicializadas, lo que representa únicamente el 1 por ciento del total de casos.

De esos 10 llevados ante un Tribunal de Garantía, uno fue judicializado en enero; 3 en febrero y una carpeta de investigación fue atraída por la PGR; 2 más en marzo y los últimos cuatro expedientes fueron consignados en junio.

Para el 2009 la situación no es mejor.

En enero se abrieron 117 expedientes con un total de 146 víctimas; en febrero fueron 153 carpetas de investigación con 240 personas asesinadas; en marzo 42 investigaciones y 73 víctimas; en abril fueron 71 carpetas y 85 víctimas, mientras que en mayo fueron 108 casos y 126 las víctimas.

Este exceso de trabajo hace prácticamente imposible que con los pocos recursos humanos se concluyan las indagatorias, particularmente cuando las familias de las víctimas desconfían de la propia autoridad estatal y prefieren omitir información, revelaron los agentes investigadores con anterioridad.

Para optimizar los recursos humanos, la UEADCV conformó cinco parejas, es decir dos agentes por vehículo, y el resto de los agentes ministeriales trabaja de manera individual.

Anteriormente, los agentes habían hecho pública su inconformidad por la excesiva carga de trabajo.

“En ocasiones ni a las familias podemos entrevistar de manera inmediata porque en un día ocurren varios eventos y si estás en turno tienes que acudir a todos”, expuso uno de los entrevistados.

Lógicamente, esta situación provoca el rechazo de los deudos e incluso los han acusado de complicidad con los criminales.

“Difícilmente hablan con nosotros, algunos nos han dicho ‘para qué les decimos lo que sabemos, si ustedes son de los mismos’, eso es muy común que nos pase”, dijo el entrevistado.

Cuestionado al respecto, el subprocurador de Justicia en la zona norte, Alejandro Pariente Núñez, aseguró que “en breve” esta unidad sería reforzada con más personal.