Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 23 de enero de 2017

Cargando...
Cargando...

Reforma electoral, contra poder de medios

por Héctor Pérez 296

¿Tendrán el PAN, el PRI y el PRD una respuesta verdaderamente estratégica ante este embate?

La reforma electoral es uno de esos temas en los que uno dice: los Legisladores hoy en día están demostrando al país que son capaces de proveerle a la transición mexicana cambios que traerán enormes beneficios al ciudadano de a pie.

Este gran profesionalismo del Congreso, está siendo empujado por los panistas y por inteligentes y audaces miembros de otros partidos. No sólo me quito el sombrero frente a estos legisladores del PAN sino frente a Carlos Navarrete y algunos de sus cercanos colaboradores. Ese es el perredismo inteligente, ni duda cabe. El que no sigue al Peje.

Hay un grave problema todavía. No me parece que los del PAN estén respondiendo con una adecuada estrategia de defensa de sus posturas frente a este tema.

Y los medios que empujan para que no se les vaya de los manos millonadas de dinero, insultantes para muchos pobres, podrán influir gravemente en los Congresos de los Estados y ante los Gobernadores mas débiles y poco inteligentes, para que este tema de la reforma electoral no prospere. La pelotita ya está en la cancha de los Gobernadores y Congresos locales.

Hasta esos lugares el poder de televisa y de los grandes negocios de la comunicación alcanza con buenos tentáculos. ¿Tendrán el PAN, el PRI y el PRD una respuesta verdaderamente estratégica ante este embate inminente en esta otra cancha?

Los contenidos de esta reforma electoral, si llega a consumarse con la aprobación de los Congresos Locales, ya circulan por el internet en power points y en otros instrumentos.

No viene al caso citar mucho el contenido de esta iniciativa de Ley porque abundará la información, solo diré que a mi me satisface porque los grandes temas de la transición política mexicana y los procesos electorales en el futuro no podrán ser manipulados por el gran poderío de los caciques de la comunicación.

La política se dignificará en la medida en que los propios políticos podrán venderse al electorado con proyectos inteligentes y con ideas innovadoras en los procesos electorales y no tendrán acceso a la charlatanería, que se prepara desde el momento en que se tiene mucho dinero y acceso a medios de comunicación, a quienes no les importa el futuro de México, sino engrosar las bolsas propias con mucha lana.

Ese dinero, que se iba al IFE y de ahí a los partidos políticos ya no llegará facilmente a las bolsas de la élite de la plutocracia de la comunicación, sino que servirá para programas sociales, para el campo, vivienda y las grandes urgencias nacionales. ¡ COMO DIABLOS NO VAMOS A APLAUDIR ALGO ASÍ !

En este tema de haber dejado que el poder económico de ciertos medios creciera nadie está exento. Todos los partidos le han entrado al despilfarro de dinero en guerras de spots. Los medios se han vuelto «EL PAJARILLO DE BLANCAS ALAS» como dice la vieja canción de Napoleón, que por ser bien dotada, todos los partidos quieren rentar.

¿Cuantos extraños personajes, sin talento, están hoy como representantes populares en las Diputaciones y Senadurías, nomás porque se consiguieron buenos padrinos que le metieron lana a rabiar a las precampañas y a las campañas? Con dinero se operó la aceptación de muchos candidatos de baja calidad.

Y ahora, las otras cosas vitales: Facultades al IFE para ¡por fin! fiscalizar no sólo los gastos de campaña, sino de precampaña, y el gasto ordinario de los partidos. Acortar la campaña presidencial a tres meses y las de diputados, a dos. Disminuir drásticamente el financiamiento a los partidos, que siempre se vio como un insulto en un país como México.

Ahora la propaganda sólo podrá administrarla el IFE para todos los partidos, diciendo a las televisoras a qué hora deben cubrir los tiempos oficiales para ello. Nadie podrá contratar espacios para propaganda. Esto estuvo bien, porque el año pasado lo hicieron los del CCE y otros, pero nadie garantiza que el caminito lo aprendan el narco, los poderosos sindicatos y otros entres poderosos y fuentes de poderes fácticos.

No cabe duda, los Diputados y Senadores le están devolviendo el Señorío al Congreso.

Y siguiendo la metodología que se estableció en la Ley para la Reforma del Estado, siguen los otros grandes temas: reelección, segunda vuelta, tamaño del Congreso, etc.

Esperemos otras sorpresas gratas.