Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 27 de enero de 2021

Cargando...
Cargando...

Rechazan maestros ejercicio en escuelas

356

Rechazan maestros ejercicio en escuelas

Consideran “cerrada y autoritaria” la reforma contra obesidad

Distrito Federal— El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) calificó como una reforma “cerrada, autoritaria y vertical” de la Cámara de Diputados la ley que exige dedicar 30 minutos de ejercicio diario para niños de educación básica como medida contra la obesidad, debido a que 79% de las escuelas no tiene condiciones de infraestructura, es insuficiente el número de maestros y no existe el tiempo de corrido para cumplir con la disposición.

El secretario general del gremio, Rafael Ochoa Guzmán, dijo que ahora es la Secretaría de Educación Pública (SEP) la que tiene la responsabilidad de incorporar en la reforma del plan de estudios de la educación básica ese mandato, puesto que “si tú nomás le dices (a los maestros): ‘Esa media hora ocúpenla para esto’, pues los maestros van a decir: ‘Yo le dedico media hora, pero le voy a quitar 15 minutos a Español, 15 minutos a Matemáticas’, y entonces al rato nos van a acusar de que estamos haciendo una masacota (sic)”.

Al respecto, durante una gira de trabajo por el estado de Puebla, el secretario de Educación federal, Alonso Lujambio, consideró que la activación física en las escuelas no puede extenderse demasiado, porque si la jornada académica es de sólo cinco horas y se le restan 30 minutos de recreo, y 30 de ejercicio, con sólo cuatro horas la calidad educativa mermará.

Reprochó que la obesidad infantil no es un problema escolar, sino de salud pública. Por ello exigió que los padres de familia se involucren y asuman las responsabilidades que les competen para revertir las estadísticas que colocan a México como el país con mayor gordura infantil.

El funcionario dijo que varios productos ‘chatarra’ fueron y continuarán retirándose de las cooperativas. De no ser así, advirtió, los concesionarios padecerán sanciones económicas y hasta inhabilitación.

Al concluir una reunión de trabajo con secretarios generales de sindicatos magisteriales de Asturias, España, en la sede del SNTE, Ochoa Guzmán afirmó que el magisterio da la bienvenida a la ley que permitirá combatir los índices de obesidad y sobrepeso entre los niños.

Sin embargo, cuestionó que los diputados determinen lo que se debe realizar en las escuelas: “La Cámara no puede conocer ni instruir cómo se va a aplicar esto, porque necesitaban irse ellos (los legisladores) a sentarse a cada aula a desarrollar la actividad para hacerla”.

Respecto a los libros de texto de Educación Física -que por primera vez se entregaron en el país-, en los que se propone combatir la obesidad con juegos como el “chismógrafo”, “defender el reino” y perseguir objetos no identificados, como lo dio a conocer El Universal, Ochoa Guzmán dijo desconocerlos. Justificó que “no se podía modificar (su contenido)” antes de que surgiera la iniciativa.

Afirmó que “desde siempre se ha hecho un trabajo de educación física en las escuelas, “a veces utilizando un rato del recreo, a veces en la entrada, o a veces hay quien lo prepara al término de la jornada escolar, por lo que nosotros decimos ‘bienvenida la propuesta’, sólo que ahora falta que le den forma y contenido en la propia reforma curricular para que quede registrada como tal”

Al finalizar el evento, en conferencia de prensa, Silvia Luna, integrante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y de la Mesa de Negociación por parte del SNTE en la Alianza por la Calidad de la Educación, comentó que “lo que se tiene que revisar son las condiciones de la infraestructura y el personal capacitado de educación física que se tiene en los planteles escolares.

Tenemos 78 o 79 por ciento de las escuelas que carecen de esas condiciones”.

Una vez aprobada la ley contra la obesidad, explicó, lo que procede es ver cómo la SEP va a desarrollar el reglamento que permita cómo se le va a hacer espacio a esos 30 minutos, sin que se afecte la carga curricular que se tiene y qué se hace con los contenidos y tiempos que ahora se destinan a las matemáticas, ciencias y español.

El ex secretario de Educación Pública, Reyes Tamez Guerra, advirtió a los críticos de la Ley Antiobesidad se trata de un problema creciente entre los niños.