Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 22 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Salud mental depende de la alimentación

130

Salud mental depende de la alimentación

El IMSS recomienda el “Plato del bien comer” para controlar y combatir la ansiedad, fatiga, melancolía o nostalgia

El estilo de vida actual, caracterizado por altos niveles de estrés, provocan síntomas de angustia, fatiga, ansiedad y melancolía, que pueden llevar a cuadros severos de depresión, por ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social recomienda el “Plato del bien comer” para controlar y combatir la ansiedad, fatiga, melancolía o nostalgia.

En los Servicios de Nutrición del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los especialistas sugieren una dieta balaceada con nutrimentos, vitaminas, minerales, ácidos grasos, proteínas, hidratos de carbono, etcétera; ya que la inadecuada alimentación influye en un deficiente funcionamiento del organismo, dijo María del Socorro Santiago Sánchez, Jefa de Oficina de Dietoterapeútica y Enseñanza , en el Departamento de Nutrición y Dietética, del Hospital General de Zona (HGZ) No. 32.

Agregó que el consumo de alimentos lácteos (yogur, leche, crema, quesos) es fundamental para las personas con ansiedad. Deben incluir una o dos raciones diarias de este grupo, ya que su ingestión les ayuda a tener mejor humor y sentirse relajados, de esta manera se evitan momentos de tensión, explicó la nutrióloga del Seguro Social.

Añadió que si la persona tiene melancolía o nostalgia, se le recomienda, además de los productos lácteos, incluir proteínas como: carnes magras, huevo, pollo, pescado, mariscos, así como frutas (naranja, melón, uvas,ciruela, guayaba etc.) y verduras frescas, para que sea una dieta balanceada.

Para los casos de depresión, dijo, se han obtenido resultados favorables con un menú que consiste en: frutas y verduras surtidas; cereales, carne de res y cerdo, huevo, embutidos, pescado, que combinados con leguminosas (frijoles, lentejas, habas) enriquecen la alimentación y mejoran el estado emocional de la persona a bajo costo, precisó la especialista del IMSS.

Habló de la importancia de las vitaminas, que se encuentran en frutas como naranja, guayaba y toronja, uvas, ciruelas, ricas en vitaminas C; verduras y vegetales de color fuerte como jitomate, zanahoria, pimiento rojo, amarillo, betabel, así como en verduras de hoja verde (Complejo B), las cuales complementan una alimentación balanceada.

La Jefa de Oficina de Dietoterapeútica y Enseñanza del HGZ No. 32 indicó que los pescados ricos en ácidos grasos Omega 3 favorecen un buen estado de ánimo; facilitan el proceso de digestión al movilizar los alimentos a través del aparato digestivo y mejora las funciones renales y hepáticas.

Asimismo comentó que el ácido fólico -presente en carnes rojas y verduras de hojas verdes (contienen complejo B)-, está ligado con el sistema nervioso central, por lo que al no incluirlo en el régimen alimenticio, puede provocar depresión.

Agregó que si no se consume el azúcar que necesita el organismo, la persona entra en un proceso de depresión o de ansiedad. Y explicó que si en la mañana no se hace un desayuno completo o por lo menos se toma algún alimento antes de salir de casa (la cena se realizó el día anterior a las 8 de la noche), y el primer alimento es hasta las 10 u 11 de la mañana, es muy prolongado el tiempo que la persona está en ayuno; el organismo está con falta de glucosa y el rendimiento no está al 100 por ciento en la escuela o en el trabajo.

Las personas con padecimientos emocionales que reciben atención en los hospitales psiquiátricos del IMSS, independientemente de dicho tratamiento, también son atendidos en cuanto a nutrición, se les procuran menús ricos en vitaminas y ácidos grasos, que ayudan a disminuir los cuadros estresantes, además de que reciben orientación para evitar alimentos que les son perjudiciales.

Finalmente, la especialista en nutrición reiteró la recomendación de llevar una dieta balanceada, saber combinar los alimentos, aprovechar las frutas y verduras de temporada, y acercarse a los Servicios de Nutrición del Seguro Social, donde personal experto brinda orientación para diversificar los menús con lo necesario para llevar una alimentación equilibrada y tener óptimo estado de salud.