13.46°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 27 de octubre de 2008

Reordenarán la Siedo ante corrupción

«Se va a limpiar de tajo cualquier síntoma de tolerancia y corrupción» Eduardo Medina-Mora


«Se va a limpiar de tajo cualquier síntoma de tolerancia y corrupción» Eduardo Medina-Mora

México.- El procurador de la República, Eduardo Medina-Mora, anunció que ante la infiltración del crimen organizado en las estructuras de la institución, el Ejecutivo federal autorizó una reestructuración profunda en la Siedo.

En la lucha contra el crimen organizado «se va a limpiar de tajo cualquier síntoma de tolerancia y corrupción, y prueba de ello es que hasta hoy han sido separados de su cargo 35 agentes del Ministerio Público de la Federación y fiscales», anunció.

En conferencia de prensa el titular de la Procuraduría General de la República (PGR) agregó que la mayor parte de los servidores públicos consignados ante los jueces penales correspondientes tienen al menos 10 años de haber ingresado a la institución.

Ante esa perspectiva, Medina-Mora Icaza anunció que se endurecerán los sistemas de control, de confianza y los exámenes respectivos en la procuraduría.

El funcionario advirtió que con la ley en la mano «vamos a limpiar a la PGR y castigaremos con todo rigor y sin contemplación alguna a los que traicionan a las instituciones y con ello traicionan a México».

Acompañado de la titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), Marisela Morales Ibáñez, el abogado de la nación consideró que se han logrado avances importantes en el combate al crimen organizado.

Señaló que con la detención del coordinador técnico de la SIEDO, Miguel Colorado González, y del director general adjunto a esa coordinación, Fernando Rivera Hernández, se dan pasos importantes para limpiar las estructuras de la PGR que han sido vulneradas.

Medina-Mora Icaza detalló que estos dos funcionarios tenían mando directo sobre los elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) adscritos a dicha área.

Al respecto el gobierno de Estados Unidos, a través del tratado de extradición vigente, solicitó una orden de detención provisional con fines de extradición para Colorado González, la cual fue cumplimentada el domingo.

El procurador aclaró que la investigación aún no concluye; se seguirán mas líneas de trabajo e investigación y se hará comparecer a otras personas que tuvieron acceso a información clasificada para fines ajenos al servicio público.

Indicó que independientemente de las acciones penales ejercidas, se fortalecerá la investigación para descubrir otras ramificaciones «y limpiar de tajo cualquier manifestación de tolerancia o corrupción vinculada a la delincuencia organizada en la PGR».

Eduardo Medina-Mora aseguró que la fortaleza de las instituciones es superior a los problemas causados por la improvisación y al relajamiento de controles de procedimientos y actuaciones ministeriales.

Por naturaleza la delincuencia organizada se opone al cumplimiento de la ley y a la democracia, pero «no habrá pacto ni tregua, tampoco disminuirá un segundo la energía e intensidad del trabajo institucional contra el crimen».

Por ello Medina-Mora anunció que la reestructuración de la SIEDO iniciará tan pronto como el Congreso de la Unión autorice la nueva Ley Orgánica de la PGR y expida su reglamento.

Puntualizó que esta reestructuración partirá desde la especialización de los fiscales, para que estos puedan trabajar en las áreas directivas que señala la Ley Federal en Delincuencia Organizada.

Los servidores públicos de SIEDO «tendrán el más alto nivel profesional, acorde a las atribuciones que les confiere la ley en la materia, y su retribución salarial será la mayor posible conforme a la normatividad y previsiones laborales y presupuestales».

Además la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada contará con un nuevo mecanismo de control y supervisión para la operación ministerial y de sus auxiliares, así como para la actuación de los fiscales.

En esta nueva forma de trabajo la SIEDO tendrá fiscales de la Federación auxiliares, y con ellos deberá atender e integrar investigaciones especiales y de alto impacto que determine el procurador general de la República.