Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 15 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

Reo del Cereso ordenaba armas a banda de Columbus

509

Reo del Cereso ordenaba armas a banda de Columbus

Revendían al triple los arsenales traficados

El Paso— Un interno del Centro de Readaptación Social (Cereso) en Ciudad Juárez presuntamente ordenaba la compra de armamento en territorio estadounidense para ingresarlo a México, a la banda de traficantes de armas que operaba en Columbus, entre cuyos integrantes están el ahora ex alcalde y otros funcionarios de esa ciudad.

Se trata de Jesús Molinas, alias “El Mantequillas”, quien fue identificado como una de las personas que supuestamente encargaban armamento al grupo desmantelado en marzo pasado con el arresto de una docena de sus miembros, de acuerdo con el periódico Las Cruces Sun-News.

El medio informativo agregó que parte de las armas adquiridas de este lado de la frontera, como AK-47s y pistolas American Tactical 9 milímetros, tenía la posibilidad de ser revendida hasta en tres veces su costo original, ya en territorio mexicano.

Según la Acusación Formal en contra del ex alcalde, ex policía y ex regidor de Columbus, así como de otras 10 personas, en poder de El Diario de El Paso, entre enero de 2010 y marzo del presente año los acusados presuntamente compraron en una armería de la comunidad de Chaparral unas 200 armas de alto poder para su exportación ilegal a México.

Al menos una docena de armas, la gran mayoría AK-47, que compraron por separado el ex alcalde de Columbus Eddie Espinoza y el ex regidor Blas Gutiérrez entre enero de 2010 y enero de 2011, fueron encontradas en México apenas el pasado febrero y marzo del año en curso, agrega.

La Acusación Formal no especifica el lugar ni cómo fueron confiscadas, pero el periódico Las Cruces-Sun News informó en su edición de ayer que varias de las armas presuntamente fueron encontradas en la escena de un asesinato, un secuestro y durante cateos de operativos antinarcóticos en ciudades fronterizas, sin especificar tampoco cuáles.

El medio informativo agregó que los contrabandistas ganaron 70 mil dólares por los “cuernos de chivo” y las pistolas, “con el potencial de venderlas tres veces más de eso del otro lado de la frontera”.

La Acusación Formal también señala que los inculpados adquirían el arsenal a petición de los cárteles mexicanos.

Lo anterior era “al menos parcialmente bajo las órdenes de Molinas”, indica el periódico Las Cruces-Sun News.

El Cereso tiene registrado a un interno de nombre Jesús Molina Madrid, de 26 años, quien ingresó al penal el 7 de diciembre de 2008 por delitos contra la salud (narcotráfico).

Éste, quien pertenece a la banda del Barrio Azteca, cumple una sentencia de 10 años de prisión, indican informes del penal juarense.

Desde la semana pasada hasta el momento cinco integrantes de la banda se han declarado culpables de tráfico ilegal de armamento.

El último de éstos fue Manuel “Coruco” Ortega, de 25 años y residente de Palomas, México, quien enfrenta hasta 15 años de prisión. Éste se declaró culpable apenas el miércoles ante el juez federal William P. Lynch en Las Cruces.

El martes de la semana pasada también aceptó su culpabilidad Espinoza, de 51 años de edad. El inculpado enfrenta hasta 10 años como castigo en una prisión federal por cada uno de los cargos de contrabando; cinco por cada cargo de conspiración al igual que por cada cargo de falso testimonio, de acuerdo con informes de la Procuraduría General del Distrito Oeste de Texas.

Alberto Rivera, de 40, y residente de Columbus, enfrenta 140 años de prisión al declararse culpable de conspiración y nueve cargos de falso testimonio.

Éste y Espinoza se encuentran bajo custodia de las autoridades federales.

Eva Lucie Gutiérrez, de 22, y residente de Las Cruces, se declaró también culpable de un cargo de conspiración y otro de falso testimonio durante la compra de armas, por lo que enfrenta hasta 10 años de prisión como castigo.

En tanto que el residente de Columbus, Ricardo Gutiérrez, de 25, pudiera pasar hasta 50 años en una prisión federal al aceptar su culpabilidad de un cargo de conspiración, tres de falso testimonio y otros tres de contrabando de armas.

Estos dos últimos se encuentran libres bajo fianza.