14.06°C

Cielo Claro

Chihuahua, Chihuahua



Viernes 8 de febrero de 2008

Renuncian 300 perredistas al sol azteca

Acusan a dirigentes de retroceso como partido de izquierda


Trescientos integrantes del PRD de Chihuahua renunciaron a ese instituto político, como consecuencia de la cerrazón de los dirigentes perredistas a las propuestas constructivas y al retroceso que como partido de izquierda ha tenido en esa entidad el sol azteca.

En una carta enviada a los medios de comunicación, los ahora ex perredistas manifestaron su renuncia a seguir perteneciendo al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

«En Ciudad Juárez se ha perdido la representación de la izquierda en las preferencias ciudadanas por una ineficiente operación de partido, por los intereses sectarios que han sacrificado el rumbo del partido por la defensa de intereses personales», argumentaron.

A nivel municipal, señalan «los vicios de poder nos han llevado a un punto de desprestigio tal que no nos es posible proponer una relación con los juarenses, sin que seamos descalificados por algunos de los personajes que sin ningún escrúpulo han vilipendiado la imagen de este partido y, desgraciadamente, de la izquierda a la que representan».

La carta, de 14 cuartillas de extensión, contiene los puntos en los que se explica la decisión de renunciar al PRD, así como los nombres de 300 integrantes, pero no sus firmas.

En la lista figuran también 29 delegados y delegadas a los consejos estatales y municipales del PRD.

El comunicado detalla problemas entre la dirigencia perredista estatal y municipal, al señalar que algunos miembros del partido en Ciudad Juárez se han empeñado por minar la presencia de fuerzas internas que buscan cambiar la perspectiva del PRD, redireccionar el rumbo, de cara a lo que los chihuahuenses demandan de un partido de izquierda.

Los ex perredistas señalan lamentar «profundamente el hecho de haber tomado esta decisión, por lo que implica para el partido mismo, pero estamos convencidos de que es necesario marcar un punto de inflexión en el desarrollo político de nuestro municipio, nuestras convicciones ideológicas y nuestra voluntad política van más allá de las imposibilidades organizativas de un partido».