Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 2 de julio de 2020

Cargando...
Cargando...

Recordar es vivir

por Rodolfo Rojas 537

Los pueblos sin memoria histórica, cometerán los mismos errores

Como está debidamente probado que los seres humanos en general tenemos mala memoria y en especial la Raza de Bronce, me propongo recordar algunos acontecimientos relacionados directamente con el devenir político, del candidato por el octavo Distrito, el empresario Alejandro Cano Ricaud.

Primeramente, destacaré el garrafal error de su partido, al haberlo escogido como candidato para el Distrito ocho. El candidato Cano, tiene desde el momento en que nació todo su desarrollo infantil, juvenil, social, empresarial y familiar con respecto a su descendencia en el Distrito seis.

Por lo tanto él era el candidato natural para dicho Distrito, ahí se encuentran sus relaciones, amigos y socios empresariales, además, el se maneja como pez en el agua con la clase alta de la capital del Edo. Por su formación social y antecedentes hereditarios no se le da el convivir o coexistir con la clase media y clase baja, por supuesto que esta realidad social no es culpa de él, ya que el ser humano no escoge donde nacer. La pifia inconcebible es de su partido político que lo ubicó en el Distrito equivocado.

Con la información anterior, espero haber respondido a la interrogación que continuamente se hace la clase política chihuahuense, ¿Qué hace Alejandro Cano en el octavo Distrito?

En concordancia con el titulo del presente escrito, “Recordar es Vivir” el candidato Alejandro Cano ingresa a la política, por el sensible y lamentable fallecimiento de Ing. Barousse, ya que su padrino político, el exgobernador Patricio Martínez lo había impuesto como suplente del mencionado Ing.

Barousse, cuando este fue candidato a Presidente Municipal, no obstante que el Sr. Cano, en su vida había pisado las oficinas del PRI. Las protestas de los priístas fueron rápidamente reprimidas.

Ya como Presidente Municipal, la historia registra algunos interesantes acontecimientos dignos de recordar. La cita es únicamente en base, a que ahora, intenta ser diputado Federal por el octavo Distrito. Por lo tanto, vuelve a enfocar los reflectores a su persona, como simple “ciudadano público”.

Como candidato ha efectuado algunas declaraciones y lanzadas algunas promesas que rayan en la total incongruencia, de acuerdo al proceder gubernamental de sus últimos años. Analicemos…

  • El Lic. Cesar Jáuregui acusó al exalcalde Alejandro Cano Ricaud de haber aprobado la concesión del Rastro TIF de la Cd. De Chihuahua a la empresa Corrales San Ignacio, propiedad de los narcotraficantes de Saucillo, los hermanos Arriola. Por una parte, como candidato se queja de la inseguridad en la Capital del Edo. y por la otra, protegió como Presidente Municipal con negocios a los hermanos Arriola. Tres de ellos actualmente presos en México y Estados Unidos.
  • Durante su función como titular de la Secretaria de Desarrollo Industrial, en el actual Gobierno Estatal, Chihuahua perdió más de 100 mil empleos según datos del Seguro Social. Ahora como candidato ofrece “La generación de empleos será la parte fundamental del trabajo que llevaré a cabo como diputado Federal”.
  • Se queja en su campaña política de la falta de pavimentación y luz eléctrica en las colonias de la capital del Edo., cuando la realidad es que la actual administración Municipal, solo en su primer año ha pavimentado y llevado luz eléctrica a las colonia, tres veces más que en el gobierno Municipal de Alejandro Cano, así mismo, a triplicado al día de hoy, la obra pública del exalcalde y ahora candidato a diputado Federal. Por cierto, ante la cascada o lluvia de promesas de Cano Ricaud, pareciese que va como candidato a la Presidencia de la República…..

Si tú, estimado ciudadano, tienes el deseo real de escoger al mejor candidato, me voy a permitir trasmitirte una formula milenaria, debidamente probada. Escoge al candidato que tenga coherencia, “entre lo que piensa, dice y hace”.

Considero que el engaño al electorado, son procedimientos superados y enterrados por la comunidad Chihuahuense. El 5 de julio, tienen la palabra y la acción electoral, los ciudadanos responsables del país y del Edo. ¡He ahí el dilema! Continuamos avanzando o retrocedemos en nuestra incipiente democracia.