Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 24 de mayo de 2019

Cargando...
Cargando...

Recaudación fiscal se redujo en Julio

200

Recaudación fiscal se redujo en Julio

Los ingresos del país siguen en picada. En julio Hacienda reporta descenso en petróleo y tributarios

México registró un déficit fiscal de 143.9 mil millones de pesos, derivado de la caída en los ingresos petroleros y tributarios durante enero-julio, lo que ocasionó que el gobierno se endeudara más para salir a flote en sus gastos.

Tan sólo en julio, el país registró un déficit de 49 mil 255 millones de pesos (unos tres mil 717 millones de dólares).

De acuerdo con el reporte de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), para financiar su faltante recurrió a incrementar la deuda pública; solicitó el financiamiento en el mercado interno al emitir bonos en cetes y de desarrollo en tasa fija.

Lo anterior, basta ver que la deuda interna del gobierno federal era de dos billones 332 mil millones de pesos hasta diciembre del año pasado y pasó a dos billones 499 mil millones de pesos a julio del 2009, monto superior en 166.6 mil millones de pesos.

La deuda externa también tuvo un movimiento en los primeros seis meses del año, el saldo a diciembre de 2008 era de 37 mil 705 millones de dólares y el acumulado hasta julio de este año sumó 39 mil 264 millones, que se solicitaron a organismos internacionales bonos de deuda que se colocaron en el exterior.

Isaac Kats, analista del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), indicó que este saldo deudor en el balance público del gobierno se debió al escenario “crítico recesivo” por el que está atravesando el país.

En entrevista con Excélsior mencionó que hay un deterioro en las finanzas públicas, una caída de alrededor de 39 mil millones de pesos en los ingresos presupuestarios atribuibles a las bajas ventas del petróleo y a la desaceleración económica.

José Luis de la Cruz, jefe de la Unidad Económica del Tec de Monterrey, compartió la misma postura y subrayó que el gobierno federal enfrenta un difícil panorama en sus cuentas públicas.

La razón, señaló el analista, se debe a dos factores: la caída en los ingresos petroleros de 19 por ciento de enero a julio, por la baja demanda del energético principalmente en Estados Unidos; y la baja en la plataforma de exportación, “que en 2010 por esta causa se dejarán de captar 308 mil millones de pesos”.

El segundo factor por el que se cayó en un déficit es el desplome de 13.6 por ciento de los ingresos tributarios de enero a julio, derivado de la menor demanda de la población en el consumo por el desempleo y el cierre de empresas.

El experto explicó que tan sólo de junio a julio se perdieron cerca de 400 mil empleos, lo que implica una menor recaudación tributaria por el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que grava el consumo directo de la población.

Por otra parte, el informe al mes de julio de Hacienda, cita que los ingresos por IVA cayeron 20.1 por ciento de enero a julio de 2009, derivado del menor ritmo en la actividad económica en México y su relación con en el resto del mundo.

Le siguió el impuesto a las importaciones que sufrió un desplome de 17.5 por ciento, en comparación con el mismo lapso del año anterior. El Impuesto Sobre la Renta (ISR) también disminuyó, pues el gobierno federal captó 14.3 por ciento menos, que en el mismo periodo del año pasado.

La SHCP estima que el desplome económico en 2009 será de 5.5 por ciento, el Banco de México prevé que será de 6.5 a 7.5 por ciento con una pérdida de hasta 735 mil empleos en todo el año.

Con estos datos, México atraviesa por el periodo de contracción económica más difícil desde hace 30 años, en tan sólo siete meses ha perdido más de 800 mil empleos, cuando se requieren crear mínimo un millón para satisfacer la demanda.

También durante los primeros siete meses del año el gasto neto presupuestario del sector público ascendió a un billón 695.3 mil millones de pesos, monto 6.8 por ciento mayor en términos reales al observado en mismo lapso de 2008.

Así, el gasto programable pagado sumó un billón 323.6 mil millones de pesos, nivel superior en 15.2 por ciento en términos reales al del mismo periodo del año previo.

La SHCP cita que los mayores recursos programables se canalizaron, principalmente a programas de desarrollo agropecuario, desarrollo social, así como educación, salud, urbanización, vivienda y desarrollo regional.