Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 20 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Rechaza Calderón el proteccionismo económico

217

Rechaza Calderón el proteccionismo económico

El Presidente Felipe Calderón adelantó en su cuenta de Twitter su oposición a las prácticas proteccionistas

Horas antes de su intervención en la Cumbre de Jefes de Estado del G-20, el Presidente Felipe Calderón adelantó en su cuenta de Twitter su oposición a las prácticas proteccionistas.

«México promueve la eliminación del proteccionismo para que el comercio se considere instrumento de recuperación», escribió el Mandatario mexicano.

Con expectativas a la baja por la «guerra de divisas», la Cumbre del G-20, que congrega a los líderes de las naciones emergentes y más industrializadas, debe pasar, a juicio de Calderón Hinojosa, de su etapa de «crisis» a una que le que permita consolidarse como la institución esencial del nuevo sistema mundial de gobernanza económica.

Junto con el canadiense Stephen Harper, el francés Nicolás Sarkozy, la alemana Angela Merkel y el anfitrión Lee Myungh-bak, Calderón publicó una colaboración en el órgano informativo de la Cumbre.

«El G-20 no debe ser percibido como un foro de negociación que busca imponer sus decisiones sobre el resto del mundo. Por el contrario, el G-20 debe consolidarse como un actor constructivo en la escena mundial, capaz de proponer los principios generales de política y facilitar acuerdos con foros multilaterales más amplios», planteó el Jefe de Estado mexicano.

En el escrito, Calderón explicó que México apoya firmemente la decisión del G-20 de incluir el desarrollo como tema en su agenda.

«Estimular el desarrollo a nivel mundial desde una perspectiva amplia y transversal debe ser el objetivo último del G-20, dada su amplia membresía. En este sentido, México participa activamente en la creación de planes de acción plurianuales para las cumbres del G-20 en las áreas de infraestructura, inversión privada y creación de empleo, desarrollo de recursos humanos, comercio, incursión financiera, seguridad alimentaria, gobernanza e intercambio de conocimientos», indicó.

«Como prioridad, el G-20 debe aprender de crisis pasadas e impulsar una reforma de largo alcance de la arquitectura financiera mundial. El programa de reforma de regulación y supervisión financiera que acordamos en nuestra primera Cumbre en Washington, y que hemos venido perfeccionando desde entonces, constituye un paso en la dirección correcta. Pero no debemos perder el impulso en este proceso. Nos enfrentamos al desafío de construir un sistema financiero más resistente, transparente y estable y, al mismo tiempo, garantizar que estas medidas no aumenten el costo del capital o reduzcan la disponibilidad de crédito para las economías emergentes».

Para el Presidente, en la actual coyuntura económica, los miembros del G-20 deben mostrar a la comunidad internacional su liderazgo y determinación para enfrentar los retos a corto plazo de la economía mundial relacionados con la instrumentación de planes creíbles de consolidación fiscal, la aplicación de reformas estructurales de largo alcance y el establecimiento de un marco normativo para un enfoque coordinado para las políticas cambiarias.