Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 28 de febrero de 2021

Cargando...
Cargando...

Seguirá EU deportando criminales por Juárez

48

Seguirá EU deportando criminales por Juárez

Las autoridades estadounidenses deben dejar de deportar a criminales por Juárez: José Reyes Ferriz

Las autoridades estadounidenses deben dejar de deportar a criminales por Juárez o, al menos, dar aviso a su contraparte mexicana para evitar que esta ciudad continúe siendo un punto de concentración de delincuentes, expuso ayer el alcalde José Reyes Ferriz en la Sexta Conferencia Anual de Seguridad Fronteriza.

“Debemos parar la concentración de criminales en Juárez”, dijo ante las decenas de funcionarios federales norteamericanos presentes en el evento, entre ellos la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

Al respecto, la funcionaria se comprometió a darle seguimiento a las peticiones del alcalde juarense, aun cuando enfatizó que las deportaciones de criminales extranjeros proseguirán.

“No vamos a parar las deportaciones, pero sí haremos ajustes a los lugares a donde los estamos deportando”, dijo en conferencia de prensa.
“También informaremos a Juárez para que sepan con tiempo de las personas que deportaremos”, agregó.

El presidente municipal indicó que al año son repatriadas 7 mil personas que cometieron diversos actos ilegales en Estados Unidos, entre ellos pandilleros que integran grupos como Los Aztecas, de los que al menos 9 mil están en Ciudad Juárez, 2 mil encarcelados y 7 mil en las calles.

Hace cinco o seis años, especificó, había sólo mil miembros de ese grupo delictivo en la localidad fronteriza mexicana.

En su intervención, Reyes Ferriz también habló de la intervención del Ejército Mexicano en las tareas de vigilancia preventiva, las que calificó como un éxito.

Aseguró que las fuerzas castrenses están bajo su mando, y que los comandantes de la Operación Conjunta Chihuahua (OCCH) fungen como sus asesores, por lo que la seguridad está en manos de civiles a pesar de la participación militar.

El evento, realizado en el campus de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), estuvo presidido por Napolitano y también participaron decenas de miembros de las fuerzas de seguridad de Estados Unidos.

El alcalde juarense fue uno de los participantes en el panel “La Importancia de Fortalecer a la Sociedad Civil, el Comercio y la Academia”, junto al congresista Bob Filner; al director de Política Migratoria de la Cámara de Comercio, Angelo Amador; al director de la Misión México de la Agencia para el Desarrollo Internacional, Rodger Garner; y a la profesora de Ciencias Políticas de UTEP, Kathleen Staudt.

Durante su turno, Reyes Ferriz declaró que es importante que se realicen eventos como el de ayer para que se pueda visualizar la perspectiva que se tiene desde el lado mexicano acerca de las problemáticas que se registran en la frontera.

Ante el público congregado en la sala 106 del edificio del Centro de Aprendizaje para Subgraduados, el edil juarense expuso que durante los últimos 20 años México no creció lo que se esperaba, en cambio la frontera tuvo un boom con la industria maquiladora, por lo que Ciudad Juárez comenzó a alojar a personas que provenían de otros lugares del país en donde no había trabajo.

Mencionó que los salarios pagados en el lado mexicano de la frontera triplicaban lo que se ganaba en otras localidades, por lo que familias enteras se trasladaron a la frontera, pero no se identificaron los problemas que esta situación acarrearía.

Mencionó que los gobiernos comenzaron a invertir en infraestructura para la maquiladora, pero dejaron de lado aspectos como la sociedad civil y la seguridad, que engendraron conflictos que ahora deben de ser corregidos.
El primer error que se tiene que enmendar es el de la seguridad, luego que la fuerza policiaca creció en los últimos 10 años sólo un 20 por ciento, mientras que la población civil se duplicó.

Cuando Reyes Ferriz inició su gestión, a finales del 2007, había mil 500 policías, cuando los requeridos eran cuatro mil.

Además, se enfrentó el problema de la corrupción, que es un fenómeno nacional y no único en Ciudad Juárez, por lo que se “limpió” la mitad de la Policía Municipal en circunstancias terribles.

El presidente municipal indicó que la guerra nacional en contra del crimen organizado era necesaria y ha sido exitosa, pero esa circunstancia agravó los conflictos en la frontera.

“Tenemos el respaldo del Ejército Mexicano, y aunque algunas personas dicen que no ha servido yo clasifico su intervención como muy exitosa”, añadió.

Bajo el comando de autoridades civiles, la entrada del Ejército Mexicano a la vigilancia preventiva logró bajar los delitos en marzo, abril y mayo de este año, sin embargo hubo un incremento en junio y julio, pero esta circunstancia no demuestra que el OCCH haya fracasado, dijo.

Indicó que uno de los síntomas del daño hecho a las organizaciones criminales es que del narcotráfico pasaron a realizar extorsiones, secuestros y hasta asaltar bancos debido a que el flujo de dinero proveniente de actividades ilegales fue cortado.

Ahora, agregó, sigue la segunda parte de la estrategia anticrimen, que es la más difícil ya que se tiene que crear nuevas oportunidades de trabajo y fomentar valores positivos en la sociedad, lo que se debe hacer en conjunto con el gobierno de Estados Unidos.

El resto de los participantes en el panel se enfocaron también en la necesidad de una participación binacional en la resolución de los conflictos fronterizos, tales como la seguridad y los cruces fronterizos.

Coincidieron en que las políticas actuales del gobierno federal estadounidense están llevando a fracturar una tradicional relación entre las comunidades mexicanas y de ese país que están en la línea limítrofe, lo que afecta no sólo las cuestiones económicas, sino las familiares y las culturales.

Incluso indicaron que la seguridad del lado norteamericano debe ser eficiente para ser efectiva, por lo que es innecesario retrasar a los ciudadanos que viajan a través de la frontera porque el 99 por ciento son personas que cruzan a hacer negocios, a visitar a sus parientes, a divertirse o a estudiar.