12.94°C

Cielo Claro

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 1ro de noviembre de 2010

Reconoce Iglesia haber recibido narcolimosnas

El Arzobispado se pregunta qué estado de la República o qué sector de la sociedad no ha sido permeado por el narcotráfico


El Arzobispado se pregunta qué estado de la República o qué sector de la sociedad no ha sido permeado por el narcotráfico

Distrito Federal— A días de que se hiciera público que Heriberto Lazcano “El Lazca”, jefe de “Los Zetas”, contribuyó financieramente con la construcción de la capilla El Tezontle, en Pachuca, Hidalgo, la Arquidiócesis Primada de México reconoció que comunidades religiosas se han involucrado con el crimen organizado.

A través de la editorial del semanario dominical Desde la Fe, el Arzobispado a cargo del cardenal Norberto Rivera Carrera se pregunta qué estado de la República o qué sector de la sociedad no ha sido permeado por el narcotráfico, donde, desde gobernadores hasta militares, empresarios, medios y ambientes del clero están inmiscuidos.

“¿Qué estado de la República está libre de este flagelo?, ¿qué sector de la población no está involucrado con el poder corruptor del narcotráfico y la delincuencia que de allí se deriva?, podemos comenzar por políticos de gran altura, sin duda alguna desde gobernadores de distintos estados hasta corporaciones policiacas enteras, pasando por militares y policías federales”, expuso.

“Podemos mencionar ambientes empresariales, periodistas y medios de comunicación y, desafortunadamente, algunos ambientes religiosos”.

El pasado 25 de octubre, se informó que de acuerdo con fuentes de la Iglesia, tanto la Arquidiócesis de Tulancingo, Hidalgo, como el párroco responsable de la capilla del Tezontle, sabían desde el inicio que Lazcano había colaborado con la edificación del templo.

En la iglesia, inaugurada el 2 de febrero de 2009, fue develada una placa donde se agradece al líder de “Los Zetas” haber contribuido con la consumación del templo, situación que la Procuraduría General de la República (PGR) ya investiga por presunto lavado de dinero.

El Arzobispado de México añadió que para vergüenza de la Iglesia, algunos templos han sido construidos con ayuda de narcotraficantes, acto que condenó.

“Más todavía, para vergüenza de algunas comunidades católicas, hay sospechas de que benefactores coludidos con el narcotráfico han ayudado con dinero, del más sucio y sanguinario negocio, en la construcción de algunas capillas, lo cual resulta inmoral y doblemente condenable, y nada justifica que se pueda aceptar esta situación”.

El Arzobispado también condenó las masacres de jóvenes ocurridas en Ciudad Juárez, Tepic y Tijuana, y responsabilizó del desastre que vive el país a los gobiernos, y a empresarios que se han prestado para lavar dinero.

“En la conciencia de malos gobernantes de todos los niveles está el desastre que estamos viviendo; en la conciencia de empresarios deshonestos que se han prestado para lavar dinero está también el origen de tanta sangre derramada; en la conciencia de muchos ciudadanos que han buscado el dinero fácil está la causa de este problema generalizado”, aseveró.

“Debemos decirlo con pena, en algunos pueblos y comunidades han justificado a los narcotraficantes porque son “benefactores” del pueblo. Por supuesto, también debemos decirlo, en la conciencia de muchos adictos de nuestro país y del vecino del norte está la causa principal de esta barbarie”.

El documento, que fue distribuido durante la misa dominical del cardenal Norberto Rivera Carrera, pidió poner un “basta ya” a las complicidades, la impunidad y la sociedad indiferente.