15.72°C

Cielo Claro

Chihuahua, Chihuahua



Domingo 20 de enero de 2008

Secretos a voces

La recesión es un secreto a voces en el vecino País, pero para nosotros pronto puede ser una evidencia inevitable


La recesión es un secreto a voces en el vecino País, pero para nosotros pronto puede ser una evidencia inevitable

El cambio

Los cambios en el gabinete después del primer año de gobierno obedecen por lo general a la necesidad de adecuación del gobierno con la dinámica a la que se enfrenta, así es como pudo haber sido interpretado el cambio del Secretario de Desarrollo Social en días pasados; sin embargo, la renuncia de Francisco Ramírez Acuña a la Secretaría de Gobernación y el consecuente nombramiento de Juan Camilo Mouriño en esa cartera, despierta otras implicaciones.

Mucho se dijo durante el año pasado del papel que Mouriño jugaba como jefe de asesores de la Presidencia de la República, pues su labor parecía ser una extensión del control que ejerció durante el proceso electoral como jefe de la campaña de Felipe Calderón, generando así la idea de una escisión entre el gabinete y el grupo de asesores que lidereaba el ahora Secretario.

El cambio ahora busca unificar los dos frentes de operación presidencial, acabar con el enfrentamiento y generar una visión de unidad hasta ahora inexistente en el Gobierno Federal; le otorga a Juan Camilo Mouriño los reflectores de la Segob, que parece ser lo único que le faltaba para ejercer lo que de facto ya le competía ante un Ramírez Acuña desprestigiado, disfuncional e inconexo. Ahora el que trabaje como Secretario será el que lleve el membrete.

Pero este nombramiento va más allá de un simple reacomodo de piezas al interior, es un mensaje al exterior y una estrategia de ataque, pues el Ejecutivo está uniendo todos sus frentes, creando una barrera fortificada que le servirá para enfrentar las negociaciones necesarias para el manejo del País, sobre todo en lo que toca a las reformas pendientes: el tema del manejo de los energéticos es prioridad en la agenda del nuevo Secretario.

Pero si a eso va esta modificación, habría que preguntarse ¿hacia dónde va ese cambio?, ¿qué es lo que está requiriendo Felipe Calderón para sus negociaciones?, busquemos en el carácter político del Secretario Mouriño las respuestas, y para ello cabe recordar cómo actuó en su papel de jefe de campaña, propiciador de la guerra sucia de spots que enrarecieron gravemente el panorama electoral. Dejemos nuestras reflexiones al tiempo.

La recesión

La economía estadounidense ha entrado en un periodo de recesión económica un tanto crítica: los republicanos se niegan a reconocerla y los demócratas la tratan con tiento, pero lo cierto es que existe un freno evidente en las actividades productivas de este País del norte.

El manejo de la recesión por parte de las cúpulas políticas estadounidenses obedece a intereses diversos, de cara al proceso electoral en el que ya se encuentran inmersos; sin embargo, eso no debe nublar la perspectiva de quienes observamos el fenómeno, mucho más cuando tiene implicaciones directas para nosotros.

Ciudad Juárez es una de las ciudades con mayor crecimiento económico continuo de nuestro País, cuya productividad está basada en el sector maquilador principalmente, combinado con el factor migratorio que permea nuestra dinámica poblacional, pero es un hecho que el capital del que se nutre este sector es casi enteramente estadounidense, no lo hace dependientes de la suerte económica de este País.

La recesión es un secreto a voces en el vecino País, pero para nosotros pronto puede ser una evidencia inevitable que pondrá un freno a las actividades económicas juarenses, con el consecuente impacto a los habitantes de esta zona. Las inversiones, el consumo y los créditos se verán varados, lo que impactará fuertemente, una vez más, en los migrantes.

Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es ednafuerte@gmail.com para sus comentarios. Gracias.