Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 20 de julio de 2017

Cargando...
Cargando...

Recomiendan revisar testículos al bebé

129

Esta medida ayuda a detectar criptorquidia, la cual causa infertilidad y un alto riesgo de cáncer testicular

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, exhorta a las madres a revisar los testículos de sus hijos los primeros meses de vida, durante el baño de tina o el cambio de pañales, como medida preventiva para detectar oportunamente la criptorquidia, la cual se caracteriza por el descenso incompleto de uno o ambos testículos a la bolsa escrotal.

Esta enfermedad debe atenderse oportunamente para evitar complicaciones futuras, principalmente la infertilidad y cáncer en edad adulta, ya que los bebés que padecieron criptorquidia tienen un riesgo hasta veinte veces mayor que el de la población en general.

Por esto, especialistas del Instituto recomiendan a las madres que durante el baño de su bebé observen muy bien el escroto y lo palpen para detectar si se encuentra vacío o se ve de lado; es decir, que sólo una mitad esté ocupada, señal de que un testículo no ha descendido completamente a su lugar.

Otra medida de prevención es llevar periódicamente al bebé a la consulta del niño, sano con su médico familiar, la cual es una de las acciones principales de PREVENIMSS, pues con la valoración integral se pueden detectar oportunamente ésta u otras anomalías en el crecimiento.

La criptorquidia es una enfermedad congénita que afecta al tres por ciento de los niños que nacen a término y es aún más común entre los prematuros ya que se presenta en el treinta por ciento de éstos. En muchos casos él o los testículos descienden conforme van creciendo pero en términos generales no hay que esperarse más de un año.

Normalmente los niños nacen con sus testículos en la bolsa escrotal, ya que estos descienden en el último trimestre del embarazo, pero por alteraciones hormonales y endocrinológicas durante la gestación se interrumpe el descenso.

Especialistas explicaron que los niños con criptorquidia deben ser operados antes de los tres años de edad, ya que después, aunque se trate, se pierde la funcionalidad del testículo. Aunque es raro, algunos adolescentes son quienes se detectan esta enfermedad, ya que muchos padres de familia piensan que se debe esperar hasta esa edad para que los testículos desciendan.

Si a los doce años de edad no ha bajado el o los testículos, no conviene operarlo, ya que es más el riesgo para el joven que los beneficios, pues además de que ya perdió su funcionalidad, existe riesgo de malignidad.

Si aun después de operarlo se detecta alguna otra anomalía debe acudir de inmediato al médico, ya que puede desarrollarse un cáncer testicular, el cuál no se presenta después de la detección y tratamiento de la criptorquidia, sino hasta que se tienen 25 o más años de edad.